Electricidad inalámbrica a punto de ser realidad. Creadores de una startup dicen que pueden enviar energía eléctrica a grandes distancias sin utilizar cables de cobre.

Una startup de energía llamada Emrod ha indicado que podrían suminisrar electricidad inalámbrica a Nueva Zelanda, más de un siglo después de que Nikola Tesla demostrara por primera vez que era posible. Al igual que las conexiones a Internet por satélite de mejor rendimiento, el enlace de Emrod solo necesita una línea de visión clara.

En un comunicado, el fundador de Emrod, Greg Kushnir, dice que estaba motivado por brindar suministro de energía eléctrica inalámbrica a Nueva Zelanda, debido a las ventajas que brinda ese país.

Kushnir dijo en un comunicado:

“Tenemos una gran cantidad de energía eólica, solar e hidroeléctrica limpia disponible en todo el mundo, pero existen desafíos costosos que conlleva la entrega de esa energía mediante métodos tradicionales, por ejemplo, parques eólicos marinos o el estrecho de Cook aquí en Nueva Zelanda que requieren cables submarinos que son costosos de instalar y mantener”.

Al eliminar la necesidad de largos tramos de cableado de cobre tradicional, Emrod dice que puede llevar energía a terrenos y lugares más difíciles que simplemente no pueden permitirse un cierto nivel de infraestructura física. También podría haber ramificaciones ambientales, ya que muchos lugares que están fuera de la red terminan usando generadores diesel, por ejemplo.

Los dispositivos inalámbricos de transmisión de energía de Emrod pueden transmitir grandes cantidades de energía eléctrica entre dos puntos, siendo la línea de visión entre los relés el único límite de distancia.Emrod
Los paneles de retransmisión y recepción prácticamente no tienen pérdidas; las únicas pérdidas apreciables en el sistema están en el extremo de transmisión. Crédito: Emrod

En este momento, Emrod está probando a una distancia «minúscula» de larga distancia, enviando «unos pocos vatios» de un lado a otro a unos 39 metros, dice Kushnir a New Atlas. La línea de visión es importante porque la tecnología se basa en un rayo claro y contenido de un punto al siguiente.

Emrod explica:

“La energía se transmite a través de ondas electromagnéticas a largas distancias utilizando la tecnología patentada de conformación de haz, metamateriales y rectenna de Emrod”.

La «rectenna» convierte las ondas magnéticas en electricidad. Un elemento cuadrado montado en un poste actúa como el punto de paso que mantiene la electricidad fluyendo, y un área de superficie más amplia atrapa toda la onda, por así decirlo. El rayo está rodeado por una valla láser de baja potencia para que no golpee a los pájaros ni a los vehículos de pasajeros que pasan. Si alguna vez hay un apagón, Emrod dice que puede sacar una rectenna montada en un camión para compensar los componentes faltantes

Los dispositivos inalámbricos de transmisión de energía de Emrod pueden transmitir grandes cantidades de energía eléctrica entre dos puntos, siendo la línea de visión entre los relés el único límite de distancia.Emrod
Los dispositivos inalámbricos de transmisión de energía de Emrod pueden transmitir grandes cantidades de energía eléctrica entre dos puntos, siendo la línea de visión entre los relés el único límite de distancia. Crédito: Emrod

Normalmente, una tecnología como esta parecería inverosímil debido a problemas como la pérdida de fidelidad de la señal en la transmisión a través del aire y luego a través de una serie de tecnologías mediadoras. Pero la tecnología de relés de Emrod, que dice «reenfoca el haz», no utiliza energía y casi no hay pérdida.

Kushnir le dijo a New Atlas:

“La eficiencia de todos los componentes que hemos desarrollado es bastante buena, cercana al 100 por ciento. La mayor parte de la pérdida está en el lado de la transmisión. Estamos usando estado sólido para el lado de transmisión, y esos son esencialmente los mismos elementos electrónicos que puede encontrar en cualquier sistema de radar, o incluso en su microondas en casa. Por el momento, se limitan a una eficiencia de aproximadamente el 70 por ciento. Pero hay mucho desarrollo en ello, principalmente impulsado por las comunicaciones, 5G, etc”.

El proyecto hasta ahora cuenta con el apoyo de las empresas eléctricas de Nueva Zelanda y el gobierno.

Kushnir dice que la distancia y la carga de energía, al principio, serán bastante bajas, enviando algunos kilovatios a distancias más cortas dentro de Nueva Zelanda. Pero, dice, el límite hipotético para la distancia y la carga de energía aumentará hasta cantidades casi insondables.

Nikola Tesla lo demostró. Ahora NZ transmitirá electricidad inalámbrica por primera vez
El sueño de Nikola Tesla podría estar a punto de concretarse.

Es una tecnología prometedora y que resolvería muchos problemas técnicos en el mundo actual que demanda cada vez más cantidades de energía. Además, se podría brindar acceso de energía a lugares remotos y a mucho menor costo.

El sueño de Nikola Tesla de energía inalámbrica podría hacerse realidad muy pronto.

Fuente: popularmechanics / newatlas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here