Un mapa del planeta Júpiter hecho en la antigua Babilonia que podría cambiar la Historia

Un mapa del planeta Júpiter hecho en la antigua Babilonia que podría cambiar la Historia

Un historiador ha decodificado un trapezoide misterioso de unas antiguas tablillas astronómicas babilónicas. Tras el análisis de la tablilla, se ha concluido que los astrónomos babilónicos habían calculado los movimientos de Júpiter usando una antigua forma de cálculo geométrico.

Debemos tener en cuenta que se trata de aproximadamente 1500 años antes de que este tipo de matemáticas, necesarias hoy en día para realizar similares hallazgos, fuera inventada por los europeos.

La tablilla fue traducida por el arqueólogo Matthieu Ossendrijver de la Universidad Humbolt de Berlín.

¿Fueron los antiguos babilónicos capaces de realizar un mapa de los movimientos del planeta Júpiter? Una tablilla de 200 A.C. traducida lo afirma. A la izquierda Matthieu Ossendrijver, arqueólogo que logró traducir dicha tablilla.

¿Fueron los antiguos babilónicos capaces de realizar un mapa de los movimientos del planeta Júpiter? Una tablilla de 200 A.C. traducida lo afirma. A la izquierda Matthieu Ossendrijver, arqueólogo que logró traducir dicha tablilla.

Como señala la Science Alert:

Esto quiere decir que los antiguos astrónomos mesopotámicos sabían cómo predecir trayectorias del planeta Júpiter más de 1.000 años antes de que los primeros telescopios existieran, y además estaban utilizando técnicas matemáticas que formarían las bases del cálculo moderno tal como lo conocemos ahora”.

Esta tablilla es una de las cientas que fueron excavadas durante el siglo XIX. Antropólogos y arqueólogos han estado trabajando durante más de cien años tratando de descifrarlas. Se han datado en aproximadamente 100 o 200 A.C..

La tablilla muestra que los antiguos astrónomos utilizaron el tiempo para calcular la velocidad y la distancia de un objeto celeste. Resulta que los babilonios fueron rastreando la trayectoria de Júpiter en una cantidad específica de tiempo.

Hicieron esto midiendo su velocidad cada día y usando un muy avanzado ‘atajo’ geométrico que permitió medir la velocidad del planeta en el día primero y 60 avo día de las mediciones, que les dio la distancia que viajó.

Esto abriría nuevas formas de movimiento informático que podría haberse aplicado a otros planetas, otras partes del movimiento de Júpiter… No tenemos ejemplos, solo tenemos estas cuatro tablillas y todas tratan de Júpiter, y todas tratan con el mismo segmento de 60 días. Es bastante extraño. (fuente)

Calculando el área dentro de la distorsión trapezoidal, los astrónomos antiguos pudieron averiguar que el planeta estaría en el cielo. Este es el mismo vínculo entre velocidad y desplazamiento enseñados en las clases de cálculo introductorio.

Los antiguos babilónicos utilizaron técnicas matemáticas que hoy en día forman parte del cálculo moderno. ¿Cómo lo hicieron?

Los antiguos babilónicos utilizaron técnicas matemáticas que hoy en día forman parte del cálculo moderno. ¿Cómo lo hicieron?

New Scientist señala que eruditos en el Merton College de Oxford y en París durante el siglo XIV normalmente tenían la misma idea de velocidad y desplazamiento, incluso lo relacionan a la forma trapezoidal. Estas ideas fueron los antecedentes del cálculo desarrollado por Newton y Leibniz, pero los Babilonios tenían mucho antes.”

Es increíble lo poco que sabemos en realidad acerca de las civilizaciones antiguas que una vez vagaban por nuestro planeta. Lo que sabemos hasta ahora, es que ellos fueron extremadamente avanzados, posiblemente incluso más avanzados que los humanos de hoy en día.

Lo más interesante es que muchas de estas antiguas culturas hablan de dioses que vinieron del cosmos y compartieron entre ellas este tipo de información.

Hay incluso evidencia de tecnología altamente sofisticada.

Mi pueblo dice de gente vino a nosotros desde una estrella hace muchas generaciones. Las personas de la estrella trajeron enseñanzas espirituales e historias y mapas del cosmos y los ofrecían libremente. Eran Eran amables, cariñosos y un gran ejemplo. Cuando se fueron, hubo una sensación de soledad sin igual entre la gente.”– Richard Wagamese, autor de Ojibway (fuente)

Siempre es interesante reflexionar sobre el conocimiento de las antiguas civilizaciones, y como sus hallazgos logran descartar en cierto modo nuestras suposiciones anteriores de la historia.

Hay más en la historia antigua de lo que nos han contado los libros.

También puede leer: Los Anunnaki y la Historia prohibida de la Humanidad

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0