Una gruesa capa de diamantes se oculta bajo la superficie de Mercurio, sugiere investigación
Publicado el 26 Jun 2024
© Imagen: NASA / Johns Hopkins University

Investigación sugiere que una gruesa capa de diamantes se oculta bajo la corteza del planeta Mercurio, producto de carbono comprimido a enormes presiones.

Sin embargo, los costes de extracción podrían superar con creces su valor, pero la confirmación nos diría mucho sobre la formación planetaria.

Te puede gustar:

Mercurio puede brillar mucho, pero eso se debe a que está tan cerca del Sol que recibe una gran cantidad de luz. La proporción reflejada es baja, sólo el 9%. La nave espacial MESSENGER reveló que esto se debe a que gran parte de la superficie tiene mucho grafito. Aunque el carbono sólo representa entre el 1 y el 4 por ciento en peso, es cien veces mayor que en la Tierra y suficiente para oscurecer la mayor parte del planeta.

La distribución del grafito ha llevado a los científicos planetarios a concluir que el carbono estaba allí en el momento de la formación de Mercurio, en lugar de haber llegado en cometas o asteroides. Yongjiang Xu, del Center for High Pressure Science and Technology Advanced Research de China, ha estado investigando qué ocurrió probablemente con todo ese carbono durante el período en que Mercurio se diferenció en núcleo y corteza a partir del caluroso desorden original.

Es probable que Mercurio empezara con más carbono del que tiene ahora. Sin embargo, cuando su superficie era un océano de magma, gases como el dióxido de carbono y el metano se habrían desgasificado y escapado debido a la baja gravedad del planeta.

No obstante, Xu y sus coautores escriben en el estudio:

“La abundancia de grafito en la corteza mercuriana indica que el planeta permaneció saturado en una fase de carbono durante la diferenciación metal-silicato, la formación del núcleo y la totalidad de la cristalización del océano de magma.”

¿De dónde vino la presión?

Sin embargo, no sólo de carbono se obtienen los diamantes: también se necesita presión. Mercurio es un planeta más pequeño y con menos gravedad que la Tierra, por lo que se cree que la presión en su antiguo océano de magma y manto fue insuficiente para fabricar las gemas. En su lugar, se pensaba que el carbono que no estaba unido a nada más se encontraba en forma de grafito, que flotaba en la superficie.

Los nuevos modelos del campo gravitatorio de Mercurio ponen esto en tela de juicio. Esto inspiró a los autores de este trabajo a exponer muestras de los elementos que podrían haber estado presentes en Mercurio en aquella época a 7 gigapascales de presión a casi 2.000° C (3.600° F).

¿Posee Mercurio un brillante secreto?

¿Posee Mercurio un brillante secreto? Crédito de imagen: NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Carnegie Institution of Washington

Dos escenarios

Hay dos escenarios en los que podrían haberse formado los diamantes. O bien se produjeron a partir del océano de magma, una etapa que se cree que fue común a todos los planetas interiores, o bien fueron exprimidos del núcleo a medida que se cristalizaba.

La primera hipótesis sólo es posible si Mercurio tenía mucho azufre en su océano magmático, según los autores, ya que esto habría cambiado la química hasta el punto de hacer posible la producción de diamantes. Aunque el azufre fuera abundante, los autores consideran improbable, aunque no imposible, la producción de diamantes a gran escala.

Sin embargo, consideran mucho más probable la hipótesis del núcleo. Al formarse el núcleo interno sólido, el carbono habría sido expulsado, dando lugar a una capa de diamante de kilómetros de espesor. Las altas temperaturas podrían haber quemado las partes exteriores de esta capa hasta convertirlas en grafito. No está claro cuánto se habría perdido de este modo, pero gran parte podría sobrevivir entre el núcleo de Mercurio y su manto de silicato. La conductividad de esta capa de diamante podría contribuir al campo magnético de Mercurio.

Es probable que la capa no tenga ni un solo kilómetro de grosor, pero el autor principal, el Dr. Bernard Charlier, de la University of Liege, declaró a New Scientist:

“Seamos sinceros, no tenemos ni idea del tamaño potencial de esos diamantes”.

Los hallazgos de la investigación han sido publicados en la revista Nature Communications.

[FT: newscientist]

Tenemos algo para decirte: Visítanos en Facebook. Únete a la discusión en nuestra comunidad en Telegram. Y si te es posible, apoya nuestro trabajo invitándonos un café. ¡Te lo agradecemos!

Redacción CODIGO OCULTO

Redacción CODIGO OCULTO

Autor

La verdad es más fascinante que la ficción.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Apoya nuestro trabajo

Con tu ayuda podremos seguir creando contenidos e informándote a diario. Apoya nuestro trabajo. ¡Gracias!

SUSCRÍBETE GRATIS A NOTICIAS

Síguenos en Telegram
Síguenos en TikTok / codigoocultocom

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine

También te podría interesar…