Hace muchos miles de años, existió un planeta adicional en el cielo visto desde la Tierra. Se ubicaba entre Marte y Júpiter, en lo que hoy es el Cinturón de asteroides. Pero, una noche, este planeta explotó de forma repentina e inesperada, como si tratara de una supernova. Un gran brillo se generó, que incluso convirtió la noche en día. Las consecuencias no tardaron en llegar a la Tierra, incesantes lluvias de meteoritos cayeron, incendiando todo a su paso. Ese fue el planeta perdido, Maldek o Faetón, un mundo que fue destruido.

Más detalles en: Maldek o Faetón: el enigma del «Quinto Planeta» del que no se habla

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here