Noósfera, la dimensión virtual que interconecta la energía del pensamiento humano y la conciencia universal
Publicado el 10 May 2022
© Imagen: brainworldmagazine

Es considerada una de las más grandes utopías en la historia. Aunque no se tienen pruebas concretas de la existencia de aquella dimensión, son muchos los filósofos que plantean el avance de la humanidad hacia una nueva etapa de la evolución.

La Noósfera es la esfera de pensamiento que envuelve a la Tierra. La palabra proviene del griego noos (mente) y sphaira (esfera). La Noósfera es la tercera etapa del desarrollo de la Tierra, después de la geósfera (visualicemos las rocas, el agua y el aire) y la biósfera (todos los seres vivos). Las tres esferas se complementan entre sí: por ejemplo, la vida en la biósfera necesita la geósfera para sobrevivir (materia, agua y aire), y el pensamiento debe encarnarse en la biósfera, a través de los cerebros vivos de los seres humanos y nuestra tecnología.

Entonces, la Noosfera puede verse como el surgimiento de un super organismo planetario que integra todas las actividades geológicas, biológicas, humanas y tecnológicas en un nuevo nivel de funcionamiento planetario.

La idea de la noósfera fue desarrollada por el paleontólogo Teilhard de Chardin, el matemático Édouard Le Roy y el geoquímico Vladimir Vernadsky entre 1927 y 1955.

Pierre Teilhard de Chardin

Pierre Teilhard de Chardin. (Wikimedia Commons)

¿Una nueva corriente religiosa?

La Noósfera no debe considerarse como una nueva idea religiosa porque Vernadsky era ateo y, por lo tanto, defendió una visión secular y materialista que tuvo una inmensa influencia en Rusia y Europa del Este. Respecto a Teilhard, es cierto que su sistema de pensamiento intenta integrar ciencia y religión, pero si bien su trabajo científico en paleontología puede disociarse de sus creencias y escritos religiosos, lo mismo ocurre con su visión futurista de la humanidad y la Noosfera.

Lo que puede haber causado confusión es que Teilhard también argumentó que la Noosfera finalmente se desarrollaría hacia un “punto omega”, una suerte de estado de nirvana. Por supuesto, esto es especulación sobre un futuro muy lejano, y es un tema fascinante y controvertido separado.

Cortesía: humanenergy.io

La Noosfera es una visión de futuro única en la intersección de otras tres visiones: la Cósmica, la Verde y la Geek. En primer lugar, Teilhard ve a la Noosfera como parte de la evolución cósmica que sabemos hoy en día se extiende por 13.800 millones de años. Para Teilhard, la evolución es una “condición general a la que deben someterse todas las demás teorías, todas las hipótesis, todos los sistemas y que deben satisfacer en lo sucesivo para que sean pensables y verdaderos. La evolución es una luz que ilumina todos los hechos, una curva que todas las líneas deben seguir”.  Él no dice que la evolución se detiene con la humanidad; muy por el contrario, sugiere que algo más grande está por venir cuando la humanidad se una a escala global: la Noosfera.

¿La Tierra es un ser vivo?

Las visiones verdes del futuro a menudo ven a la Tierra como un organismo vivo, o “Gaïa”. Desafortunadamente esta idea es generalmente recibida con dudas por muchos científicos que encuentran que carece de rigor científico. Asume que el planeta Tierra, su clima y sus organismos vivos se regularán espontáneamente entre sí. La filosofía de Gaïa esencialmente revierte la relación de dominio-sumisión que los humanos tienen actualmente con la Tierra. En lugar de ver a los humanos como amos despiadados del planeta Tierra, es el planeta Tierra quien tiene el control y se representa como una Diosa: Gaïa. El problema es que los humanos interrumpen estos ciclos de regulación natural, y no sabemos si Gaïa encontrará un nuevo equilibrio ni cuándo lo hará. Creer ingenuamente que Gaïa es todopoderosa también es una suposición peligrosa, porque podría llevar a la idea de que los humanos son libres de cometer cualquier error con el planeta, y de todos modos se arreglará solo.

Cortesía: definicionabc.com

Los geólogos han reconocido el impacto masivo de los humanos en el planeta, e incluso han dado un nombre a esta nueva época geológica: el “Antropoceno”. Sin embargo, esta visión insiste en los problemas globales (cambio climático, pérdida de biodiversidad, etc.) y no sugiere muchas soluciones. Los movimientos políticos verdes a menudo toman la posición de desacelerar las cosas para proteger el medio ambiente y la vida, pero esta postura en sus formas extremas es incompatible con el cambio tecnológico acelerado.

A su vez, aquellos que insisten en el poder de la tecnología a menudo son llevados a la visión de la singularidad tecnológica defendida por futuristas como Ray Kurzweil. La visión de la singularidad enfatiza el tremendo progreso acelerado y el impacto de las computadoras, las redes de comunicación, la inteligencia artificial, los robots y el internet de las cosas. Argumentan que conducirá a nuestro mundo hacia un nuevo régimen muy pronto, alrededor de 2045, que será totalmente incomprensible: es decir, un momento de singularidad. Este futuro a menudo se representa de una manera aterradora, donde los humanos no serán necesarios y donde las máquinas podrían incluso tomar el control, como en las películas The Terminator o The Matrix. Sin embargo, estos escenarios de ficción no son plausibles, porque los humanos y las máquinas rara vez compiten directamente y son más bien codependientes. Sería absurdo imaginar que alguien quiera destruir su smartphone porque le tiene miedo.

Cortesía: trecebits.com

La visión de Teilhard no estaba centrada en máquinas y redes, sino en la humanidad unida en amor y comunidad. No imaginó el lado más oscuro de Internet con noticias falsas, manipulación de las redes sociales con fines políticos y programas de vigilancia masiva.

¿Cómo comenzó la Noósfera?

No se conoce con exactitud el origen de la Noosfera, pero Teilhard argumentó que se debían cumplir tres condiciones. Primero, es necesaria la presencia de los humanos porque tenemos una facultad única de reflexión que permite la comunicación simbólica sofisticada y la unificación de sociedades. En segundo lugar, con la evolución humana, la evolución ya no solo diverge en especies cada vez más diversas, sino que también converge a medida que los humanos forman totalidades más grandes e integradas. En tercer lugar, los humanos tenían que convertirse en una especie global, es decir, habitar en todos los lugares del mundo. Por supuesto, ir y adaptarse a todas partes de la Tierra fue solo el comienzo, y los humanos también necesitaban tejer nuevos vínculos entre sí para intercambiar bienes e información a escala global. Esta progresiva interconexión mundial desencadenó una Gran aceleración en la década de 1950.

Cortesía: humanenergy.io

La Tierra como super organismo

Si se visualiza el planeta Tierra a la distancia, aparecen muchas características de un organismo. Por ejemplo, para comer, primero se necesita encontrar comida, y cuando es ingerida el cuerpo la hace circular. De manera similar, con actividades humanas como la agricultura o la minería, los recursos de la Tierra se recolectan y luego se distribuyen mediante distintos medios de transporte.

Cortesía: okdiario.com

El cuerpo también tiene cinco sentidos para percibir e interactuar con su entorno. En la Tierra, se están desarrollando y desplegando sensores tecnológicos para monitorear el clima (sensores de viento, temperatura, humedad en la Tierra o en satélites espaciales), o cámaras de vigilancia para monitorear el comportamiento de los animales. Esta es la misión central de Internet de las cosas: distribuir capacidades de detección y actuación a artefactos tecnológicos en todo el mundo.

LECTURA RECOMENDADA: ¿Qué ocurriría si el cerebro funcionara al 100%?

En la época de Teilhard, el equivalente del sistema nervioso humano eran las crecientes redes de radio y televisión, que ahora se ven opacadas por la interactividad de Internet. La función de la memoria también ha crecido mucho más allá de las bibliotecas: ahora podemos almacenar y recuperar fácilmente más de la memoria colectiva de la humanidad. Esto nos parece normal hoy en día, pero era impensable décadas atrás. También podemos ver en forma embrionaria un pensamiento superior y una toma de decisiones global, con organizaciones intergubernamentales como la Organización Mundial de la Salud o las Naciones Unidas.

Imagen: Pinterest

Funcionamiento de la Noósfera

Teilhard intenta diseccionar el super organismo y descubre que hay tres partes esenciales. En primer lugar, la cultura puede transferir información rápidamente, ya que se pueden comunicar nuevas ideas y conocimientos dentro de una generación determinada, a través de la imitación, la conversación, los libros, etc. Con la cultura, la información y el conocimiento acumulados se pueden transferir sin tener que codificarlos primero en el ADN.

En segundo lugar, Teilhard también vio la naturaleza disruptiva de las máquinas. Escribe que un proceso de mecanización “finalmente crea, en la periferia de la raza humana, un organismo que es colectivo en su naturaleza y amplitud”. En otras palabras, la tecnología y las máquinas están comenzando a crear su propio camino y dinámica evolutiva, además de la biología.

Finalmente, ve la importancia de las computadoras y las redes de comunicación, formando el comienzo de un aparato cerebral global. Teilhard escribe que “Nadie puede negar que una red (mundial) de afiliaciones económicas y psíquicas se está tejiendo a una velocidad cada vez más acelerada que envuelve y penetra cada vez más profundamente dentro de cada uno de nosotros”. Por supuesto, estas tres partes no son independientes, y son las tres juntas las que hacen el trabajo completo.

Cortesía: elciudadano.com

¿Cómo se está desarrollando la Noosfera?

El surgimiento de la Noosfera es un evento único y sin precedentes en la historia, por lo que es difícil predecir cómo se desarrollará. Nuestra mejor apuesta es inspirarnos en situaciones similares en el pasado curso de la evolución, utilizando teorías de las principales transiciones evolutivas. Una gran transición evolutiva es un momento clave en la evolución donde aparecen formas de vida radicalmente más complejas. Ha habido algunos de ellos en los 3.800 millones de años de historia de la vida. Los ejemplos incluyen la aparición de moléculas autorreplicantes (ARN, ADN), células complejas (eucariotas), organismos multicelulares (todas las plantas y animales) o reproducción sexual. Algunos científicos evolutivos de vanguardia intentan destilar lo que es común a todas estas transiciones diferentes y aplican este nuevo conocimiento a la Noosfera ascendente. En particular, se puede explorar el posible desarrollo futuro de la noosfera tomando en serio la idea de un sistema nervioso planetario emergente y en desarrollo.

Comparemos esto con el desarrollo del cerebro de un niño. Cuando nace un niño, los reflejos básicos y las funciones corporales automáticas ya están en su lugar. Un bebé reacciona al dolor, puede respirar y regular su temperatura. También necesitamos tales funciones para el planeta, para poder detectar y reaccionar rápidamente a los desafíos básicos. Conectar físicamente con cables todas las computadoras en la Tierra era un primer paso necesario. Muchas funciones globales básicas ya funcionan bien: piense en la agricultura y la distribución de alimentos, al menos en los países desarrollados, o el hecho de que el clima y las alertas volcánicas pueden salvar a millones de personas de los desastres naturales. Pero ni siquiera somos tan buenos como un recién nacido, ya que no somos capaces de regular la temperatura de la Tierra, función básica que tienen todos los mamíferos.

Cortesía: hbaecurriculum.com

A medida que un niño crece, tiene que lidiar con emociones intensas que experimenta. Todos los padres lo saben muy bien, y tienen que enseñar a sus hijos a manejar y lidiar con estas emociones para que sean funcionales. A escala planetaria, las redes sociales actuales tienen el poder de suscitar emociones a escala global.

Confiar en las emociones y las reacciones viscerales es claramente insuficiente y los niños tienen que pasar por muchos años de educación para aprender a regular sus emociones y, en última instancia, complementar sus emociones con conocimiento racional. A nivel global, esto sería el análogo del razonamiento colectivo y la toma de decisiones. Todavía no hemos llegado allí, ya que incluso nuestro mejor proceso de toma de decisiones colectivas, la democracia, a veces conduce a malos resultados.

Estos tres aspectos de la Noosfera -reflejos, emociones, racionalidad colectiva- se están desarrollando en paralelo, pero está claro que una racionalidad colectiva aún está menos desarrollada en la actualidad. De hecho, ¿quién puede convencer a las superpotencias como China o EE. UU. de que dejen de experimentar con la eugenesia o de que reduzcan la contaminación?

¿Se volverá consciente la Noósfera?

Eso es de esperar, pero nadie sabe cuándo o cómo, o si seríamos capaces de detectarlo. Entonces, el problema aquí es que nunca podremos lograr un diálogo profundo e igualitario con la Noosfera. En cierto modo, ya estamos usando el “poder del cerebro” de la Noosfera cuando usamos asistentes digitales como Alexa de Amazon, Siri de Apple o Google Assistant. Se alimentan de terabytes de datos para brindarnos respuestas. El punto es que filtran grandes datos por nosotros y nos brindan solo la pequeña cantidad de información que necesitamos. Ya no podemos saber todo lo que pasa en Internet. Esto está más allá de nuestras capacidades cerebrales. Algunos transhumanistas dirían que podríamos mejorar y aumentar nuestro cerebro con implantes neurales, pero incluso entonces, nunca alcanzaríamos la capacidad de la Noosfera como un todo.

Pensamiento humano

(Public domain)

¿Es posible perder nuestra libertad individual ante un super organismo?

En la Tierra coexisten organismos unicelulares y multicelulares, por lo que la transición multicelular no fue forzada sistemáticamente. De la misma manera, siempre seremos libres de elegir y es posible sobrevivir fuera de la Noosfera, fuera de la sociedad. Al hacerlo, se libera de las restricciones sociales, pero no hay duda de que su rango de acciones posibles se reduce mucho. Así que al final, al liberarnos de la sociedad, ¡seremos menos libre! Se obtiene mucho más y nuevos tipos de libertad una vez que se integra en la sociedad (incluso si implica nuevas restricciones). Este punto es claro en nuestro mundo globalizado: pensar en la libertad para pedir casi cualquier producto a través de internet o para viajar a cualquier parte de la Tierra: estas cosas son obviamente imposibles si se está aislado, comer solo los vegetales o animales que se encuentren en la naturaleza, no tener pasaporte y negarse a usar dinero.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

¿Qué implica la Noósfera para los humanos?

La Noósfera implica nueva ética, nuevos valores. En la evolución humana, cada vez que los grupos humanos han crecido, de grupos de forrajeo a aldeas, ciudades, naciones, tuvieron que hacer la transición a nuevas estructuras éticas y de gobierno para mantener altos niveles de cooperación. El desafío fundamental de la ética actual es encontrar formas de comprender, guiar y dirigir las acciones de unos 8 mil millones de personas, así como los muchos más miles de millones de artefactos tecnológicos que diseñamos, construimos, interactuamos y de los que dependemos cada vez más.

Coortesía: mexicosocial.org

Los humanos son conscientes de la evolución pasada, y nuestra situación actual es que estamos en un umbral evolutivo crítico. Esto tiene importantes implicaciones éticas porque el desarrollo exitoso de este proceso evolutivo hacia la Noosfera se basa en contribuciones positivas y conscientes de individuos, grupos y gobiernos.

Teilhard escribe:

“Esta es la vida que emprende una segunda aventura desde el trampolín que estableció cuando creó a la humanidad”.

Sin la ética y la visión adecuadas, es posible que los seres humanos ni siquiera comiencen esta segunda aventura.

Bibliografía

Sitios web:

  • Noosfera
    https://metode.es/revistas-metode/secciones/es-sociofolcologia/noosfera.html
  • El verdadero significado de “Noosfera”: El nuevo podcast de ciencia de La Razón
    https://www.larazon.es/ciencia/20200605/jnanl5eurrh67gcoj3j4mvrft4.html
  • La amenaza de la noosfera
    https://www.urosario.edu.co/revista-nova-et-vetera/Vol-2-Ed-14/Columnistas/La-amenaza-de-la-noosfera/
  • Noosfera
    http://arquepoetica.azc.uam.mx/escritos/noosfera.html
  • ¿Qué es la Noosfera?
    https://humanenergy.io/projects/what-is-the-noosphere/
  • La esfera de la inteligencia (Noosfera)
    https://joseantoniocobena.com/2006/04/15/la-esfera-de-la-inteligencia-noosfera/
  • La noosfera y el poder de la información en las comunidades en red
    http://www.razonypalabra.org.mx/anteriores/n27/agomez.html
  • La Noosfera: La mente de la Tierra
    https://www.elciudadano.com/ciencia-tecnologia/la-noosfera-la-mente-de-la-tierra/04/02/

Un artículo de Pedro Noguchi, colaborador de CodigoOculto.com

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestra Página de Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestro Grupo oficial de Facebook, y a nuestra comunidad en Telegram.

Te recomendamos leer:

Pedro Noguchi

Pedro Noguchi

Autor

Pedro Noguchi es comunicador audiovisual con estudios en electrónica y fotografía, conductor del programa «Paradigma 0» (http://bit.ly/2vHBf4Z). Como fundador del grupo de investigación Dharma Paranormal de Perú, tiene el objetivo de difundir los nuevos aportes en la investigación de las manifestaciones metafísicas, bajo un enfoque que integre la experimentación con las teorías espirituales. Pedro Noguchi es colaborador permanente en CodigoOculto.com desde Marzo de 2019.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Síguenos en Telegram

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

SUSCRÍBETE (ES GRATIS)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine
Ahora:
Total:

¡DALE AL PLAY! ▶

También te podría interesar…

Azrael, el ángel de la muerte

Azrael, el ángel de la muerte

Numerosas creencias cuentan en su haber con una figura encargada de guiar a los difuntos al otro lado. En muchas ocasiones, se indica que el alma o la esencia del recién descarnado no aparecería directamente en su lugar de destino una vez ocurrida la muerte del...