Titanic y los mitos que perduran a más de un siglo de la tragedia
Publicado el 03 May 2021
© Imagen: 20th Century Fox

Existen muchos eventos de nuestra historia moderna que han desatado una gran cantidad de mitos y leyendas. Uno de los más recordados es, sin duda, el hundimiento del Titanic.

Entre la noche del 14 y la madrugada del 15 de abril de 1912, el océano Atlántico era el único testigo de cómo el RMS Titanic se hundía junto a todos sus pasajeros.

El barco más grande jamás construido hasta la fecha realizaba su primera travesía, zarpando desde la ciudad inglesa de Southampton con destino a Nueva York, Estados Unidos.

Como todos sabemos, nunca completó su recorrido y, por el contrario, dejó un saldo de 1.500 fallecidos.

Una historia que ha inspirado libros, películas y cientos de historias de ficción, pero ¿Qué es realmente cierto sobre el hundimiento del Titanic? Aquí dejamos una lista de los 5 mitos que perduran sobre este evento.

El heroísmo del capitán

Edward J. Smith pasó por alto varios puntos importantes como capitán que finalizaron en el hundimiento del Titanic

Edward J. Smith pasó por alto varios puntos importantes como capitán que finalizaron en el hundimiento del Titanic. Crédito: New York Times / Wikimedia Commons

La película del Titanic lo retrató como todo un héroe y muchas personas lloraron su trágico final. Esto se debe a que la prensa de la época lo catalogó al Capitán Edward J. Smith como tal.

Algo curioso, cuando él fue el responsable principal del desastre. Al investigar la historia real de lo sucedido en el barco, podemos darnos cuenta que el capitán Smith falló en muchas cosas.

Jamás prestó atención a las advertencias del iceberg, jamás redujo la velocidad cuando se le informó que había icebergs en la ruta tomada y fue quien dio la orden de que algunos de los botes zarparan con muchas menos personas de las que podían abordar.

Pero este último punto podría no catalogarse como toda su responsabilidad. La Junta de Comercio del gobierno británico fue quien permitió que el Titanic zarpara sin los botes salvavidas necesarios para la cantidad de pasajeros.

Según sus afirmaciones, no sabían sobre los avances de la ingeniería marítima y la regulación que estableció que barcos de más de 10.000 toneladas brutas o tbr, debían tener 16 botes salvavidas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Luego de un siglo: ¿se siguen recibiendo señales «SOS» del Titanic? ¿es una anomalía en el tiempo?

El Titanic tenía 46.329 tbr y su capacidad era de 3.511 pasajeros más la tripulación. Sin embargo, apenas tenía botes para salvar a 962 personas. Incluso, a pesar de haber sido aprobada su navegación con ese paupérrimo número de botes, la compañía decidió añadirle 4 más que aumentaron su capacidad a 1.178.

Si Smith hubiese hecho bien su trabajo, no habría zarpado sin la cantidad de botes necesaria. Además, el primer bote estuvo en el agua con tan solo 12 personas de las 40 que podía llevar a bordo.

Tecnología de punta

Aun se cree que el Titanic era el barco más avanzado tecnológicamente de la época

Aun se cree que el Titanic era el barco más avanzado tecnológicamente de la época. (Wikimedia Commons)

Mucha gente se pregunta por qué el barco no giró a tiempo para esquivar el Iceberg si lo habían divisado varios kilómetros antes. Y existe una razón para eso.

Crear barcos gigantescos a inicios del siglo XX era una tarea bastante complicada. La compañía constructora lo sabía, por lo que no se arriesgó en diseñar un barco totalmente desde cero.

Aptó por usar métodos ya probados y confiables y los adoptó para las dimensiones que tendría el Titanic. De esa manera se minimizaban los riesgos de hundimiento.

Los motores usados fueron una versión más grande de las que probaron de forma experimental en 1908 con el Laurentic, otro buque de gran tamaño de la compañía.

Prácticamente, todo el barco se construyó usando versiones más grandes de diseños usados en embarcaciones pasadas. Esto nos da a entender que el Titanic no fue un barco «perfecto» en cuanto a su desarrollo técnico.

Y esto se vio reflejado aún más en el diseño de su timón; comparado con otros barcos de gran tamaño, el timón del Titanic era mucho más pequeño.

Harland & Wolff nunca tomaron en cuenta la escala de embarcación, ni pensaron en como sus 260 metros podrían girar ante una emergencia. Por ejemplo, evitar la colisión con un iceberg.

El barco que jamás se podría hundir

Décadas después, aún se cree que sus constructores dijeron que el Titanic era «insumergible»

Décadas después, aún se cree que sus constructores dijeron que el Titanic era «insumergible». Crédito: (Wikimedia Commons)

Durante muchos años hemos tenido la idea de que sus fabricantes creían que el barco era «insumergible», especialmente por la película de 1997. Eso ha desatado muchos mitos alrededor de este hecho.

Se cree que los que iniciaron este «rumor» fueron los creadores del barco, los astilleros Harland & Wolff de Belsaft, junto a la compañía naviera White Star Line.

Sin embargo, eso no es cierto. Lo que realmente dijeron es que el trasatlántico era «prácticamente insumergible». En pocas palabras, que era muy difícil que se hundiera, no que fuera imposible.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

La prensa junto a las nuevas «versiones» de la historia han hecho creer que una declaración desafortunada, lo fuera aún más. De hecho, estas palabras persiguieron a su constructor durante años.

Y es que el Titanic no era el barco más avanzado de la época. Era el más grande, sí, pero era en lo único en lo que destacaba.

J. Bruce Ismay y su supuesta cobardía

J. Bruce Ismay fue sumamente importante al momento de salvar a varios de los sobrevivientes del Titanic

J. Bruce Ismay fue sumamente importante al momento de salvar a varios de los sobrevivientes del Titanic. (Wikimedia Commons)

El presidente y director general de White Star Line, J. Bruce Ismay, estuvo en el barco como uno de los pasajeros más importantes. Obviamente, no podría perderse el viaje inaugural de su colosal máquina.

Pero existen muchos mitos alrededor de su presencia que son falsos. El primero, señalarlo de cobarde y de «escapar» de su barco mientras se hundía.

Sin embargo, muchas personas lo juzgaron, y continúan haciéndolo sin saber que ayudó al abordaje y descenso de varios de los botes junto a los tripulantes.

Subió a un bote cuando ya no quedaban pasajeros en la zona en la que estaban. De hecho, algunos de los sobrevientes declararon que uno de los tripulantes tuvo que ordenarle que subiera, ya que quería ayudar en otras zonas.

Pero, para la prensa y personas en general en Estados Unidos, Ismay es culpable de haber sobrevivido. Por eso era un cobarde.

TE PUEDE INTERESAR: La real historia de «La Protegida» la mujer que sobrevivió a tres naufragios, incluido el Titanic

Al volver a Inglaterra, por el contrario, fue ovacionado por la multitud. La prensa británica había sido mucho más condescendiente con él.

Ismay fue acusado de ordenar a Edward J. Smith, capitán del Titanic a que realizara un viaje récord, lo que llevaría a la colisión final. Algo que es prácticamente imposible.

Él más que nadie sabía que su buque jamás podría romper un récord de velocidad. Además, Smith era un experimentado capitán que, de hecho, estaba realizando su último viaje antes de su jubilación. Jamás iba a ceder ante la opinión de alguien que no era un experto.

No existe evidencia de que Ismay ordenara tal cosa, de hecho, no existe evidencia de que diera alguna orden abordo. Se comportó como un pasajero más.

Iba muy rápido

Durante décadas se creyó que la razón principal del hundimiento del barco era por que iba demasiado rápido

Durante décadas se creyó que la razón principal del hundimiento del barco era por que iba demasiado rápido. Crédito: 20th Century Fox

Este es, posiblemente, el mito más grande que existe sobre el Titanic, y curiosamente, el menos posible.

Empezando por su inmenso tamaño, el Titanic jamás pudo competir en términos de velocidad con otros navíos de la época. Pero a White Star le importaba poco.

La empresa jamás pensó en romper un récord de velocidad ni mucho menos.

Sin embargo, es muy común escuchar a personas decir que el Titanic sí quería romper esta marca durante su primer viaje, siendo el más rápido viajando desde Inglaterra a Estados Unidos, lo cual es totalmente falso.

Para empezar, el capitán ni siquiera prendió todas las calderas. También está el dato que usó la ruta sur, la más larga para atravesar el Atlántico ¿Por qué? Para evitar los icebergs debido a su escasa maniobrabilidad que sus trabajadores ya conocían.

Para terminar de romper el mito, el Titanic, con todas sus calderas encendidas, alcanzaba un máximo de 21 nudos. Una velocidad bastante lejana de los 26 nudos que alcanzaba los barcos de la empresa Cunard Line.

Otros datos también ayudan a demostrar que el mito es falso; los trabajadores no querían ir a toda velocidad por miedo a que el motor fallara. Además, le quitarían un día al costoso viaje que pagaron los pasajeros.

El Titanic continúa siendo uno de los eventos que más han repercutido en la historia de la humanidad, pero esto se debe la gran cantidad de mitos que se han creado a su alrededor. Algunos ciertos, otros con medias verdades y unos que son totalmente falsos.

Erick Sumoza

Erick Sumoza

Autor

Escritor especializado en la investigación de ciencia, tecnología, teorías alternativas e historia oculta. Siempre trabajando por la verdad y en contra de la censura.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Síguenos en Telegram

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

Llega una nueva Red Social: ORIGXN

ES TENDENCIA

SUSCRÍBETE (ES GRATIS)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

UFO Spain Magazine
Ahora:
Total:

También te podría interesar…

Edad del Cobre: la época cuando la metalurgia dominó el mundo

Edad del Cobre: la época cuando la metalurgia dominó el mundo

Una de las épocas más trascendentales en la historia de la humanidad fue la Edad de Cobre, también conocida como el Chalcolítico. Sin temor a exagerar, se trató de uno de los pasos cruciales del hombre hacia la civilización. Con el cobre se introdujo la metalurgia en...