Hallan esqueleto de 2000 años de un hombre muy desafortunado, en Pompeya

Hallan esqueleto de 2000 años de un hombre muy desafortunado, en PompeyaParco Archeologico di Pompei

Un equipo  de arqueólogos en Pompeya han descubierto un esqueleto sin cabeza de un desafortunado hombre que parece haber muerto en la gran explosión del Monte Vesubio en 79 d. C. El hombre habría muerto decapitado por una gran piedra de 1 metro de longitud, determinaron los investigadores.

La víctima tenía aproximadamente un poco menos 30 años, y fue hallado en un nuevo sitio de excavación inexplorado llamado Regio V, ubicado al norte de la ciudad, según anunció un comunicado del Parco Archeologico di Pompei.

«Estamos cavando por todas partes», tratando de encontrar la cabeza, dijo Massimo Osanna, director general del Pompeii Archaeological Park. La roca parece haber aplastado el pecho y la cabeza del hombre. Aunque el hombre murió al tratar de huir después de la erupción, probablemente no fue asesinado por la roca, sino por la densa capa de ceniza caliente, lava y gas , o «flujo piroclástico», que se vertió en el área, dijo Osanna.

Los arqueólogos encontraron su cuerpo en el primer piso de un edificio, sobre una capa de «lapilli» o pequeños fragmentos de roca del volcán. El esqueleto estaba en una posición que indicaba que el hombre había sido arrojado hacia atrás por la fuerza, probablemente por el flujo piroclástico, dijo Osanna. Dado que el hueso de la tibia del hombre tenía lesiones, los científicos sospechan que pudo haber tenido una infección ósea que le impidió escapar rápidamente, dice el comunicado.

En febrero pasado, en otro sitio de excavación, los científicos también descubrieron el esqueleto de un niño de 7 u 8 años que creen que buscaba seguridad en un baño público, pero fue sofocado por nubes de cenizas.

Arqueólogos excavaron el esqueleto de un hombre decapitado que se cree que huía de la catastrófica erupción del Monte Vesubio en el año 79 d.C.

Arqueólogos excavaron el esqueleto de un hombre decapitado que se cree que huía de la catastrófica erupción del Monte Vesubio en el año 79 d.C. Crédito: Parco Archeologico di Pompei

El hombre y el niño, hallados hasta ahora, son solo dos de las miles de personas que se cree que perecieron en la catastrófica explosión del Monte Vesubio que ocurrió hace casi 2.000 años, enterrando Pompeya por debajo de 6 a 7 metros de cenizas volcánicas. Estas capas de cenizas preservaron los esqueletos y han estado dando a los científicos una visión de la vida y la muerte en la antigua ciudad romana desde que comenzaron las excavaciones en el siglo XVIII.

Pero con nuevas técnicas de excavación, como drones, escaneo láser y fotogrametría (realizando mediciones a partir de fotografías), los nuevos hallazgos esqueléticos pueden proporcionar una historia más detallada de la antigua Pompeya y su desaparición, dijo Osanna. Con todas las diferentes tecnologías, «ahora podemos documentar todo», dijo.

Siendo el único volcán activo en Europa continental, los científicos todavía se preocupan por el potencial del Monte Vesubio de infligir daños graves en las cercanías de Nápoles y otras ciudades. Después de todo, destruyó Pompeya en solo 25 horas.

Fuente: Live Science

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Al dejar un comentario se solicitan datos como tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en las próximas visitas. Para enviar un comentario debes primero leer y aceptar nuestras Políticas de Privacidad