Fragmentos de meteoritos de muy alto costo y mucha antigüedad han caído sobre una ciudad de Brasil.

Cientos de trozos de meteorito llovieron desde el cielo en la remota ciudad brasileña de Santa Filomena el 19 de agosto. Un meteorito de 4.600 millones de años se rompió en más de 200 fragmentos, el mayor de los cuales pesaba alrededor de 40 kg y se estimó en más de £ 20.000.

Los habitantes de la región de plantación de frijoles del estado brasileño de Pernambuco ahora consideran la tormenta de meteoritos como un evento milagroso y lo llaman «el día en que el dinero cayó del cielo».

Raros meteoritos

Se dice que los meteoritos son del tipo raro de condrita, que se remonta a la época anterior al nacimiento de la Tierra. De todos los meteoritos que atraviesan la atmósfera de la Tierra, solo el 1% se clasifican como condritas.

Cientos de fragmentos de meteoritos de mucha antigüedad y muy alto valor caen sobre ciudad de Brasil
Se cree que el meteorito es una condrita rara que se remonta a los orígenes del Sistema Solar, antes de que se formara la Tierra.

Debido a la rareza del meteorito, estos fragmentos sobrenaturales pueden alcanzar hasta decenas de miles de kilogramos. Aquellos que pudieron encontrar incluso una sola pieza pueden obtener fácilmente un buen beneficio de ella.

Edimar da Costa Rodrigues, un estudiante local de 20 años, recuerda cómo vio el cielo «llenarse de humo» y comenzó a recibir mensajes de texto sobre rocas que caían del cielo.

Rodrigues salió a la calle y se encontró con un meteorito ubicado cerca de la iglesia junto a la plaza del pueblo, que medía 7 cm de ancho y pesaba 164 gramos. Vendió el fragmento espacial a un cazador de meteoritos estadounidense por £ 1,000.

Rodrigues dijo:

“El precio se está acercando a las 5.50 libras esterlinas por gramo, y está subiendo. Hace solo unos días era la mitad”.

Cientos de fragmentos de meteoritos de mucha antigüedad y muy alto valor caen sobre ciudad de Brasil
Referencial.

Cazando meteoritos

Apenas unas horas después de la lluvia de meteoritos, los cazadores de meteoritos comenzaron a llegar a la remota ciudad provenientes de otras partes del país. La mayoría eran coleccionistas profesionales de Uruguay y Estados Unidos, informa Daily Mail.

Científicos del Museo Nacional de Brasil en Río de Janeiro también llegaron a la localidad de Santa Filomena mientras intentan hacerse con una de las piezas que pesa 2.8 kg. Actualmente se está negociando por una considerable suma de £ 15.000. Sin embargo, el equipo de cuatro científicos teme que no puedan competir con la oferta de precios de un cazador de meteoritos estadounidense.

Cientos de fragmentos de meteoritos de mucha antigüedad y muy alto valor caen sobre ciudad de Brasil
Los meteoritos contienen una gran variedad de nucleobases, un componente esencial del ADN. Crédito: NASA

Con la ciudad sintiéndose bendecida por las rocas espaciales celestiales, muchos lugareños se oponen firmemente a vender los meteoritos a extranjeros que eventualmente enviarán y exportarán las rocas fuera del territorio de Brasil.

Antonio Miranda, funcionario de la Universidad Federal del estado de Pernambuco, considera que estas rocas raras son un «diamante de la ciencia» y pertenecen legítimamente a la persona propietaria de la tierra en la que se encontraron estas rocas preciosas.

Agrega que debido a que muchos brasileños no pueden permitirse comprar los meteoritos por su cuenta, los inversionistas y coleccionistas extranjeros los compran para venderlos en el extranjero a un precio mucho más alto. Insta a que estos se coloquen en un museo de la ciudad para que se exhiban como atracción turística y al mismo tiempo permitan profundizar los estudios científicos sobre ellos.

Fuente: ibtimes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here