El mundo de H. R. Giger, mucho más que “Alien”
Publicado el 15 Nov 2021
© Imagen: 20th Century Fox / HR. Giger

En 1979 el mundo se sorprendió cuando Alien, el Octavo Pasajero aterrizó en las salas de cines. El argumento sobre una extraña criatura espacial, sembrando el terror tras infiltrarse en una nave espacial comandada por viajeros terrestres, se convirtió en sensación inmediata.

Una de las cualidades para comprender su éxito tuvo como motor y estrella de la película, una atemorizante especie alienígena, nacida del genio suizo, H. R. Giger, quién lograra un Óscar por su creación.

A partir de entonces Giger se convirtió en una celebridad mundial, estatus del que gozara hasta su fallecimiento producido en 2014. Llamado el “padre de la pesadilla gráfica”, Giger fue sin dudas un artista todoterreno, logrando trascender en base un género artístico no siempre comprendido, y que hoy vamos a homenajear.

Ajusten sus cinturones, se avecina un viaje movido.

Hans Rudolf Giger – Hijo Putativo de Frankenstein

“Cuando yo tenía cinco años –contaba el propio Giger en 1983–, mi padre recibió un cráneo, de Ciba-Geigy, creo. Me fascinó tener el fragmento de un ser humano entre mis manos. Después trabajé como diseñador industrial. Me gusta unir los esqueletos, las formas óseas, con la mecánica, la técnica. Me fascina llevar a cabo esta mezcla. Biomecánica no es más que una palabra como cualquier otra. Se trata, únicamente, de una forma de expresión con la que me siento a gusto. Cada vez vamos haciéndonos más parecidos a androides… Las prótesis… Las manos, las piernas artificiales… Me fascinan estas cosas”. Guzmán Urrero. La biología siniestra de H.R. Giger.

HR. Giger y su arte peculiar

HR. Giger y su arte peculiar. Cortesía: summainferno.com

Hans Rudolf Giger nació un 05 de febrero de 1940, nativo de Chur, Graubünden, Suiza, siendo segundo hijo del matrimonio formado por Melly Giger-Meier y Hans Richard Giger. Rudie como también se lo apodara, creció en un ambiente familiar relajado, donde desde pequeño fuera alentado en sus proyectos. Su padre fue un químico farmacéutico, quién más tarde lo animara a estudiar arquitectura y diseño industrial.

De su madre, en cambio, Rudie heredaría la sensibilidad por el arte, y con quién siempre se sintió más apegado. Melly se convertiría en su primera musa e inspiración. Más tarde Giger contaría a sus biógrafos, que durante esa etapa se describía así mismo como “un niño tímido, vago y absolutamente negado para estudiar”. Tenía fascinación por la plastilina, y una obsesión por “dibujar castillos, palacios, y trenes”, que hasta los 12 años lo tuvo fascinado.

Su asistencia a un Jardín de Infantes católico tendría fuerte impacto en su trabajo, como bien se rememora en una entrevista realizada al genial artista:

“Siempre había que rezar cuando nos portábamos mal, nos ponían delante de un cristo ensangrentado y nos recordaban que éramos los culpables de su dolor”.

Durante esa peculiar etapa Giger se aficionó a las armas de fuego, según se desprende de una biografía publicada en 1986 por la prestigiosa casa editora Taschen:

“A partir de la pubertad empecé a coleccionar armas como loco, aunque me limitaba a los revólveres. El ‘Gölischmid’, un hombre mayor al que se tenía por loco y que siempre tenía algo que llevar a la farmacia, me enseñó a reparar armas manuales de fuego. Así es como aprendí a soldar y templar los resortes”.

H.R. Giger un artista todo terreno, alabado por el mismísimo Salvador Dalí, quién lo declaró un renovador del surrealismo

H.R. Giger un artista todo terreno, alabado por el mismísimo Salvador Dalí, quién lo declaró un renovador del surrealismo. Cortesía: apocrifa.com.mx

Un punto de inflexión tiene su encuentro con una momia egipcia, que causara gran impresión en su futura formación, donde el simbolismo de la muerte comienza a obsesionarlo. Lentamente una atmósfera oscura fue acompañando estos primeros pasos. Giger también recordaría su niñez atravesada por extrañas predilecciones, como por ejemplo construir trenes fantasmas en el jardín familiar, así como arrastrar calaveras sobre ruedas. Terrores nocturnos empezaron a ser una constante en la psiquis de Giger, poblado por pesadillas grotescas, sueños que empezaría a volcar en un diario, al mejor estilo freudiano.

Luego confesaría, el arte sería su mejor terapia para exorcizar aquellos temores, dando nacimiento a su estilo biomecánico caracterizado como él mismo revelara, “por visiones que tomaban casi siempre formas humanas y monocromáticas, mezcladas con grotescos apéndices o fondos barrocos de inspiración mecánica”.

Nosotros los Niños Atómicos – Presagios del Futuro

“Les estamos agradecidos a nuestros progenitores, que durante el gran boom y siguiendo el reglamento atómico suizo se tiraron al suelo de acuerdo a sus reflejos, y muy adecuadamente contaron hasta quince, pues de lo contrario no existiríamos. Nosotros, los niños atómicos, no queremos moralizar, a nadie recriminar, simplemente queremos, que ustedes se acostumbren y aprendan a querernos. Sólo que no podemos garantizarles nada, pues tan pronto seamos mayoría, ustedes serán los anormales y quizás tengan que sufrir por eso. H. R. Giger 1963 Oposición/Democracia Viva“.

En 1962 Giger se encuentra dando sus primeros pasos en la Escuela de Artes y Oficios de Zúrich, donde la joven promesa suiza va a especializarse en arquitectura, diseño de interiores e industrial. Durante esa época Giger se encuentra inmerso en la exploración psicoanalítica demarcando una influencia que tiene a Ernst Fuchs y Salvador Dalí, como sus máximos exponentes.

Comienza su experimentación pictórica con técnicas al óleo, aceites, y tintura china. También se embarca en realizar trabajos escultóricos en poliéster, máscaras, y de mueblerías. El hibridaje de lo orgánico con lo mecánico gana fuerza dentro Giger, denominado más tarde por sus críticos como “la nueva carne”, siendo un género dominado por lo “tecno científico, monstruosidad, y sadomasoquismo”, tal su descripción. Cuando el nacimiento del ciberpunk tome fuerza mucho más adelante, Giger, será ensalzado como uno de sus referentes más destacados.

Li Tobler la gran musa de Giger, retratada en 1969 junto a una de sus alucinantes esculturas biomecanoides

Li Tobler la gran musa de Giger, retratada en 1969 junto a una de sus alucinantes esculturas biomecanoides. Cortesía: gigerland / Tumblr

Pero volvamos a inicios de los sesenta, época de efervescencia y cambios veloces. Giger se involucra a través de su arte como espectador de sucesos históricos cruciales, en un mundo atemorizado por el descubrimiento atómico.

Como bien señala Fernando Zapata Alejos en H.R. Giger: De atómicos a biomecanoides:

“La obra de Giger muestra los temores de una sociedad permanentemente amenazada por las consecuencias impredecibles de tecnologías abrumadoras e incontrolables, tales como la experimentación nuclear y la ingeniería genética, las cuales podrían cambiar los principios básicos de la vida humana en un inquietante futuro cercano”.

Suiza no es ajena a esta problemática, y arrecian los debates sobre el tema nuclear. Es bajo ese escenario, que Giger va a entregar a luz uno de sus primeros manifiestos pictóricos, los famosos Wir Atomkinder (Nosotros los Niños Atómicos).

LECTURA RECOMENDADA: Arthur C. Clarke “Profeta de la Era Espacial”

Y nuevamente apelamos a Fernando Zapata Alejos, crítico de arte, curador, y artista visual. Así como maestro en Literatura Aplicada por la Universidad Iberoamericana Puebla (UIA Puebla), México. Quién sobre esa fantástica obra desgrana lo siguiente:

“Los bocetos tempranos de la serie presentan desolados escenarios euclidianos, altamente estilizados y poblados por una raza de enanos amorfos como resultado de alguna catástrofe atómica. Las criaturas de Giger no muestran otra preocupación que la adaptación a su nuevo medio, estos seres parecen haber sobrevivido gracias al canibalismo y a la asimilación e incorporación de las nuevas tecnologías. En algunos casos, los enanos se encuentran lisiados, y en otros, mutilados o parcialmente complementados con prótesis de avanzada tecnología”.

The Atomic Children, una de las obras más emblemáticas de H.R. Giger

The Atomic Children, una de las obras más emblemáticas de H.R. Giger. Cortesía: Rex / The Mirror

Hay quién ve en estos primeros bocetos un presagio de Chernóbil, catástrofe que décadas más tarde tendrá en vilo a Europa.

Giger sin embargo reclamará estas ideas como otra forma de exorcizar sus demonios perturbadores, declarando:

“Los niños son tan maravillosamente inocentes que cuando los veo en masa se convierten en algo aterrador. Entonces me parece que representan el origen del mal, que están predestinados a ser los males físicos y orgánicos de nuestra sociedad”.

Giger y su atormentado vínculo con Li Tobler, expresado en uno de sus trabajos fetiches, Li, que diera a luz en 1974

Giger y su atormentado vínculo con Li Tobler, expresado en uno de sus trabajos fetiches, Li, que diera a luz en 1974. Cortesía: Amazon

Por ese mismo tiempo Giger encara su primera exposición en la Galerie Störchler, Basilea, iniciando en paralelo sus primeras colaboraciones con revistas del Underground. También da a conocer algunos dibujos iniciales, como el imprescindible Ein Fressen für de Psychiater (El bocadillo perfecto para el psiquiatra), publicado en forma privada. Cuatro años después en 1966, luego de graduarse como diseñador de interiores, Giger comienza a trabajar bajo las órdenes del reconocido diseñador Andreas Christen. Sin embargo, el mundo de Giger está a punto de explotar en mil pedazos, cuando a su vida arribe una mujer que va a transformar su vida.

Li Tobler – El encuentro de la bella y la bestia

“Li Tobler la musa trágica melancólica de H. R. Giger. Su rostro acecha las representaciones de mujeres etéreas de Giger en muchas de sus pinturas, a menudo mirando desde el tormento de la otra vida a un mundo más allá de todo lo que hemos conocido. Envuelto en misterio, Li Tobler es el rostro más familiar de Giger, pero el más desconocido”. Sdordor de Natasha. Li Tobler, la musa melancólica de H. R. Giger, 2016.

En 1973 el súper grupo Emerson Lake & Palmer, se hizo con un dibujo de Giger para su tapa en Brain Salad Surgery

En 1973 el súper grupo Emerson Lake & Palmer, se hizo con un dibujo de Giger para su tapa en Brain Salad Surgery. Cortesía: Amazon

Los sucesos que ahora vamos a narrar tuvieron lugar en aquel lisérgico 1966. Ya por entonces Giger comienza a labrarse una reputación como artista de vanguardia. Sin embargo, su economía parecía no corresponderle, y es por eso Giger decide mudarse junto a Paul Weibel, un antiguo compañero de sus días como estudiante. Weibel por entonces se encontraba en una relación con una bella modelo y aspirante actriz sueca, llamada Li Tobler de apenas 18 años, habitando ambos un pequeño departamento no lejos de Zúrich. Giger se unió a la pareja, y por muchos meses compartieron la precaria residencia, hasta que Weibel decidió marcharse al extranjero.

Transcurrido un tiempo Giger y Tobler comenzaron a intimar. Por primera vez en su vida Giger, que hasta los 21 años permaneció célibe, conoce de repente el amor. Luego de deambular por varias casas abandonadas, Giger logró finalmente asentarse junto a su amada en una propiedad que lograra comprar gracias a una herencia. Tobler de inmediato celebra el talento de Giger, proclamándose rápidamente su musa. Graduada del teatro de K.Rellstab, Li Tobler comenzó a destacar en los circuitos artísticos de Zúrich, y que en 1972 la ensalzaría como protagonista de una exitosa obra teatral, My Woman.

Giger mientras tanto, comienza a labrarse una reputación como artista de talento, aunque el ascenso no es fácil. Según rumores sus primeras exposiciones no fueron muy bien recibidas por el público suizo, siendo que muchas galerías recibieron la furia de indignados residentes locales. A pesar de estos primeros rechazos, Giger comienza a popularizarse, y es requerido para colaborar en algunos filmes de vanguardia lisérgica. Un hecho importante ocurre en 1968 cuando Sergius Golowin un escritor, y el productor F. M. Murer, deciden realizar un corto destacando su fantástico trabajo.

Giger construyendo la criatura y que le valiera un Óscar en 1980, por su alucinante creación

Giger construyendo la criatura y que le valiera un Óscar en 1980, por su alucinante creación. Cortesía: gonnageek.com

Durante 1969 un coleccionista amigo H.H. Kunz imprime una serie de pósteres con sus dibujos, otorgándole un espaldarazo definitivo. Vendrán luego sus primeras exposiciones, invitado por Alemania y Austria. En 1973 el rock progresivo encarnado por Emerson, Lake and Palmer, le encargan a Giger la portada de su disco, Brain Salad Surgery, alcanzando un impacto inesperado. Un año antes, 1972, Giger inicia su pasión por la técnica del aerógrafo, dando un nuevo impulso a su singular obra, y elevando su inspiración a un nuevo nivel.

LECTURA RECOMENDADA: Erich von Däniken “El Villano de los Dioses”

Pero volvamos a Li Tolber. Mientras Giger disfruta de su reconocimiento, Tolber se encuentra sumergida en una espiral descendente, marcada por su adicción a las drogas, y una fuerte depresión que la llevan a querer atentar con su vida varias veces. Giger intenta lidiar con estos problemas, tratando de ayudar a Tolber a quién amaba con locura.

En 1974 la pareja transita una breve separación, cuando Tolber abandona a Giger marchando a los Estados Unidos, aunque luego de un mes regresa a sus brazos. Durante esas idas y venidas, Giger empieza a trabajar en una obra que va a marcar la relación a fuego, bautizada como “Yo soy Li”, en honor a su musa. Se dice que cuando Tolber contempló la pintura se hinchó de rabia, y en total desesperación, tomó un cuchillo rasgando con una X el lienzo. Tal su desaprobación ¿Quizás se sintió demasiada expuesta en su retrato?, se pregunta esta escritora.

En 2015 el documental Dark Star, brindó homenaje a los últimos días del maestro suizo fallecido en 2014

En 2015 el documental Dark Star, brindó homenaje a los últimos días del maestro suizo fallecido en 2014. Cortesía: filmaffinity.com

Tirso Montañez en su artículo sobre LI I, escribe:

“Li Tobler, que es la imagen retratada en el inquietante y relajado rostro central. Esa amalgama de deformidades, calaveras, fragmentos óseos y una serpiente sobre la cabeza, llevando un collarcito con su nombre al cuello y con un fondo de huevos-cerebro, no debieron ser del agrado de la inspiradora. Y desde luego, la imagen de un falo entrando por su frente, lejos de ser interpretada como una comunión sexual con su mente o de querer penetrar en sus pensamientos al nivel más íntimo, le irritó de tal manera que cogió un cuchillo y desgarró el lienzo”.

Es importante preguntarse si Giger ideó el cuadro no solo como homenaje a Li, sino también de sus propios sentimientos propios acerca de la relación.

H.R.Giger y su particular universo, que lograra capturar la atención del mundo

H.R.Giger y su particular universo, que lograra capturar la atención del mundo.

En LI I”, H. R. GIGER, 1974, se intenta otra inquietante interpretación sobre esa obra casi maldita:

“Además de los rasgos faciales, conocemos la identidad de esta mujer etérea por el nombre ‘Li’, tallado en la gargantilla. Ella es parte de un mundo misterioso y oculto del que no podemos ser parte. Dos elementos clave, a menudo dibujados en presencia de Li, son los cráneos y la serpiente; esto podría representar la depresión que sufrió o, como símbolo mágico, sabiduría y protección (ya que es el único elemento blanco en la pintura). Los cuernos o extensiones de ella misma parecen consumir su rostro. La mirada es lejana, un destello de vida que viene de otro mundo; ¿humana o mecánica?”.

Un año después de estos sucesos en 1975, Giger va a conocer a una de sus grandes inspiraciones, el genial Salvador Dalí, quién observa en el trabajo del artista suizo una continuación del movimiento surrealista. El encuentro memorable tiene lugar en la hermosa Cadaqués Ibérica. Sin embargo, algo siniestro se cuece en el aire. En ese trascendente 1975 Giger consigue abrir su propia galería de arte, coronada por una memorable inauguración. Li Tobler asiste al importante evento, Giger ignora que será su última vez.

A su regreso al hogar Tobler se suicida con un arma del propio Giger. La musa oscura tiene tan solo 27 años, un número fatalista que otro día abordaremos. Giger se sume en la desesperación, y es objeto de investigación policial. Algunas voces señalan que la atmósfera revulsiva creada por Giger empeoró la psiquis de Tobler, pero estos argumentos son desestimados. Lo cierto es que los demonios que atormentaron al gran amor de Giger no pudieron extirparse.

Giger quedará marcado por lo ocurrido, lamentándose no haber podido salvarla de su insigne destino. A partir de estos sucesos la obra de Giger se vuelve aún más trágica, y de tinte macabro. Como prueba, la publicación del Necronomicón ilustrado, toda una declaración de principios, presentado en 1977, dos años después de la partida de Li Tobler.

Hoy día cientos de fanáticos peregrinan a la tumba de H.R. Giger, que se encuentra cercana a su Museo, coronada por una hermosa lápida

Hoy día cientos de fanáticos peregrinan a la tumba de H.R. Giger, que se encuentra cercana a su Museo, coronada por una hermosa lápida.

Alien el Octavo Pasajero. El Xenoformo que llegó del espacio profundo

“Giger –escribe Timothy Leary, psicólogo y gurú del LSD– se ha convertido en el retratista oficial de la edad de oro de la biología. La obra de Giger nos confunde y perturba debido a su enorme dimensión evolutiva, y nos produce una impresión fantasmagórica. Nos muestra casi demasiado claramente de dónde venimos y hacia dónde vamos. Recurre y echa mano de nuestros recuerdos biológicos. Paisajes ginecológicos, postales intrauterinas. Giger se remonta aún más en el tiempo, penetra en el núcleo de nuestras células. (…) Del mismo modo que El Bosco, o que Pieter Brueghel, Giger nos muestra, sin tregua ni cuartel, el montaje y desmontaje de nuestras realidades”. Guzmán Urrero. La biología siniestra de H.R. Giger.

Xenomorfo en "Alien. El Octavo Pasajero"

Xenomorfo en “Alien: El Octavo Pasajero”. (Wikimedia Commons)

Cuando Alien, el octavo pasajero irrumpe en las salas cinematográficas, el mundo se asombra ante un espectáculo que va a marcar a fuego el territorio de la ciencia ficción. Casi una década antes “2001. Odisea del espacio”, el extraordinario film de Stanley Kubrick introdujo nuevos desafíos en el género, que de pronto descubrió la adultez. Pero el mundo aún no había visto nada igual hasta la llegada de Alien, o mejor dicho el temible Xenoformo extraterrestre. Agregar, hizo historia. Y todo gracias al genio de Hans Rudolf Giger. El milagro inició su conteo uno años antes, en 1977, cuando Giger publicara su imprescindible Necronomicón. Aquel trabajo le valió un enorme reconocimiento, y captó la atención de los norteamericanos deslumbrados por el maestro suizo, quiénes sin reserva alabaron su homenaje a H.P. Lovecraft, uno de sus escritores fetiches.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Fue todo un triunfo, y nuevamente inesperado para un Giger que rara vez buscaba agradar. Esta proeza trajo aparejado un contacto, que estaba por alterar otra vez su destino. Sucedió Dan O’Bannon guionista de Hollywood, tras la fallida Dune de Alejandro Jorodosky, no llevada a cabo finalmente debido especialmente a los desmanes excesivos en cuanto a gastos, se topó allí con Giger, quién reclutado por el director a instancias de Dalí, brindó algunos bocetos para el film. O’Bannon encantado por el Necronomicón llevó el libro a Ridley Scott que se asombró por su trabajo, y decidió contratarlo. Aunque en un principio Giger solo se dedicó a fabricar la criatura, luego fue llamado para supervisar la mayoría de los efectos especiales. Sólo él parecía llevar a cabo lo imposible. Y vaya sí lo logró.

Acerca de su real inspiración para la elaboración de la extraordinaria criatura, Giger confesaría:

“Fue el trabajo de Francis Bacon el que me inspiró”, dijo Giger. “Saldría arrancando la carne de un hombre con su boca abierta, y con una explosión de dientes … es puro tocino”.

Aquel Xenoformo recreado por Giger llevó el terror espacial hacia una nueva dimensión. El mundo por fin conoció sus criaturas biomecánicas, donde los temores inconscientes emergieron a la luz. Armado por una piel negra azulina, revestida de un lubricante brillante, aunado por cables  tubulares, y donde una baba recurrente solía acompañar su andar trepidante, sin contar la ausencia de ojos, aquel monstruo, parecía desafiar todo lo conocido, incluso, cualquier recuerdo infernal.

Era algo aún más sombrío, y a la vez cercano. El huevo simbólico representando la temida gestación y alumbramiento, parecía coronar aquel espectro nacido de las pesadillas aún más recónditas. Alien fue el testamento de Giger para el mundo, evocando una antigua magia que lograra corporizar. Su espectral visión recibió un Óscar memorable.

El muchacho de Chur esbozó una sonrisa al mejor estilo Mona Lisa, casi siempre imperturbable, y retornó a su guarida. Por fin pudo descansar. Hasta Aquí.

Conclusión

Giger fue una rara avis que rompió moldes con su arte, visibilizando un género hasta entonces poco referido. Sus alucinantes creaciones persisten en la memoria del observador quién parece sumergido una pesadilla surreal, y cuyo onirismo aterrador genera una fascinación que no cesa. El de Giger es un mundo aterrador pero dominado por una rara belleza, logrando sensibilizar teclas remotas del inconsciente. Solo por eso le estamos en deuda.

Bibliografía

Libros:

  • Giger, H.R. GIGER Basic Art Series 2.0. USA: Taschen, 2018.
  • Giger, H.R. H.R. Giger’s Necronomicon. USA: Morpheus International, 1993.

Sitios web:

  • 20Minutos
    Serrano, Arancha. H. R. Giger: el arte que escapó de una pesadilla.
    https://www.20minutos.es/noticia/712234/0/giger/arte/pesadilla/
  • Agente Provocador
    Spider. ¡La Gran Bestia! El oscuro arte de H.R. Giger, Celtic Frost y Aleister Crowley.
    http://www.agenteprovocador.es/publicaciones/la-gran-bestia-el-oscuro-arte-de-hr-giger-celtic-frost-y-aleister-crowley
  • Another Man
    Lack, Hannah. La Historia Interna del Museo Idiosincrásico de HR.Giger en los Alpes Suizos.
    https://www.anothermanmag.com/life-culture/10422/the-inside-story-of-hr-gigers-idiosyncratic-museum-in-the-swiss-alps
  • Biografías
    Ficciones. Hans Ruedi Giger o la belleza del infierno.
    http://eltriunfodearciniegas.blogspot.com/2014/11/hans-ruedi-giger.html
  • Bloody Disgusting
    Wilson, Mike. Dark Star’ es una mirada sombría pero íntima a HR Giger.
    https://bloody-disgusting.com/news/3345311/review-dark-star-gloomy-yet-intimate-look-hr-giger/
  • Correo del Maestro
    Otero Ríos, Fernanda. La visión ambivalente en la obra de H.R. Giger.
    https://correodelmaestro.com/publico/html5032016/capitulo6/la_vision_ambivalente.html
  • Cualia
    Guzmán Urrero. La biología siniestra de H.R. Giger.
    https://cualia.es/la-biologia-siniestra-de-h-r-giger/
  • Darkstar-Film
    Li Tobler.
    http://www.darkstar-film.ch/en/li-tobler
  • Descubriendo el Arte
    Memba, Javier. El cine y Hans Ruedi Giger.
    https://www.descubrirelarte.es/2015/02/04/el-cine-y-hans-ruedi-giger.html
  • El País
    Sucasas, Angel Luis. La belleza del infierno.
    https://elpais.com/cultura/2014/05/13/actualidad/1399980511_406084.html
  • El Antro de los Vampiros y Otros Mundos
    Eguren, Carlos J. La estrella oscura de H. R. Giger.
    https://elantrodelosvampirosyotrosmonstruos.blogspot.com/2021/05/la-estrella-oscura-de-h-r-giger.html
  • Entertainment Zim
    Li Tobler Information.
    https://entertainmentzim.mobi/album/li-tobler
  • Entorno Turístico
    López Baeza, Nicolás S. Un recorrido a través del ingenio de H.R. Giger.
    https://www.entornoturistico.com/un-recorrido-a-traves-del-ingenio-de-h-r-giger/
  • Fahrenheit Magazine
    H.R. Giger, el padre de lo macabro y lo oscuro.
    https://fahrenheitmagazine.com/arte/plasticas/h-r-giger-el-padre-de-lo-macabro-y-lo-oscuro
  • Fredi M. Murer
    Pasajes. H.R. Giger.
    https://fredi-murer.ch/passagen
  • Futurism
    Sdordor de Natasha. Li Tobler, la musa melancólica de HR Giger.
    https://vocal.media/futurism/li-tobler-the-melancholy-muse-of-h-r-giger
  • Gizmodo
    Miklós. Vincze. The Most Unforgettable Creations of H. R. Giger.
    https://gizmodo.com/the-most-unforgettable-creations-of-h-r-giger-1576157799
  • Grandland
    Pappademas, Alex. RIP, HR Giger, diseñador del original ‘Alien’ (y muchas otras imágenes icónicas de Nightmare).
    https://grantland.com/hollywood-prospectus/r-i-p-h-r-giger-designer-of-the-original-alien-and-many-other-iconic-nightmare-images/
  • Hipertextual
    Araujo, Santi. Muere H.R. Giger, el «padre» de Alien.
    https://hipertextual.com/2014/05/alien-hr-giger
  • H.R. Giger Canal Blog
    H.R. Giger.
    http://hrgiger.canalblog.com/archives/2004/11/15/179665.html
    Huffington Post
    Parramon, Pere. El otro lado de Giger.
    https://www.huffingtonpost.es/pere-parramon/el-otro-lado-de-giger_b_5386150.html
  • Jot Down
    Montañez, Tirso. HR Giger, mucho más que Alien.
    ‘https://www.jotdown.es/2012/04/hr-giger-mucho-mas-que-alien/
    Montañez, Tirso. Li I.
    https://www.jotdown.es/2011/06/li-i/
  • La Casa de ÉL
    H.R. Giger: De decorador de interiores a decorador de lo interno.
    https://www.lacasadeel.net/2012/01/h-r-giger-de-decorador-de-interiores-a-decorador-de-lo-interno.html
  • El Mirador de las Artes
    Pérez Marín, Jaime. H.R. Giger.
    http://miradorartes.blogspot.com/2014/07/hr-giger.html
  • Magnet
    Cronopio. Las obsesiones de H. R. Giger.
    https://magnet.xataka.com/nuestro-tsundoku/las-obsesiones-de-h-g-giger
  • Mentes de Ácido
    Ramírez, Antonio. H.R. Giger: un maestro del fantástico (1940-2014)..
    http://archivo-mentesdeacido.blogspot.com/2014/05/hr-giger-un-maestro-del-fantastico-1940.html
  • Rayos C en la Oscuridad
    Dr. Kynes. H.R. Giger. Pesadillas Biomecanoides.
    http://rayosc.blogspot.com/2008/06/hr-giger-pesadillas-biomecanoides.html
  • Rolling Stones
    Suhasini, Lalitha. Alambre de metal: Giger In Wonderland.
    https://rollingstoneindia.com/metal-wire-giger-wonderland/
  • Taringa
    Exoesqueletus. H.R. Giger, Primeras obras.
    https://www.taringa.net/+arte/h-r-giger-primeras-obras_i45n6#comment-997073
  • The Guardian
    Obituario de HR Giger.
    https://www.theguardian.com/film/2014/may/13/hr-giger
  • Tierra Freek
    Saki. H. R. Giger – La Columna de Logan.
    http://tierrafreak.blogspot.com/2013/10/h-r-giger-la-columna-de-logan.html
  • Tintero Blanco
    Zapata Alejo, Fernando. H.R. Giger: De atómicos a biomecanoides.
    https://tinteroblanco.wordpress.com/2020/12/02/h-r-giger-de-atomicos-a-biomecanoides/
  • Triunfo Arciniegas
    Ficciones. Hans Ruedi Giger / Li Tobler.
    http://triunfo-arciniegas.blogspot.com/2019/07/hans-ruedi-giger-li-tobler.html
  • Un Universo de Ciencia Ficción
    H.R. Giger.
    http://universodecienciaficcion.blogspot.com/2017/01/hr-giger.html
  • Volhydrogen
    Xenolux.
    https://volhydrogen.tumblr.com/post/27755147591/li-tobler-hr-gigers-wife-before-her-death-in
  • Zoomon Contemporary Art
    LI I”, HR Giger 1974.
    https://zoomoncontemporaryart.com/2018/03/22/li-i-h-r-giger-1974-illusthursday/

Artículo escrito por Débora Goldstern, colaboradora de CodigoOculto.com

Débora Goldstern

Débora Goldstern

Autor

Bibliotecaria de Profesión, natural de Buenos Aires, Argentina. Presta servicios en la Universidad Abierta Interamericana desde hace 16 años. Además es escritora e investigadora, dedicándose al estudio de las civilizaciones andinas desaparecidas por más de 20 años. Ha participado como consultora de la revista Ufo Brasil, ha sido expositora en diversos congresos y es regularmente convocada por programas de radio, tv, documentales, films y canales de Internet. Ha publicado dos libros: «Secretos subterráneos de los mundos olvidados - Cueva de los Tayos» y «Tierra Hueca». Débora es colabora permanente en CodigoOculto.com desde Diciembre de 2018.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Síguenos en Telegram

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

SUSCRÍBETE (ES GRATIS)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine
Ahora:
Total:

También te podría interesar…

¿Extraterrestres o Intraterrestres?

¿Extraterrestres o Intraterrestres?

Uno de los temas más controversiales, cuando hablamos de OVNIs (y créanme que hablo bastante de OVNIs en mi vida diaria) es el tema de "¿de dónde provienen los extraterrestres?". Dos de las teorías más aceptadas son: Si son extraterrestres, entonces vienen del...