Volcanes de hielo en Europa, luna de Júpiter ¿La protagonista de un nuevo anuncio de NASA?

Volcanes de hielo en Europa, luna de Júpiter ¿La protagonista de un nuevo anuncio de NASA?

Crédito: NASA

La Agencia Espacial de EEUU tomó varias imágenes nítidas de los llamados criovolcanes ubicados en Europa, la sexta luna de Júpiter, según el sitio web de la entidad.

En las fotografías —captadas por el telescopio orbital Hubble entre los años 2014 y 2016— se puede ver las columnas de agua de 50 y 100 kilómetros de altura, respectivamente, expulsadas por los volcanes, los cuales fueron descubiertos por la sonda espacial Galileo en 1990.

En los estudios realizados, los científicos de Cassini anuncian que una forma de energía química con que la vida puede alimentarse parece existir en la luna Encelado de Saturno, y los investigadores de Hubble informan de evidencia adicional en las erupciones ocurridas en la luna Europa de Júpiter.

«Esto es lo más cercano que hemos llegado, hasta el momento, a la identificación de un lugar con algunos de los ingredientes necesarios para un ambiente habitable», dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado del Directorio de Misiones Científicas de la NASA en la sede en Washington. «Estos resultados demuestran la naturaleza interconectada de las misiones científicas de la NASA, que está permitiendo acercarnos a responder acerca de si estamos solos o no.»

Estas imágenes compuestas muestran un presunto penacho de material en erupción con dos años de diferencia desde el mismo lugar en Europa, la luna helada de Júpiter. Los dos penachos, fotografiados en luz UV por el Hubble, fueron vistos en silueta cuando la luna pasó por delante de Júpiter.

Estas imágenes compuestas muestran un presunto penacho de material en erupción con dos años de diferencia desde el mismo lugar en Europa, la luna helada de Júpiter. Los dos penachos, fotografiados en luz UV por el Hubble, fueron vistos en silueta cuando la luna pasó por delante de Júpiter. Créditos: NASA / ESA / STScI / USGS

El papel de los investigadores con la misión Cassini , publicado en la revista Science, indica gas hidrógeno, que potencialmente podría proporcionar una fuente de energía química para la vida, que se vierte en el subsuelo marino de Encelado, producto de la actividad hidrotermal en el fondo marino.

La presencia de grandes cantidades de hidrógeno en el océano de la luna significa que los microbios – si existen allí – podrían utilizarlo para la obtención de energía mediante la combinación del hidrógeno con dióxido de carbono disuelto en el agua. Esta reacción química esconocida como «la metanogénesis», ya que produce metano como subproducto, el cual se encuentra en la raíz del árbol de la vida en la Tierra, e incluso podría haber sido fundamental para el origen de la vida en nuestro planeta.

La vida tal como la conocemos depende de tres factores principales: el agua líquida; una fuente de energía para el metabolismo; y los ingredientes químicos adecuados, principalmente carbono, hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, fósforo y azufre. Con este hallazgo, Cassini ha demostrado que Encelado – una pequeña la luna helada a mil millones de millas más lejos del Sol que la Tierra – tiene casi todos estos ingredientes para la habitabilidad. Cassini aún no ha mostrado que el fósforo y azufre estén presentes en el océano, pero los científicos sospechan que lo encontrarán, ya que creen que el núcleo rocoso de Encelado es químicamente similar a los meteoritos que contienen los dos elementos.

El óvalo verde destaca las plumas que Hubble observó en Europa. La zona también corresponde a una zona caliente en la superficie de Europa. El mapa se basa en las observaciones de la nave espacial Galileo.

El óvalo verde destaca las plumas que Hubble observó en Europa. La zona también corresponde a una zona caliente en la superficie de Europa. El mapa se basa en las observaciones de la nave espacial Galileo.
Créditos: NASA / ESA / STScI / USGS

El documento detalla nuevos hallazgos del telescopio espacial Hubble, publicado en The Astrophysical Journal Letters, informa sobre las observaciones de Europa desde 2016 en el que se observó un penacho probable de materiales en erupción desde la superficie de la luna en el mismo lugar donde Hubble vio evidencia de un penacho en 2014. Estas imágenes refuerzan la evidencia de que los penachos de Europa podrían ser un fenómeno real, y que ocurrirían de forma intermitente en la misma región de la superficie de la luna.

El penacho recién fotografiado se eleva a aproximadamente 62 millas (100 kilómetros) por encima de la superficie de Europa, mientras que el observado en 2014 posee aproximadamente 30 millas (50 kilómetros) de altura. Ambos corresponden a la localización de una región extraordinariamente cálida que contiene características que parecen ser las grietas en la corteza helada de la luna, visto a finales de 1990 por la nave espacial Galileo de la NASA. Los investigadores especulan que, como Encélado, esto podría ser evidencia de agua en erupción desde el interior de la luna.

Los investigadores dicen que si las plumas y el punto caliente están vinculados, podría significar que el agua que se dispersó desde debajo de la corteza helada de la luna está calentando la superficie circundante. Otra idea es que el agua expulsada por el penacho cae sobre la superficie como una niebla fina.

Futuras exploraciones de mundos oceánicos de la NASA ocurirán mediante el monitoreo del Hubble de la actividad de Europa y de la investigación a largo plazo de la Cassini en Encelado. En particular, ambas investigaciones están sentando las bases para la misión Clipper a Europa, que está previsto para su lanzamiento en la década de 2020.

«Si hay plumas en Europa, ya que ahora lo sospechamos fuertemente, con la misión Europa Clipper estaremos listos para ellos», dijo Jim Green, director de Ciencia Planetaria, en la sede de la NASA.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0