Zerzura, el antiguo “oasis perdido” del Sahara custodiado por gigantes de piel negra
Publicado el 28 Mar 2023
© Imagen: mysteryscience.net / Wikimedia Commons

La fascinación con el hallazgo de ciudades perdidas siempre ha existido en la imaginación de las personas. Ha servido como inspiración para muchos autores de ficción o para exploradores que se aventuran a largas expediciones. En este contexto, existen unas ruinas en el Sahara que pudieron pertenecer a una antigua civilización conocida como Zerzura… caracterizada por su enorme tamaño.

Los restos de la ciudad se encuentran ocultos bajo los páramos de un desierto que, hace miles de años, fue una región verde y llena de vida. Las historias cuentan la leyenda del “oasis perdido Zerzura”.

Ver también:

La misteriosa ciudad de Zerzura

Los habitantes de Dajla, Farafra y Baharia relataban leyendas de ciudades y tesoros perdidos entre sus habitantes.

Una en particular llamó poderosamente la atención de los teóricos gracias a un manuscrito árabe del siglo XV, llamado “Kitab al Kanuz”, o “El libro de las personas ocultas”. Este texto describe Zerzura como una ciudad que se construyó con piedras blancas y estaba repleta de tesoros.

Oasis en el desierto del Sahara ocupado por una tribu marroquí

Oasis en el desierto del Sahara ocupado por una tribu marroquí. Crédito de imagen: Anderson sady / Wikimedia Commons

Fue gobernada por el “rey y la reina durmientes”, y su puerta tenía un pájaro tallado con una llave en el pico. El manuscrito también hace mención a gigantes negros que custodiaban la ciudad.

Desgraciadamente, el documento no tiene información de su creador o la fecha en la que se escribió.

John Gardner Wilkinson, egiptólogo inglés, fue el primero en mencionar Zerzura en su libro “Topografía de Tebas y una visión general de Egipto“, de 1835. Se basa en el relato de un árabe que supuestamente encontró el oasis perdido.

Wilkinson explica que estaba a solo 2 o 3 días al oeste de Dakhleh, más allá del otro valle. Luego en un “segundo en el que abunda el ganado”. Después Gebabo y Tazerbo; y más allá está Wadi Rebeena. Gebabo es habitado por dos tribus, los Simertayn y Ergezayn.

A unos 5 o 6 días al oeste de la carretera de El Hez a Farafra hay otro oasis llamado Wadee Zerzoora. Ahí abundan las palmeras y manantiales, además de algunas ruinas de fecha incierta. Los habitantes son de piel negra.

La búsqueda de Zerzura empezó a comienzos del siglo XX. El explorador William Joseph Harding King inició la expedición en 1909. Para 1911 había realizado varios viajes, conociendo algunas historias de la ciudad perdida.

Estaba seguro que encontraría Zerzura después de hallar aceitunas en el estómago de un pájaro que provenía del suroeste. Desafortunadamente, nunca la encontró.

Exploraciones y pistas: Ningún resultado

John Ball, director del Departamento de Prospección de Egipto, encontró extrañas vasijas a 160 km de Dakhla, 6 años después. Pero no había rastro de la ciudad.

Según la leyenda, existían gigantes negros que protegían la ciudad

Según la leyenda, existían gigantes negros que protegían la ciudad. Crédito de imagen: KangJason / DeviantArt

En 1932 y 1934, Un grupo de 4 personas, donde se encontraban los investigadores Ledislaus E. Almasy, Robert Clayton, Hubert G. Penderel y Patrik Clayton, encontraron una pista en la cita de Wilkenson y emprendieron su expedición. Encontraron “3 valles verdes” tras 6 días de viaje en la sección noroccidental de la meseta Gilf Kebir, cerca de la frontera con Libia.

Habitantes de Dhakla informaron de un templo de piedra a Harding King en 1910. Su ubicación coincide con la de Zerzura en la cita de Wilkinson. Incluso, en la estructura se encontraron losas con jeroglíficos egipcios y el nombre del rey de la IV dinastía Djedefre. Estos hallazgos condujeron a una nueva cronología de los egipcios en el desierto occidental.

Aunque la existencia de Zerzura sigue siendo un misterio, la leyenda ha dejado su huella en la cultura del Sahara. Los habitantes señalan que hay 3 valles asociados con la ciudad; Talh, Abd el Melik y Wadi Hamra. Este último es conocido por su vegetación y tallas en la roca. Además, aún hay agua corriendo bajo el valle, ahora enterrado por el desierto.

La búsqueda de la ciudad sigue siendo un desafío en la actualidad. A pesar de las nuevas tecnologías de exploración y navegación, el desierto del Sahara sigue siendo uno de los más hostiles del planeta. De hecho, sirvió de “inspiración” a la NASA para aterrizar la sonda Viking en las dunas de Marte.

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestra Fan Page, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes visitarnos directamente AQUÍ. O puedes unirte a nuestro Grupo Oficial, y a nuestra comunidad en Telegram.

Erick Sumoza

Erick Sumoza

Autor

Escritor especializado en la investigación de ciencia, tecnología, teorías alternativas e historia oculta. Siempre trabajando por la verdad y en contra de la censura.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Apoya nuestro trabajo

Con tu ayuda podremos seguir creando contenidos e informándote a diario. Apoya nuestro trabajo. ¡Gracias!

SUSCRÍBETE GRATIS A NOTICIAS

Síguenos en Telegram
Síguenos en TikTok / codigoocultocom

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine

También te podría interesar…

Zungaria, el hogar de los ancestrales hiperbóreos

Zungaria, el hogar de los ancestrales hiperbóreos

Los míticos hiperbóreos han dejado de ser parte de la ficción para integrar un pasado no registrado por la historia convencional. Cuando se trata de rastrear los orígenes de esta misteriosa civilización nos encontramos con Zungaria, el lugar que pudo ser el hogar de...