Quetzalcóatl: De serpiente emplumada a dios creadorQuetzalcóatl como serpiente emplumada en Teotihuacán

Quetzalcóatl: De serpiente emplumada a dios creador

Quetzalcóatl fue uno de los más importantes dioses del antiguo panteón mesoamericano. Su aspecto icónico se encuentra identificado en el propio nombre de este dios. Quetzalcóatl es una combinación de dos palabras del náhuatl (el idioma de los aztecas), quetzal, el ave de pluma color esmeralda, y cóatl, que significa serpiente. De este modo, Quetzalcóatl, es comúnmente también conocido como la Serpiente Emplumada.

En busca del origen de Quetzalcóatl

Pero esta deidad fue conocida también por otros nombres entre otras civilizaciones de Mesoamérica. El pueblo Maya, por ejemplo, se refería a Quetzalcóatl como Kukulkán, mientras que los Quiché de Guatemala conocían a este Dios como Gucumatz.

El dios Azteca Quetzalcóatl tal y como aparece representado en el Códice Telleriano-Remensis (siglo XVI)

El dios Azteca Quetzalcóatl tal y como aparece representado en el Códice Telleriano-Remensis (siglo XVI)

Las raíces de Quetzalcóatl, al menos bajo la forma de serpiente emplumada, pueden rastrearse hasta remontarnos a la civilización olmeca, que existió aproximadamente entre los siglos XIII a. C. y V a. C. Puede encontrarse una representación de la serpiente emplumada divina en una famosa piedra grabada olmeca conocida como Monumento 19 de La Venta, en el que aparece un hombre sentado ante esta criatura. El culto a Quetzalcóatl, sin embargo, sólo surgió varios siglos después, durante el Período Clásico Tardío.

Fotografía de Estela 19 de La Venta, la representación más antigua conocida de la Serpiente Emplumada en Mesoamérica.

Fotografía de Estela 19 de La Venta, la representación más antigua conocida de la Serpiente Emplumada en Mesoamérica. Crédito: Audrey and George Delange

Nuevos atributos de Quetzalcóatl

Una de las civilizaciones de este periodo en la que Quetzalcóatl era adorado fue la civilización de Teotihuacán, que existió entre los siglos III d. C. y VIII d. C. Parece que las gentes de esta civilización adoraban a Quetzalcóatl como dios de la vegetación, una deidad de la tierra y el agua que estaba estrechamente conectada a Tláloc, dios de la lluvia. Ciertos cambios sustanciales se produjeron en el culto a Quetzalcóatl cuando los toltecas llegaron al poder. Durante este período, Quetzalcóatl se transformó en dios de la estrella de la mañana y de la tarde – mientras que la guerra y los sacrificios humanos, rasgos esenciales de esta cultura, estaban relacionados con la adoración de los cuerpos celestes.

Quetzalcóatl bajo la forma de serpiente emplumada, tal y como aparece representado en el Códice Telleriano-Remensis.

Quetzalcóatl bajo la forma de serpiente emplumada, tal y como aparece representado en el Códice Telleriano-Remensis.

El papel de Quetzalcóatl como deidad solar se mantuvo durante el periodo azteca, aunque en esta época recibió además otras atribuciones diversas. Por ejemplo, Quetzalcóatl fue asociado al planeta Venus, se convirtió en el protector de los orfebres y otros artesanos, y era considerado además el dios del aprendizaje, la ciencia, las artes, los oficios y la agricultura. Quetzalcóatl también se dice que habría inventado el calendario y descubierto el maíz, dos elementos importantes de la civilización Azteca. Por otra parte, Quetzalcóatl se convirtió en un dios fuertemente vinculado a los vientos, específicamente a los que traían las nubes de lluvia, muy importantes para una sociedad cuya subsistencia dependía en gran medida de la agricultura.

Montezuma ofrece incienso a Quetzalcóatl

Montezuma ofrece incienso a Quetzalcóatl

Quetzalcóatl en los mitos de la creación

Lo más importante, sin embargo, es la elevación de Quetzalcóatl a la categoría de dios creador. Según los aztecas, Quetzalcóatl era uno de los cuatro hijos de Tonacatecuhtli y Tonacacíhuatl, pareja de dioses creadores originales. A Quetzalcóatl y a uno de sus hermanos, Tezcatlipoca, se les asignó la tarea de crear el mundo.

En una versión del mito, los dos hermanos luchan constantemente entre sí, lo que dio lugar a la creación y destrucción de varias edades sucesivas. Durante la Primera Edad, por ejemplo, Quetzalcóatl atacó a Tezcatlipoca con una maza de piedra, lo que provocó que su hermano enfurecido diera órdenes a sus jaguares para que devorasen a todos los seres humanos. Los aztecas creían que este ciclo de creación y destrucción se produjo en cuatro ocasiones, y que actualmente estamos viviendo en la Quinta Edad.

Quetzalcóatl en el Códice Tovar, manuscrito posterior a la conquista.

Quetzalcóatl en el Códice Tovar, manuscrito posterior a la conquista.

En una versión alternativa del mito, los dos hermanos son más cooperativos, consiguiendo crear la tierra y el cielo al transformarse en serpientes gigantes y partir por la mitad a un monstruoso reptil hembra conocido como Tlaltcuhtli (o Cipactli). Los dos dioses crearon entonces el sol y la luna, el primer hombre, la primera mujer y otros dioses.

El fin de Quetzalcóatl

Hay un mito tolteca que describe cómo Quetzalcóatl llegó a su fin. En este mito, el dios era un rey sacerdote de Tula, y nunca ofrecía sacrificios humanos, solo de plantas o pequeños animales. Según una versión alternativa de este mito, el dios solamente aceptaba tales sacrificios, pero no la sangre humana. En cualquier caso, Tezcatlipoca estaba descontento con Quetzalcóatl y quería deshacerse de él. Tezcatlipoca logró entonces emborrachar a Quetzalcóatl, lo que llevó al dios a cometer incesto con su propia hermana, Quetzalpétatl. Al despertar, Quetzalcóatl estaba tan avergonzado de sí mismo que caminó sin rumbo hasta alcanzar la costa atlántica. En una versión del mito, el dios construye una pira y se inmola en ella. En otra, zarpa hacia el este en una balsa hecha de serpientes.

Estatua de Quetzalcóatl como serpiente emplumada

Estatua de Quetzalcóatl como serpiente emplumada

Este artículo fue publicado anteriormente en Ancient Origins en español y ha sido publicado nuevamente en CodigoOculto.com con permiso.

COMMENTS

WORDPRESS: 1
  • comment-avatar
    enene 2 semanas

    NO NOS ENGAÑEMOS CREYENDO QUE “SOMOS MÁS SABIOS” QUE NUESTROS ANCESTROS. LO QUE ES CIERTO ES QUE, EL EGO, LA IGNORANCIA Y LA SABIDURÍA SIEMPRE HAN EXISTIDO; EN TODAS LAS ÉPOCAS HAN EXISTIDO Y EXISTIRÁN, POR LA LEY DEL EQUILIBRIO, PARA QUE EL UNIVERSO EXISTA. CADA ENERGÍA ES PUESTA EN EL LUGAR QUE LE CORRESPONDE. SÓLO AQUEL QUE CONOCE LO QUE DICEN LOS SÍMBOLOS DEL ARTE REGIO, PODRÁ INTERPRETAR SU SIGNIFICADO, SABIO O CONOCEDOR, NO ES AQUEL QUE TIENE UNA BUENA MEMORIA, SABE LEER Y/O TENGA UN TÍTULO O MASTERADO, SIMPLEMENTE TIENE UN DOCUMENTO CON FIRMAS, EL SABIO Y LA SABIDURÍA ES OTRA COSA (ES COMPROBACIÓN CON LA CONCIENCIA NO ES CUESTIÓN DE INTELECTUALISMOS, SUPUESTOS O TEORÍAS REBUSCADAS…). ANTIGUAMENTE EXISTÍA MÁS SABIDURÍA, EL PROBLEMA ES QUE, EL SER “HUMANO” SIEMPRE HEMOS CAÍDO POR NUESTROS DEFECTOS (EL EGO) ESPECIALMENTE LA IRA Y LA LUJURIA (USO DEL SEXO DESORDENADAMENTE). EN TODO EL PLANETA EXISTEN SÍMBOLOS Y ENSEÑANZAS “OCULTAS” ESPECIALMENTE EN LA PIEDRA, PARA QUE PERDURE EL MENSAJE. EN LA INTERPRETACIÓN CORRECTA DE LAS CARACTERÍSTICAS DEL AVE, EL QUETZAL (ES OBVIO QUE VUELA…); Y LA SERPIENTE (CASI TODAS SON RÁPIDAS CUANDO ESTÁN ALERTAS…). LA CLAVE ESTÁ EN EL MANEJO SABIO DE TODAS NUESTRAS ENERGÍAS, ESPECIALMENTE LA ENERGÍA SEXUAL, LA CUAL ES CREADORA. SER “TRAGADO” POR LA SERPIENTE ES UN SIMBOLISMO EXTRAORDINARIO QUE TIENE QUE VER PRECISAMENTE CON LA ENERGÍA MÁS PODEROSA QUE EXISTE EN TODO EL UNIVERSO: LA ENERGÍA DEL AMOR; PERO, POR FAVOR NO SE REFIERE A LA PALABRA “AMOR” QUE LA MAYOR PARTE DE LA HUMANIDAD LA USA MAL EN NOVELAS, TELE-NOVELAS, CINE, O CUANDO LE DECIMOS A ALGUIEN: “TE AMO”. CUANDO ENTENDAMOS QUE EL VERDADERO AMOR ES SACRIFICIO CONSCIENTE; RECIÉN AHÍ, ENTENDEREMOS ESOS SÍMBOLOS…

  • DISQUS: 0