Pat Price fue un prominente psíquico del Proyecto Stargate de la CIA. Reveló la existencia de bases extraterrestres, a través de la «visión remota».

Pat Price sorprendió a todos en el Proyecto Stargate con su habilidad de visión remota: él daba descripciones detalladas de cualquier elemento en «cualquier parte del mundo», como lo expresó el antiguo director de la CIA. Él reveló la ubicación de cuatro bases extraterrestres en la Tierra (en Alaska, España-Francia, Zimbabue y Australia). Su instrumento era su propia mente, a través de un tipo de ejercicio de proyección psíquica para visualizar lugares lejanos.

EE. UU. tenía un programa llamado Stargate (puerta estelar), desarrollado en el Instituto de Investigación de Stanford. En ese programa se escogían psíquicos experimentados, con el objetivo de probar sus habilidades de percepción extrasensorial (en un ambiente de laboratorio). Todo indica que los experimentos fueron exitosos y estos clarividentes pudieron describir lugares y objetos ubicados a miles de kilómetros de distancia (y más).

Pat Price, el visor remoto y las 4 bases extraterrestres

Pat Price a la izquierda, con Hal Putoff a la derecha
Pat Price a la izquierda, con Hal Putoff a la derecha (Public domain).

Pat Price es considerado uno de los visores remotos más exitosos de Stanford. Una de sus hazañas fue haber detallado objetos en instalaciones secretas de la Unión Soviética (durante la Guerra Fría).

Price fue un antiguo oficial de policía de Burbank, California, descubierto por el Instituto de Investigación de Stanford. El antiguo director de la CIA, Stansfield Turner, dijo sobre él:

Un hombre que podía “ver” lo que estaba sucediendo en cualquier parte del mundo a través de sus poderes psíquicos.

¿Dónde estarían estas bases extraterrestres?

  1. En el Monte Perdido (entre España y Francia). La base estaba protegida con detectores, en un perímetro de 3.2 km. Se observaron varias aeronaves en el área de lanzamiento y un sistema de propulsión electromagnética.
  2. En el Monte Inyangani, la montaña más alta de Zimbawe, África. Price describió a esta instalación como un centro técnico y de mantenimiento. Se observaban piezas siendo soldadas, como una especie de red tubular que funcionaba para «ionizar una capa de aire».
  3. En el Monte Hayes (Fairbanks, Alaska). Esta base subterránea sería un centro meteorológico y geológico, y también tendría un sistema de seguridad. Price visualizó computadoras, osciloscopios y una estructura cúbica que contenía una antena rotatoria.
  4. En el Monte Ziel (norte de Australia). Una base extraterrestre con bastante personal (y de las otras bases también). Fue denominada como un «punto de introducción de los homosapiens». En un momento, Price se sintió desorientado y percibió que había sido detectado, así que retiró su visión remota del lugar. Algo sorprendente es que estos extraterrestres fueron catalogados como ¡de los mismísimos Anunnaki!
Ilustración de una base extraterrestre
Ilustración de una base extraterrestre. Crédito: ID 7241990 / Pixabay.

Lo perturbador es que estas montañas son conocidas como «puntos calientes» de actividad OVNI, fenómenos extraños y hasta de desapariciones de personas que remiten a las abducciones extraterrestres. Por ejemplo, hay reportes de que en las inmediaciones del Monte Hayes se generaban anomalías y mal funcionamiento en proyectos espaciales de Estados Unidos y de la Unión Soviética.

Pat Price sorprendió a la CIA en el Proyecto Stargate, con su capacidad de visión remota. Era tomado en serio, así que sus visualizaciones mentales detalladas de estas cuatro bases extraterrestres en montañas son reveladoras.

Referencias: Collective-Evolution / BibliotecaPleyades / RemoteViewed.

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia y uso en otros medios, sin autorización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here