En un acción totalmente reprochable, una empresa minera ha destruido cuevas sagradas aborígenes de 46.000 años de antigüedad en Australia.

La compañía inició la extracción de hierro en dicho lugar ubicado en Australia Occidental, que, fue destruido para continuar con los trabajos de minería.

Se trata de las cuevas Juukan Gorge 1 y 2, dos lugares de mucha importancia cultural e histórica. Lamentablemente el fin de semana estas cuevas fueron destruidas con potentes explosivos, según informó a ABC News un portavoz de la compañía minera Rio Tinto.

Los antiguos lugares se ubican a aproximadamente 60 kilómetros al noroeste del monte Tom Price en la meseta occidental de Hamersley.

Sitios arqueológicos de gran importancia

Según ha informado Ngaarda Media, pasadas labores de arqueología han revelado que las cuevas fueron primeramente ocupadas por aborígenes hace más de 46.000 años, convirtiéndose en las cuevas posiblemente más antiguas de la meseta.

En el año 2014, excavaciones realizadas allí descubrieron un «tesoro» de artefactos que fueron datados de hace 28.000 años, como herramientas y objetos sagrados. Entre los hallazgos se encontró un mechón de cabello humano trenzado de 4.000 años de antigüedad. Los análisis genéticos realizados al cabello demostraron que las personas que vivieron hace varios milenios en estas cuevas son los antepasados directos de los actuales propietarios tradicionales de la zona, los pueblos Puutu Kunti Kurrama y Pinikura (PKKP).

En vista de la gran importancia que representan estas cuevas para los pueblos mencionados, la destrucción del lugar es una tragedia muy grave.

Burchell Hayes, director de PKKP Aboriginal Corporation y miembro del Comité de Tierras Kurrama, dijo a Ngaarda Radio:

“Es terrible. Y es realmente emotivo cuando escuchas que los sitios han sido destruidos y la edad de esos sitios y que el pueblo Puutu Kunti Kurrama y el pueblo Pinikura tienen una conexión directa con ese sitio. Ahí es donde nuestros antepasados ​​ocuparon ese país. Es realmente muy difícil tragar eso, ya no está allí”.

Compañía minera detona con explosivos cuevas sagradas aborígenes de 46.000 años de antigüedad en Australia
Fotografía tomada el 15 de mayo a los refugios rocosos, despejada, pero antes de la explosión. Crédito: PKKP

Posible corrupción entre las autoridades

La demolición de las cuevas fue autorizada por la misma entidad que debería protegerlas, nada más y nada menos que el Ministerio de Asuntos Aborígenes. El ministro de dicha cartera firmó en 2013 la Ley de Herencia Aborigen de 1972, que se elaboró para favorecer las oportunidades mineras.

La Ley ha sido duramente criticada durante muchos años, por ser obsoleta y no brindar la protección debida hacia las cultura e historia aborigen de ese país. La Ley estableció que cualquier actividad que pueda atentar contra sitios aborígenes debe pasar primeramente por el Comité de Materiales Culturales Aborígenes; sin embargo no existe un requisito legal para que una persona aborigen o indígena pueda integrar el comité, por lo que no se puede apelar cualquier decisión que se tome.

La compañía minera multinacional que ha explotado las cuevas, Rio Tinto, ha tratado de excusar su acción. Según informa AFP, la la compañía dio el siguiente comunicado:

“En 2013, se otorgó el consentimiento ministerial para permitir a Rio Tinto realizar actividades en la mina Brockman 4 que afectarían a los refugios de rocas Juukan 1 y Juukan 2. Rio Tinto ha trabajado constructivamente junto con las personas de PKKP en una variedad de asuntos patrimoniales según el acuerdo y, donde sea factible, ha modificado sus operaciones para evitar impactos patrimoniales y proteger lugares de importancia cultural para el grupo”.

Ahora, la Ley de Patrimonio Aborigen de 1972 se ha puesto en revisión, con el objetivo de evitar nuevos incidentes desafortunados como el recientemente ocurrido.

Como siempre, los personajes que manejan gran poder e inmensas cantidades de dinero, cometen acciones condenables sin pagar las consecuencias, y con el objetivo de enriquecerse mucho más, mientras destruyen la historia y contaminan territorios sagrados. 

Fuente:

  • A 46,000-Year-Old Aboriginal Site Was Just Deliberately Destroyed in Australia
    https://www.sciencealert.com/a-46-000-year-old-aboriginal-site-was-just-deliberately-destroyed-in-australia

Una publicación de CodigoOculto.com

2 Comentarios

  1. Tal vez decidieron destruii el lugar, por el temor de que virus y bacterias dormidas en ese espacio antiguo, despertaran. A finales del año 2019 en China se presentaron varios casos de peste negra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here