¿Un virus extraterrestre cambió el ADN de los pulpos?


¿Un virus extraterrestre cambió el ADN de los pulpos?

Investigadores de 33 universidades de todo el mundo han realizado desde 2015 un estudio muy importante sobre la vida en nuestro planeta. En el estudio han encontrado evidencias de que la vida se formó por virus extraterrestres que vinieron del espacio. El pulpo es un ejemplo de como este ser surgió aparentemente de la nada en cuanto a la observación de sus mutaciones en el ADN.

Entre sus conclusiones destaca la de que a nuestro planeta han llegado, y llegan actualmente, organismos completos, tanto vegetales como animales, y no solo moléculas orgánicas, como se creía hasta ahora. Organismos que pueden dar lugar a nuevas líneas evolutivas, a «explosiones de vida» como la que sucedió hace casi 500 millones de años en el Cámbrico, o adptarse a las condiciones de nuestro mundo y prosperar en él, como sería el caso de los pulpos.

El estudio se titula «Causa de la explosión del Cámbrico: ¿Terrestre o cósmica?», y en él los autores revisan la teoría de la Panspermia y sostienen, por un lado, que el origen de la vida no se produjo en la Tierra. Y por otro, aún más controvertido, que la mayor fuente de innovación genética (que permite la evolución de las especies) no se encuentra en la selección natural de mutaciones aleatorias ventajosas, sino en una continua «lluvia de materia viva extraterrestre»

Los investigadores presentan junto a su trabajo una enorme cantidad de evidencias, pruebas que otros científicos no se han atrevido aún a rebatir, afirmando que los argumentos de Steel y sus colegas son «plausibles, pero no convincentes», ya que cualquiera de esas evidencias podría, también, «ser explicada en otros términos».

En su polémico artículo, los autores sostienen que «la vida fue sembrada aquí, en la Tierra, por cometas portadores de vida que, tan pronto como las condiciones del planeta lo permitieron, floreció, hace aproximadamente 4.100 millones de años». Pero van mucho más allá y añaden que los cometas también podrían estar entregando continuamente a la Tierra «organismos vivos, como bacterias resistentes al espacio, virus, células y organismos eucariotas más complejos… quizá incluso óvulos fertilizados y semillas de plantas que ayudaron a impulsar aún más el progreso evolutivo de la biología terrestre».

La clave, en los retrovirus

Una buena parte del trabajo de los investigadores, y de las pruebas presentadas en favor de la panspermia, giran alrededor de la capacidad transformadora de los retrovirus, diminutas criaturas «diabólicamente inteligentes» que son capaces, por medio de la «transferencia horizontal» de genes, de integrar su propio material genético en el genoma de los huéspedes infectados para obligarles a producir más virus.

Curiosamente, si los retrovirus infectan células germinales (como espermatozoides u óvulos), el organismo resultante transmitirá íntegramente el retrovirus a toda su descendencia. En otras palabras, el material genético adquirido (el de los retrovirus) se convertirá en una parte de la herencia que el organismo huesped transmita a su progenie.

De entre todos los cefalópodos, el pulpo es sin duda el más intrigante, ya que sus increíbles características (un sistema nervioso complejo, ojos sofisticados o su capacidad de camuflaje) aparecieron de forma repentina en su historia evolutiva. De hecho, según los investigadores, los genes necesarios para que surgieran todas estas capacidades no están presentes en ninguno de sus antepasados. Lo cual podría ser una prueba de que fueron tomados directamente del Cosmos.

Cuando el genoma del pulpo se publicó en Nature, el 13 de agosto de 2015, suscitó más preguntas que respuestas. Ya entonces, algunos de los científicos que trabajaron en su secuenciación se referían a este animal como a «lo más parecido a un extraterrestre» en nuestro propio planeta.

Si los científicos tienen razón, todo el Universo estaría lleno de vida, quizá especies inteligentes similares a los pulpos.

El investigador Iván Martínez nos trae este fascinante tema en el siguiente videoprograma.

El estudio científico se ha publicado en la revista Science.


Like it? Share with your friends!

Fernando T.

Editor en CodigoOculto.com / Miembro e investigador de MUFON / Ingeniero informático (el resto de mi día) Me encanta obtener y difundir conocimiento, mis temas preferidos: ciencia, astronomía, astrobiología, astrofísica; y por supuesto, todos los misterios de nuestro universo. Sígueme en redes sociales para estar al tanto de los artículos que aquí difundimos. Te agradezco por tu visita y lectura.

One Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Excelente artículo siempre creo q no estamos solos más por vivencias de las q he Sido testiga, un saludo desde Colombia