Señales del espacio profundo detectadas en la Antártida desafían toda explicación
Publicado el 14 Dic 2020
© Imagen: NASA

En el Polo Sur se han realizado detecciones de señales del espacio profundo, utilizando la Antarctic Impulsive Transient Antenna (ANITA), y hasta ahora desafían toda explicación.

Ahora, estas extrañas señales del espacio profundo invitan a teorías más allá de la física convencional.

La primavera pasada, un informe del telescopio de neutrinos más grande del mundo planteó la posibilidad de un universo paralelo donde, desde nuestro punto de vista, el tiempo corre hacia atrás y el Big Bang representa un final, no un comienzo.

Si bien es demasiado pronto para comenzar a buscar a nuestros «doppelgängers» de envejecimiento inverso, los físicos todavía están luchando con señales extrañas que vienen del espacio y que, hasta la fecha, han desafiado una explicación fácil.

¿Qué es la Antarctic Impulsive Transient Antenna (ANITA)?

Las señales fueron detectadas por una colección de antenas de radio financiada por la NASA que un globo gigante sostuvo sobre la Antártida.

El dispositivo, llamado Antarctic Impulsive Transient Antenna (ANITA), capta las señales de radio producidas cuando partículas de alta energía provenientes del espacio profundo se encuentran con nuestra atmósfera.

Señales del espacio profundo detectadas en la Antártida desafían toda explicación

Científicos lanzan el experimento Antarctic Impulsive Transient Antenna (ANITA) en la Antártida para descubrir el origen de misteriosas partículas espaciales. Crédito: NASA

Algunas ondas rozan la Tierra antes de golpear a ANITA y otras rebotan en el hielo. ANITA puede notar la diferencia.

Durante su primer uso en 2006 y nuevamente en 2014, el dispositivo recogió señales anómalas que se parecían a las que rozan la Tierra, pero extrañamente, parecían provenir de la superficie.

Stephanie Wissel, física de Penn State, que trabaja en el experimento ANITA, dijo en un comunicado:

“Eso significa que tuvieron que atravesar una gran parte de la Tierra”.

Señales espaciales en la Antártida

En el corazón de este misterio están los neutrinos: partículas fantasmales de alta energía que pueden fluir ilesas a través de casi cualquier material pero que pueden producir los reveladores pulsos de radio que captura ANITA.

Para investigar más a fondo las señales inusuales, los físicos recurrieron a IceCube, un telescopio de neutrinos formado por largas cadenas de detectores enterrados cerca del Polo Sur.

Un neutrino que atraviesa el hielo puede producir otras partículas que emiten pequeños destellos de luz que los sensores de IceCube pueden detectar.

Los científicos razonaron que las anomalías de ANITA también deberían haber producido señales en IceCube, y esas señales podrían revelar la fuente del espacio profundo de las partículas. Pero después de que se buscó en ocho años de datos, el misterio permanecía: el análisis exhaustivo no arrojó coincidencias.

Justin Vandenbroucke, físico de la University of Wisconsin-Madison que trabaja en el observatorio de neutrinos, dijo en un comunicado:

“Si la señal de ANITA era astrofísica, entonces deberíamos ser capaces de detectarla en IceCube, y no lo hicimos”.

Un misterio espacial sin resolver y algunas hipótesis

Los nuevos hallazgos, publicados en marzo en The Astrophysical Journal, significan que los científicos deben continuar buscando explicaciones menos obvias.

Señales del espacio profundo detectadas en la Antártida desafían toda explicación

Científicos estadounidenses han planteado la existencia de un universo alternativo, creado al igual que el nuestro durante el Big Bang, donde las agujas que registran el tiempo podrían correr en la dirección opuesta.

Algunos han propuesto que las anomalías surgieron de ondas de radio que rebotan a través de cavernas o lagos enterrados en el hielo.

Otros teóricos propusieron ideas más exóticas, como que las partículas pesadas y de alta energía en línea con los datos de ANITA pueden describir un candidato para la materia oscura: la materia misteriosa que se cree que constituye el 85 por ciento de la materia en el universo, pero que nunca se ha detectado.

Otros plantean la hipótesis de que las partículas exóticas se ajustan a un modelo teórico existente de un universo paralelo, uno que es simétrico al nuestro, pero poblado de antimateria y donde el tiempo corre al revés. Sin embargo, científicos descartaron esta idea, declarando que lo que se encontró fue causado por nieve compactada y, posiblemente, lagos subterráneos, que causaron que algunos pulsos de radio inesperados fueran mal interpretados, tal como indica una investigación publicada en Annals of Glaciology.

Aunque el audio del siguiente vídeo se encuentra en inglés, usted puede activar los subtítulos en español. En caso desconozca cómo hacerlo, puede consultar esta GUÍA.

Fuente: strangesounds
Redacción CODIGO OCULTO

Redacción CODIGO OCULTO

Autor

La verdad es más fascinante que la ficción.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Síguenos en Telegram

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

SUSCRÍBETE (ES GRATIS)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine
Ahora:
Total:

También te podría interesar…

¿Extraterrestres o Intraterrestres?

¿Extraterrestres o Intraterrestres?

Uno de los temas más controversiales, cuando hablamos de OVNIs (y créanme que hablo bastante de OVNIs en mi vida diaria) es el tema de "¿de dónde provienen los extraterrestres?". Dos de las teorías más aceptadas son: Si son extraterrestres, entonces vienen del...