Incidente de abducción de Peter Khoury y una muestra de «cabello alienígena»
Publicado el 28 Abr 2021
© Imagen: Youtube

En el registro de la Ufología existen casos demasiado asombrosos que podrían bordear los límites de lo comprensible. Uno de esos incidentes se refiere a la abducción de Peter Khoury y lo que sería la primera prueba de ADN de material biológico relacionado con una abducción alienígena.

Los intrigantes resultados plantean muchas preguntas sobre la naturaleza física de la abducción y también ilustran la necesidad de una investigación científica más intensiva sobre este misterio mundial.

Este suceso extraordinario se produjo en Australia. El informe completo del caso del destacado investigador australiano Bill Chalker se publicó en la edición de primavera de 1999 de International UFO Reporter, la revista trimestral del J. Allen Hynek Center for UFO Studies (CUFOS) con sede en Chicago.

La historia

Peter Khoury, el sujeto de este caso, nació en el Líbano en 1964 y se mudó a Australia en 1973. Allí conoció a su futura esposa Vivian en la escuela en 1981. Peter y Vivian se casaron en 1990 y ahora tienen dos hijos. Viven en Sydney. Peter trabaja en el sector de la construcción y ha sido dueño de su propio negocio de enlucido de cemento.

Peter y Vivian tuvieron su primera experiencia OVNI en febrero de 1988, un simple avistamiento de luces en movimiento inusuales. Pero en julio de ese año, Peter tuvo una experiencia de contacto profundamente perturbadora, conscientemente recordada que, dice, cambió su vida. Mientras estaba acostado en su cama, sintió que algo le agarraba los tobillos. De repente se sintió entumecido y paralizado, pero permaneció consciente.

Encuentro cercano con pequeñas entidades

Entonces notó tres o cuatro pequeñas figuras encapuchadas junto a la cama. Experimentó la comunicación telepática con uno o más de estos seres. Le dijeron que se relajara y no tuviera miedo porque «sería como la última vez». Luego vio que estaban a punto de insertar una aguja larga en un lado de su cabeza, por lo que se desmayó.

Se despertó de un salto un tiempo después, saltó de la cama y corrió a la sala de estar donde encontró a su padre y hermano aparentemente dormidos. Tanto él como su hermano sintieron que solo habían pasado 10 minutos desde la última vez que estuvieron despiertos, pero pronto se dieron cuenta de que había pasado una hora o más. A la mañana siguiente, Peter y Vivian notaron que había una marca obvia de un pinchazo en el costado de su cabeza, con un rastro de sangre seca.

Peter Khoury, el protagonista de este incidente

Peter Khoury, el protagonista de este incidente. Cortesía: History

En ese momento, Peter nunca había oído hablar de la abducción extraterrestre. Sus recuerdos eran vívidos y alarmantes, pero no pudo encontrar respuestas ni consuelo en amigos y conocidos. Luego, algunos meses más tarde, él y Vivian pasaron junto a una valla publicitaria al borde de la carretera con una imagen del libro «Comunión» de Whitley Strieber, e inmediatamente obtuvieron el libro. Peter encontró numerosos detalles en el relato de Strieber que coincidían con su propia experiencia extraña.

Los intentos posteriores de Peter de conectarse con grupos y experimentadores OVNI locales resultaron frustrantes. Finalmente, en abril de 1993, resolvió fundar un nuevo grupo en Sydney, la UFO Experience Support Association (UFOESA), dedicada a ayudar a las personas a comprender y afrontar sus encuentros inusuales. Hoy sigue siendo el coordinador de ese grupo.

En julio de 1992, Peter tuvo la experiencia que se convirtió en el foco de este estudio de caso. Debido a que la experiencia tuvo aspectos sexuales perturbadores, Peter se mostró muy reticente a hablar de ello.

Evidencia de ADN de una abducción

Se lo mencionó por primera vez a Bill Chalker, uno de los principales investigadores de Australia, en 1996. Le mostró a Chalker que había recuperado un mechón de cabello inusual del encuentro.

En ese momento, Chalker sintió que no podía hacer nada con la evidencia física, pero durante los siguientes años, reunió a un grupo de científicos e investigadores forenses dispuestos a trabajar en casos relacionados con OVNIs.

Con sus asociados de la «invisible college», Chalker discutió la posibilidad de realizar la polymerase chain reaction (PCR) o amplificación por reacción en cadena de la polimerasa y la secuenciación del ADN mitocondrial que podría recuperarse de la muestra de cabello de Peter Khoury.

A principios de 1998, estos investigadores, que ahora se llaman a sí mismos Anomaly Physical Evidence Group, acordaron realizar las pruebas de ADN en la muestra de cabello.

Chalker señala que los experimentadores describen con mayor frecuencia que los seres «extraterrestres» no tienen pelo visible. Pero un tipo, a veces llamado «nórdicos», se describe con bastante frecuencia como que tiene rasgos distintivamente similares a los humanos, incluido el cabello, a menudo (aunque no siempre) de color rubio.

Khoury reveló su encuentro cercano con seres que llaman «nórdicos»

Khoury reveló su encuentro cercano con seres que llaman «nórdicos»

Varios casos de secuestro bien conocidos han involucrado a seres de apariencia humana con cabello, incluido el secuestro de 1975 denunciado por Travis Walton en Arizona, y el secuestro brasileño de 1957 denunciado por Antonio Villas Boas. El caso de Peter Khoury tiene cierta similitud con el de Villas Boas, quien dijo que se vio obligado a tener relaciones íntimas con una agresiva mujer humanoide a bordo de un OVNI mientras él se encontraba aterrorizado.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE: Alienígenas Blancos Altos: la insólita experiencia de un militar de EE. UU.

Encuentro con dos mujeres «alienígenas»

Khoury le dijo a Chalker que su encuentro del 23 de julio de 1992 comenzó a las 7:30 de la mañana mientras estaba en la cama. Recientemente se había lesionado en el trabajo y estaba tomando analgésicos. Esa misma mañana, había llevado a su esposa al trabajo, luego regresó a casa y volvió a la cama por un rato. De repente, se despertó de golpe y se sentó. Había dos mujeres humanoides sentadas en la cama, ambas completamente desnudas.

Estas dos mujeres parecían humanas en casi todos los sentidos. Tenían cuerpos adultos bien proporcionados. Una parecía algo asiática, con cabello lacio y oscuro hasta los hombros y ojos oscuros. La otra parecía escandinava, con ojos claros («tal vez azulados») y cabello largo y rubio que le caía hasta la mitad de la espalda. Su cabello fue especialmente notable para Peter Khoury.

Khoury le dijo a Chalker:

“Nunca había visto un peinado así. Era algo rizado como Farrah Fawcett, pero hasta el extremo … En cierto modo, se veía realmente exótico”.

Pero Khoury sintió que estas mujeres no eran exactamente humanas. Sus rostros eran algo extraños, no poco atractivos, pero demasiado cincelados, con pómulos muy altos y ojos dos o tres veces más grandes de lo normal. Khoury prestó especial atención a la rubia. Sentía que su rostro era demasiado largo. «Nunca había visto a un humano con ese aspecto», dijo.

La rubia, que estaba sentada en una posición de rodillas en la cama, parecía estar a cargo. Khoury pensó que se estaba comunicando telepáticamente con la mujer de cabello oscuro, que estaba sentada con las piernas parcialmente dobladas debajo de ella. Había algo rígido, casi en blanco, en las expresiones de las mujeres, pensó Khoury.

Khoury dice haber tenido un encuentro con mujeres alienígenas

Khoury dice haber tenido un encuentro con mujeres alienígenas

Aunque aturdido por la repentina aparición de las mujeres, Khoury solo tuvo unos momentos para considerar cómo podrían haber llegado a su habitación antes de que la rubia extendiera ambas manos y tomara la parte posterior de su cabeza, atrayendo su rostro hacia su pecho. Él se resistió. Ella tiró más fuerte.

Siguió retrocediendo. «Ella era bastante fuerte», le dijo a Chalker. «Ella me detuvo y mi boca estaba básicamente sobre su pecho. Y mordí».

Khoury dijo que no sabe por qué mordió a la mujer, pero aunque sintió que un pequeño trozo de su pezón se le desprendía entre los dientes, ella no gritó. Pero «la expresión de su rostro era como, ‘este no es el camino’. En cierto modo fue conmoción o confusión … Ella miró a la humanoide asiática … y me miró como, esta no es la forma en que se supone que debe suceder. Has hecho esto mal».

Involuntariamente, Khoury se tragó el pequeño fragmento con la boca y se le quedó atrapado en la garganta. Entró en un ataque de tos. De repente, las dos mujeres simplemente desaparecieron.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE: Los dioses nórdicos están regresando: gente de Islandia está volviendo a adorarlos

Una vez que se dio cuenta de que las mujeres se habían ido, trató de aclararse la garganta bebiendo agua. No funcionó. Luego sintió ganas de ir al baño. Se dio cuenta de que le dolían mucho los genitales. De pie en el baño, retiró el prepucio y encontró dos finos mechones rubios de cabello envueltos con fuerza.

Luchó por desenredar los mechones de cabello cuando el dolor se convirtió en una intensa sensación de ardor. Finalmente logró quitar los dos mechones de cabello e inmediatamente los puso en una pequeña bolsa de plástico sellable.

Página de una revista que representa a la mujer alienígena rubia vista por Peter Khoury

Página de una revista que representa a la mujer alienígena rubia vista por Peter Khoury.

Khoury dijo:

“La razón por la que hice eso fue porque sabía que no había manera, de ninguna manera, que un cabello de ese tamaño y envuelto alrededor de la forma en que estaba debería haber estado allí… Pensando en estas mujeres, la cosa en mi garganta, el cabello, algo extraño acababa de suceder”.

¿Muestra de ADN alienígena?

Khoury decidió quedarse con la muestra de cabello en caso de que alguna vez resultara útil para aclarar sus experiencias.

La cosa en la garganta de Khoury permaneció allí durante tres días. Tosía constantemente. Intentó aclararse la garganta con agua, pan, cualquier cosa que se le ocurriera, pero nada ayudó. Al tercer día, la sensación en su garganta simplemente desapareció.

No quería contarle a su esposa cómo se había producido su ataque de tos, pero dos semanas después decidió contárselo. «Me sorprendió», le dijo a Chalker. «Ella lo aceptó mejor que yo».

Los mechones de cabello, cuidadosamente guardados desde el encuentro, se convirtieron en el tema de la primera prueba científica de ADN informada abiertamente en una posible muestra relacionada con la abducción.

Los cabellos rubios eran extremadamente delgados y de color casi claro. Se determinó que el cabello no fue tratado químicamente, porque si lo hubiera sido, se podría haber recuperado poco o nada de ADN mitocondrial. Sin embargo, utilizando el proceso de PCR, se recuperó ADN de buena calidad.

¿Es posible que Khoury tenga en su poder muestras de ADN extraterrestre?

¿Es posible que Khoury tenga en su poder muestras de ADN extraterrestre?

A modo de comparación, también se tomaron muestras del cabello de Peter Khoury y el de su esposa Vivian. El ADN se extrajo con éxito del cabello de Peter, pero no se recuperó ningún ADN utilizable del cabello de Vivian, posiblemente debido a un tratamiento químico.

Después de una prueba exhaustiva de las muestras de cabello, los científicos del Anomaly Physical Evidence Group llegaron a una conclusión sorprendente. El fino cabello rubio, que parecía provenir de una mujer caucásica de piel clara, no podía provenir de un humano normal de ese tipo racial.

En cambio, aunque humano, el cabello mostró cinco marcadores de ADN distintivos que son característicos de un subgrupo raro del tipo racial mongoloide chino.

Un estudio detallado de la literatura sobre variaciones en el ADN mitocondrial, que comprende decenas de miles de muestras, mostró que solo otras cuatro personas tenían los cinco marcadores distintivos en el cabello rubio. Los cuatro eran chinos, con cabello negro.

El ADN mitocondrial se transmite solo de madre a hijo y, por lo tanto, ofrece un medio para rastrear ancestros antiguos por parte de la madre. Los hallazgos sugieren que los cuatro sujetos chinos comparten un ancestro femenino común con la mujer rubia. Pero no hay una explicación fácil de cómo podría ser esto.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Las pruebas de ADN nuclear, si se pudiera recuperar del cabello rubio, serían más complejas y costosas que las pruebas realizadas hasta ahora, pero podrían mostrar que el linaje del padre de la rubia era incluso más extraño que el de su madre.

Pero tales pruebas deben esperar a la financiación que aún no se ha encontrado. Hasta ahora, los miembros del Anomaly Physical Evidence Group han financiado todo su trabajo ellos mismos.

Sin la muestra de cabello rubio, la historia contada por Peter Khoury no es más que una más en una secuencia casi interminable de relatos de secuestro desgarradores, pero no demostrables. El cabello, sin embargo, lo cambia todo.

Es innegable que existe, y las pruebas forenses exhaustivas muestran que es anómalo. Parece probable que no se pueda encontrar ninguna persona con cabello rubio y un ADN que coincida exactamente con la rubia de Khoury en la ciudad de Sydney, ni en el continente de Australia, ni, probablemente, en ninguna parte del mundo.

Aunque el audio del siguiente vídeo se encuentra en inglés, usted puede activar los subtítulos en español. En caso desconozca cómo hacerlo, puede consultar esta GUÍA.

Un caso que ha dejado cientos de preguntas

¿Quién era entonces el ser cuyo cabello rubio se enredaba inexplicablemente alrededor de los genitales de Peter Khoury?

Bill Chalker cuestiona lo siguiente:

“¿Estamos tratando con ‘humanos’ de otros lugares, es decir, aquellos con ADN humano, aunque muy raros y algo anómalos? Este caso plantea todo tipo de cuestiones, como la ‘panspermia’ humana”.

Existe una teoría que plantea que seres similares a los humanos pueden haber migrado a la Tierra en un pasado relativamente reciente desde otras partes de la galaxia, quizás dando lugar a la repentina aparición del hombre moderno, el Homo sapiens sapiens, una especie que no desciende directamente de sus predecesores inmediatos, los neandertales.

Chalker dijo:

“Además, dada la conexión entre los mongoloides asiáticos, analizamos el problema de los tipos asiáticos raros similares a los europeos en el pasado. La controvertida saga de las momias de Taklamakan en la remota China occidental está cambiando la historia temprana de China. Estas momias incluyen personas que son bastante altas, de unos 1.82 metros más o menos, y algunas son rubias. No estoy sugiriendo una conexión aquí, pero pueden comprender que esta investigación ha abierto todo tipo de posibilidades interesantes sobre la naturaleza biológica de algunos de los seres implicados en los casos de secuestro “.

Estas preguntas no serán fáciles de responder. Pero apoyar el trabajo del Anomaly Physical Evidence Group podría ayudar. Se insta a quienes puedan ofrecer apoyo en la investigación se comuniquen con Bill Chalker al email [email protected] para obtener más información.

Autor: Bill Chalker, publicado originalmente en la edición de 1999 de International UFO Reporter (CUFOS trimestral). (Todos los derechos reservados).

Redacción CODIGO OCULTO

Redacción CODIGO OCULTO

Autor

La verdad es más fascinante que la ficción.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Síguenos en Telegram

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

Llega una nueva Red Social: ORIGXN

ES TENDENCIA

SUSCRÍBETE (ES GRATIS)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

UFO Spain Magazine
Ahora:
Total:

También te podría interesar…