Este efecto podría impedir que encontremos civilizaciones extraterrestres

Este efecto podría impedir que encontremos civilizaciones extraterrestres

En los años 90 dos psicólogos de EE.UU. realizaron un sencillo experimento que consistía en ver un corto vídeo de dos grupos de personas, un grupo vestidos de blanco y el otro de negro, quienes se pasaban una pelota. Se les pidió a los observadores  que cuenten el número de pases realizados entre los jugadores vestidos de blanco. En el transcurso de la escena, entró un niño disfrazado de gorila, paseándose entre los grupos y realizando gestos corporales. De manera increíble, más dela mitad  de los observadores no vieron al «gorila».

Este ensayo demostró un fenómeno psicológico conocido como «ceguera por falta de atención», en el que un individuo no logra percibir un estímulo aunque lo tenga a la vista.

Ahora, los neuropsicólogos Gabriel de la Torre y Manuel García de la Universidad de Cádiz en España, han planteado que esto mismo podría estar evitando que los científicos hallen señales de vida extraterrestre

Según los científicos, la señales extraterrestres podrían estar manifestándose de formas en que los humanos no las están buscando.

Gabriel de la Torre dijo en un comunicado:

Cuando pensamos en otros seres inteligentes, tendemos a verlos desde nuestro tamiz perceptivo y de conciencia, sin embargo, estamos limitados por nuestra visión sui generis del mundo, y es difícil para nosotros admitirlo. Estamos tratando de contemplar otras posibilidades, por ejemplo, seres de dimensiones que nuestra mente no puede captar, o inteligencias basadas en materia oscura o formas de energía, que constituyen casi el 95% del universo y que apenas estamos empezando a vislumbrar. Incluso existe la posibilidad de que existan otros universos, como lo indican los textos de Stephen Hawking y otros científicos”.

Los autores han sugerido en la investigación que nuestra propia psicología desempeña un papel importante en la búsqueda de lo que llaman «seres no terrestres», un término que usan para evitar las comparaciones con las historias de extraterrestres de Hollywood.

Para la realización del estudio se reunió a 137 personas y se les pidió que distinguieran diversas fotografías aéreas que contenían estructuras artificiales como edificios y carreteras, otras con elementos naturales como montañas y ríos. Entonces los investigadores agregaron una pequeña figura de un gorila en una de las imágenes para verificar si los participantes lo notaban.

Imagen aérea en la que se insertó una pequeña figura de gorila (arriba a la izquierda) para el experimento

Imagen aérea en la que se insertó una pequeña figura de gorila (arriba a la izquierda) para el experimento. Crédito: NASA

Gracias a esta investigación, descubrieron que los resultados obtenidos eran similares al experimento original de los años 90, y muchos participantes no notaron la figura del gorila en la imagen.

Es así que debido a que nuestra concepción del espacio se ve limitada por nuestro cerebro, las señales de vida extraterrestre que podrían estar frente a nosotros, pero no podríamos verlas o identificarlas. De acuerdo a De la Torre, este es un ejemplo que ha denominado el «Efecto de Gorila Cosmico».

En el estudio, los investigadores también han propuesto una novedosa forma de clasificar las posibles civilizaciones inteligentes mediante cinco factores: biología, longevidad, aspectos psicosociales, progreso tecnológico y distribución del espacio. Según los investigadores, las clasificaciones existentes en la actualidad solo se centran en cuánta energía puede aprovechar una civilización.

De la Torre agregó:

El hecho de que nosotros utilicemos señales de radio no significa necesariamente que otras civilizaciones también las usen, o que el uso de recursos energéticos y su dependencia sean los mismos que nosotros”.

Esta es la nueva categorización propuesta:

Civilización de Tipo 1: Sería similar a la nuestra en el sentido de que podríamos extinguirnos si utilizamos la tecnología o los recursos planetarios de mala manera. Sin embargo, si sobrevivimos a largo plazo, podríamos progresar al siguiente nivel.

Civilización de Tipo 2: Tendrían control sobre la energía cuántica y gravitacional, el espacio-tiempo y la capacidad de explorar galaxias enteras.

Civilización de Tipo 3: Los seres que integrarían esta civilización serían seres exóticos e inmortales, con el poder de atravesar múltiples dimensiones y manipular la energía oscura y la materia.

El estudio científico ha sido publicado en la revista Acta Astronautica.

Artículo escrito por: Fernando T. para CodigoOculto.com

Síguenos en nuestra nueva página de Facebook: Código Oculto Oficial.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Al dejar un comentario se solicitan datos como tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en las próximas visitas. Para enviar un comentario debes primero leer y aceptar nuestras Políticas de Privacidad