En busca de la flota perdida de Hernán Cortés y los Tesoros de los Aztecas

En busca de la flota perdida de Hernán Cortés y los Tesoros de los Aztecas

La búsqueda de la flota perdida de Hernán Cortés –el hombre que invadió y conquistó América Central– se iniciará en breve. Los arqueólogos sugieren que estos barcos perdidos probablemente se encuentren en el fondo del Golfo de México, y podrían albergar tesoros de valor incalculable robados a los aztecas.

Hernán Cortés capitanea a los Conquistadores para destruir el Imperio azteca

Hernán Cortés fue el conquistador español responsable de la caída del Imperio azteca. Nació en el año 1485 en Medellín, España, y formó parte del primer grupo de colonos españoles en el continente americano. Su familia pertenecía a la pequeña nobleza de la época. Comenzó su vida en el Nuevo Mundo en La Española (isla del Caribe).

Más tarde, Cortés viajó a Cuba, donde se convirtió en magistrado de la segunda ciudad española fundada en la isla. En 1519 fue elegido capitán de la tercera expedición al continente: una expedición en parte financiada por él mismo. Sin embargo, su enemistad con el Gobernador de Cuba, Diego Velázquez de Cuéllar, tuvo como consecuencia la cancelación de la expedición en el último momento.

Cortés ignoró completamente la orden y siguió con su plan de derrocar el Imperio azteca. Durante su expedición ordenó numerosas atrocidades contra los aztecas: la muerte de gente inocente, la destrucción de antiguos asentamientos y el saqueo de tanto oro como le fue posible. Por estos actos detestables, Cortés fue premiado con el título de Marqués del Valle de Oaxaca. En 1541, Cortés regresó a España, donde moriría de pleuresía seis años más tarde a la edad de 62 años.

Cortés y sus soldados, protegidos con robustas corazas, se abren camino en Tenochtitlán

Cortés y sus soldados, protegidos con robustas corazas, se abren camino en Tenochtitlán

El misterio de la flota perdida de Hernán Cortés

Hernán Cortés llegó a Yucatán, México, en 1519, resuelto a conquistar el Imperio azteca, hegemónico entonces en América Central. International Business Times informa de que, casi medio milenio más tarde, un equipo de investigadores mexicanos está decidido a descubrir la flota perdida de Hernán Cortés y examinar meticulosamente sus barcos a fin de encontrar los posibles objetos que pudieran albergar. Según rumores sin confirmar, Cortés quemó sus barcos para que sus hombres no pudiesen huir. Sin embargo, Cortés jamás verificó dichos rumores, sino que envió una carta al rey de España, Carlos I, en la que mencionaba que sus barcos se habían hundido cerca de la costa de Veracruz.

Se cree que bastantes barcos yacen aún en el fondo del Golfo de México, donde Cortés supuestamente abandonó los suyos, aunque ninguno de ellos ha sido avistado jamás en el transcurso de una exploración submarina. Esto podría cambiar muy pronto, ya que el Subdirectorio de Arqueología Submarina del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH) ha hecho saber recientemente que está organizando una exploración submarina destinada a recuperar los barcos de Cortés, supuestamente hundidos en las orillas de Yucatán en las que Cortés desembarcó, según informa International Business Times.

Llegada de Cortés a Veracruz y recepción por parte de los embajadores de Moctezuma

Llegada de Cortés a Veracruz y recepción por parte de los embajadores de Moctezuma

Ambicioso proyecto podría revelar importantes detalles de la expedición de Cortés

Se ha anunciado asimismo que el proyecto será encabezado por Pilar Luna, antigua directora del Subdirectorio de Arqueología Submarina. El principal objetivo del proyecto es determinar cuántos barcos de la flota española que dominó las aguas de México hace 500 años siguen aún hundidos en la zona, y en qué estado se encuentran. El proyecto ha estado motivado en parte por la impaciencia de los cazadores de tesoros, que presionan continuamente a las autoridades mexicanas a fin de obtener permisos para explorar el cargamento de aquellos barcos perdidos.

La parte más importante de este ambicioso proyecto, no obstante, es el hecho de que si los barcos y su contenido se encontrasen en buen estado, podrían revelar información clave sobre la misión de Cortés y su larga expedición a América Central. Lo único seguro por ahora, no obstante, es que el Golfo de México constituirá definitivamente un importante centro de investigaciones arqueológicas a lo largo de los próximos meses o incluso años.

Este artículo fue publicado anteriormente en Ancient Origins en Español y ha sido publicado nuevamente en CodigoOculto.com con permiso.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0