Un ex corredor de bolsa y millonario decidió un día alejarse de la sociedad e ir a vivir en una isla desierta, en completo aislamiento. ¿Te suena familiar?

Se trata de David Glasheen, de 76 años, quien vive actualmente en la Isla de la Restauración frente a las costas del norte de Australia, y lleva allí desde 1997.

Aunque permanecer más de 20 años en una isla desierta pueda resultar insoportable para muchas personas, Glasheen al mismo estilo de la película «El Náufrago» pasa actualmente sus días en soledad y confinamiento.

Claramente, la vida de Glasheen fluye sin cambios desde hace muchos años y hasta el día de hoy. Para él no hay gobiernos en crisis, no hay pandemias, no hay cuarentena, ¡él vive una realidad única!

Según reveló, todo comenzó con la intención de escapar del «Gran Hermano» y del «peso de la vida moderna». Es así como se mudó a la isla desierta, de la manera más simple posible, solo con un bolso.

Glasheen no se hace problemas por llevar una vida que muchos podrían llamar «monótona» y hasta «aburrida». Según reveló al medio MailOnline Travel, afirma contar con una lista esencial de cosas que le permiten disfrutar de su vida de forma aislada. Sin duda, factores que en estos tiempos de cuarentena podrían resultar útiles a muchos.

Ex millonario lleva más de 20 años viviendo en una isla desierta completamente aislado
David Glasheen en su refugio en la isla. Crédito: David Glasheen

Primeramente, el ermitaño Glasheen anotó en su lista varios buenos libros y dos maniquíes (a quienes llamó Miranda y Phyllis) que le brinden compañía mientras encuentra una «buena dama». Y aunque pensemos que se quiso alejar por completo del mundo, él consideró no cortar todos los enlaces a su anterior «hábitat», dejando una conexión a Internet utilizando energía solar.

Para subsistir utiliza agua que recoge de la lluvia y de una cuenta en las zonas montañosas de la isla. Él afirma que obtener comida le resulta bastante sencillo, ya que el océano «provee todas las proteínas». Para ello cuenta con una red de pescar, unas piedras para encender el fuego y un cuchillo de monte; además de habilidades de cazador aprendidas.

Además, de lo que obtiene del mar, su dieta consta de almendras de playa ácidas, cerezas, alcaparras nativas y ciruelas wongai.

Sin embargo, tampoco eso quiere decir que Glasheen haya estado ausente de contacto humano por más de 20 años. Cada año prepara su pequeño bote y emprende una «aventura al mercado» en Cairns.

Ex millonario lleva más de 20 años viviendo en una isla desierta completamente aislado
La Isla de la Restauración en Australia tiene solamente 26 hectáreas de superficie .

En el mercado se abastece de productos enlatados y de otros artículos necesarios como de limpieza personal y de hogar, como jabón, detergente, pasta dental y papel higiénico.

Además, no le pueden faltar un gran variedad de vinos y un kit personal para la elaboración de cerveza artesanal, según declara, una de sus especialidades.

También recibe la visita de algunos animales de la isla, que le brindan la compañía que tanto debe hacerle falta. Un dingo (una subespecie de lobo propia de Australasia) suele acompañarlo, y hasta ya tiene nombre, «Zeddi». Aunque él afirma que nada puede reemplazar el contacto humano, ni siquiera la mejor conexión a Internet.

Glasheen aprovechó para brindar algunos consejos a las personas que deseen seguir sus pasos y huir de la sociedad. Él dice que deben empezar de manera gradual, yendo a acampar en primer lugar.

Él dijo a DailyMail:

Sólo comienza yendo a acampar. Pronto descubrirá lo que realmente necesita frente a lo que cree que necesita. La vida aquí es pacífica, segura y satisfactoria”.

Ex millonario lleva más de 20 años viviendo en una isla desierta completamente aislado
David Glasheen lleva más de 20 años viviendo en la Isla de la Restauración, ubicada frente a las costas del norte de Australia. Crédito: David Glasheen

Glasheen también se refirió a la actual pandemia del coronavirus que golpea el mundo. Él dijo:

Todos los días son un buen día aquí, pero me siento muy triste y decepcionado por la situación global actual. Era bastante obvio que algo así sucedería en algún momento. En este momento, el mundo está muy expuesto y es una prueba de cuán efectivos son realmente nuestros líderes”.

Antes de convertirse en el náufrago, Glasheen tenía una esposa y dos hijos, además ser un exitoso y acaudalado hombre de negocios. Poseía una fortuna de aproximadamente 25 millones de euros, hasta que llegó el «Martes Negro» y perdió su riqueza por el crack bursátil, y posteriormente el banco embargó su propiedad.

Luego su esposa terminó dejándolo. Más tarde se mudó a la isla con su nueva pareja Denise, pero luego de dar a luz a su hijo, decidió irse, debido a entendible razón de que la vida en la isla no era segura para un bebé recién nacido.

Ex millonario lleva más de 20 años viviendo en una isla desierta completamente aislado
David Glasheen en su refugio en la isla, junto na su buen amigo. Crédito: David Glasheen

La historia de Glasheen fue plasmada en un libro titulado «The Millionaire Castaway», y en un extracto él escribe:

Había afirmado mi compromiso de encontrar una forma de vida diferente: una más allá del círculo vicioso de presión para ganar suficiente dinero para un estilo de vida por el cual otras personas miden su valor y éxito”.

Sin duda, una historia singular y que en tiempos de coronavirus ya no nos parece tan extrema como si nos hubiera parecido anteriormente.

Fuente: Daily Mail

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here