¿Fue el evento de Tunguska causado por una poderosa “fuerza eléctrica”?
Publicado el 02 Dic 2023
© Imagen: Stamble Diffusion XL / Fernando T.

El acontecimiento de Tunguska fue una megaexplosión que tuvo lugar cerca del río Podkamennaya Tunguska, en la actual región rusa de Krasnoyarsk, el 30 de junio de 1908. Se clasifica como un evento de impacto a pesar de que explotó en el cielo en lugar de golpear la superficie con el resultado de que unos 2.000 km cuadrados de bosque fueron arrasados.

Nadie discute que se produjera, pero la forma en que ocurrió es objeto de una acalorada controversia.

A pesar de los mejores esfuerzos de la ciencia convencional, todavía no hemos conseguido más que explicaciones ad hoc que dejan algunos hechos ineludibles pidiendo a gritos que se les preste atención.

Poderosa explosión

El suceso comenzó alrededor de las 7:15 de la mañana del 30 de junio de 1908. Una bola de fuego blanquiazul que, según algunos, era más brillante que el Sol surcó el cielo y luego explotó (con la potencia) de una bomba de hidrógeno de 10 a 15 megatones.

La onda expansiva fue suficiente para tumbar a la gente y romper ventanas a cientos de kilómetros de distancia. La explosión devastó 2.000 kilómetros cuadrados, derribó casi 60 millones de árboles y, sin embargo, dejó en pie un anillo de árboles quemados cerca del epicentro. Y lo que es aún más extraño, en medio de ellos quedaron varios árboles más sin quemar.

Estaciones sísmicas de toda Europa y Asia sintieron la explosión, e incluso hasta Gran Bretaña se detectaron fluctuaciones de la presión atmosférica. Ese pulso de presión atmosférica rodeó la Tierra dos veces. Los astrónomos observaron una neblina rojiza en la atmósfera superior durante varias noches, aunque no entendían qué la había causado.

Y luego viene otra rareza. La víspera del suceso de Tunguska comienzan a aparecer informes sobre un cielo nocturno inusualmente brillante, a los que siguen varias noches más. Durante semanas, los informes dicen que el cielo nocturno era tan brillante que se podía leer debajo de él. Tanto el Smithsonian Astrophysical como el Mount Wilson Observatories informaron de una disminución de la transparencia atmosférica que persistiría durante varios meses.

Hoy en día, la mayoría de los astrónomos creen que la destrucción fue causada por un pequeño cometa o asteroide que estalló a pocos kilómetros de la superficie, con estimaciones que sitúan el objeto en torno a los 100 metros de diámetro. Según los cálculos de Christopher Chyba, del Goddard Space Flight Center de NASA en Greenbelt (Maryland), sólo un meteorito pétreo explotaría a 10 kilómetros de altura, donde se cree que se produjo la explosión de Tunguska.

Sin embargo, un cometa de ese tamaño se desintegraría mucho más arriba en la atmósfera, causando menos daños en tierra. Sin embargo, más de cien años después, los científicos siguen discutiendo sobre varios hechos inexplicables y, a día de hoy, no se ha encontrado rastro alguno del objeto que impactó.

Evento de Tunguska

Crédito de imagen: Bing IA / Fernando T.

Teoría del impacto puesta en duda

Andrei Ol’khovatov, un físico ruso independiente que quedó intrigado por el evento de Tunguska, está de acuerdo en que la teoría del impacto deja demasiadas preguntas sin respuesta.

Señala que los testigos informaron de un tiempo extraño y de un aumento de la actividad sísmica en la zona durante días antes del suceso. La ausencia de una explicación coherente ha dado lugar a numerosas especulaciones. Desde un agujero negro en miniatura que atraviesa la Tierra hasta bombas de antimateria que estallan por la noche. OVNIs, armamento extraterrestre e incluso una teoría sobre el rayo de la muerte de Nikola Tesla se han presentado para explicar lo inexplicable.

Pero adivina lo que han dejado fuera: “la fuerza eléctrica“. La única fuerza que permite una solución unificada que no necesita dejar fuera ningún campo de evidencia.

Los defensores del Universo Eléctrico nos piden que juzguemos esta perspectiva basándonos en el éxito predictivo y en la capacidad de sus teorías para explicar todos los datos relevantes, sin dejar una colección sustancial de pruebas en el suelo, como hace la corriente dominante. Así pues, introduzcamos la electricidad en la ecuación y veamos qué ocurre: el extraordinario poder de una explosión de alta energía sobre la tierra. El origen más probable del objeto responsable del suceso de Tunguska fue el cometa de período corto Encke, fuente reconocida de la lluvia de meteoros Beta Táuridas, que alcanzó su punto álgido el 30 de junio de 1908.

Según el modelo eléctrico, la energía liberada por un fragmento de cometa al chocar con la Tierra no se limita a la masa y la energía cinética de un fragmento. En su lugar, la energía liberada se debe al diferencial de carga entre el cometa y la Tierra.

¿Qué han omitido? La electricidad. Los investigadores que ignoran la fuerza eléctrica acaban teorizando un objeto con una masa y un tamaño muy exagerados, y estas imprecisiones han dificultado la búsqueda de fragmentos del bólido original. Buscan en los lugares equivocados. Testimonios repetidos de sonidos extraños antes del suceso.

Teniendo en cuenta la velocidad del sonido en la atmósfera terrestre, los informes sobre sonidos extraños anticipados podrían parecer absurdos. Pero no cuando se consideran los sonidos electrofónicos que se oyen antes o durante los avistamientos de brillantes bolas de fuego de meteoritos a una distancia de hasta cien kilómetros. Los sonidos electrofónicos son una conversión directa por transducción de energía electromagnética de muy baja frecuencia en sonido, a través de un medio que puede ser tan simple como un diente de oro o unas gafas.

Los informes de estos sonidos inusuales relacionados con meteoritos, auroras, terremotos e incluso pruebas de bombas nucleares, corroboran este efecto. La forma más sencilla de entenderlo es como una resonancia natural de una extensa descarga de plasma en la atmósfera terrestre, o bajo tierra en el caso de los terremotos. En el caso del cometa entrante, el cuerpo se electrifica con respecto a la tierra.

Envoltura de plasma

En nuestro sistema solar eléctrico, los planetas y cometas tienen todos una vaina de plasma que los aísla eléctricamente del plasma solar. Pero cuando estas envolturas de plasma se tocan, los dos cuerpos se ven eléctricamente por primera vez.

Ahora considere que estos cometas tienen envolturas de plasma de millones de kilómetros de diámetro. Incluso a las increíbles velocidades a las que viajan, sus envolturas de plasma nos llegan con días de antelación, provocando una interacción eléctrica con la Tierra mucho antes de cualquier encuentro físico.

Clima extraño

Informes de tiempo extraño antes del evento“. En nuestro sistema solar eléctrico, es el flujo de corriente eléctrica entre los planetas y el plasma solar lo que principalmente impulsa los patrones climáticos de la Tierra. Visto en estos términos, cabría esperar perturbaciones eléctricas que dieran lugar a un tiempo inusual, incluso días antes de la llegada de un cometa.

Informes de actividad sísmica extraña antes del acontecimiento

Nuevas pruebas relacionan los terremotos con la aparición de rayos subterráneos. La intrusión de un cuerpo cargado de electricidad, incluso de menor importancia, que se acerque a la Tierra, podría sin duda desencadenar terremotos del mismo modo que lo hace la actividad eléctrica de las manchas solares.

Tormentas geomagnéticas

Efectos geomagnéticos antes del acontecimiento. El profesor Weber de la Universidad de Kiel observó inusuales desviaciones periódicas regulares de la aguja de la brújula. Un efecto que se repetía cada tarde del 27 al 30 de junio de 1908. Las grabaciones parecen tormentas geomagnéticas causadas a menudo por la actividad eléctrica solar. Pero en este caso, era el cometa que se aproximaba el que causaba la perturbación. La duración de estas tormentas indica que los cometas son fuentes abundantes de electrones, lo que significa que llevan una carga negativa sustancial en comparación con el sistema solar interior y tienen una influencia mucho mayor de lo que sugerirían las meras consideraciones gravitacionales o de inercia.

Evento de Tunguska

Crédito de imagen: Bing IA / Fernando T.

Pulso global de presión atmosférica

La atmósfera terrestre forma el dieléctrico de un condensador cuyas dos placas son los pulsos de presión terrestre y la ionósfera. Las perturbaciones eléctricas del cometa provocan pulsos de presión a través de la atmósfera, tanto antes como cuando llega el cometa. Consideremos la gigantesca perturbación ionosférica que acompañó al terremoto de Sumatra de magnitud 9.3 del 26 de diciembre de 2004, en la que la ionósfera se movió hacia arriba y hacia abajo casi 40 kilómetros. Se han registrado cambios de este tipo en la atmósfera entre cinco y diez días antes de un terremoto.

Cráter desaparecido

Cuando un cometa pasa cerca de la Tierra, la descarga de plasma que se produce entre ambos puede hacer que el cometa se fragmente o estalle por tensiones eléctricas internas. Ahora bien, estos fragmentos pueden fundirse o vaporizarse en la intensa descarga de plasma sin dejar nada para crear un cráter en el suelo.

Curiosamente, el epicentro de Tunguska se encuentra sobre la cima de un volcán del Triásico. Los volcanes son focos de actividad de descargas eléctricas y pueden conservar una conductividad eléctrica diferente a la de la corteza circundante, lo que añade otro argumento creíble de que la explosión fue eléctrica.

Ausencia de fragmentos meteóricos

Si sólo fuera el fuego y la fricción del aire lo que desintegrara el bólido, esperaríamos encontrar sus restos pétreos, pero como se ha señalado anteriormente todo esto se vaporiza en la descarga. Además, la zona cero no tiene nada que ver con ningún impacto o cráter, sino que es el lugar donde se produce una descarga de plasma focalizada entre la Tierra y el cometa, lo que significa que la mayoría de los investigadores del Modelo Estándar ni siquiera saben dónde mirar.

Erupción instantánea de fuego a través de cientos de kilómetros cuadrados

Una descarga a estos niveles habría sido algo nunca visto por los lugareños. Tanto los fuegos normales provocados por la radiación como los encendidos eléctricamente habrían estallado en una amplia zona, todos al mismo tiempo, prendiéndolo todo en llamas.

Relámpagos y truenos espantosos en medio de la tormenta de fuego. El fuego de San Elmo y los relámpagos de bola se generan en la superficie terrestre y los lugareños habrían visto relámpagos serpenteando por un cielo azul despejado.

Relámpagos

Ráfagas de calor, junto con una onda expansiva a muchos kilómetros de la explosión. Dondequiera que la descarga toque tierra, se produce un calor intenso y una onda expansiva, pero estos puntos de aterrizaje suelen estar lejos de la trayectoria del bólido o del epicentro de la explosión. “Presencia de esferas vidriosas microscópicas en una gran superficie“. Cuando esos fragmentos de cometa se vaporizan, la explosión pulveriza esférulas vítreas hacia el exterior de la descarga.

Fusión eléctrica

Es un efecto común de los rayos y sí fácilmente demostrable en el laboratorio. Después de cien años, los expertos siguen debatiendo si fue un cometa o un asteroide lo que explotó sobre Tunguska. Los partidarios del cometa señalan que se encontró material cometario en una amplia zona, pero los partidarios del asteroide afirman que un cometa frágil se destruiría demasiado alto en la atmósfera. Lo que ninguno de los dos bandos entiende es que un cometa es sólo un asteroide lo suficientemente grande como para mantener su propia carga, mientras se mueve a lo largo de una órbita altamente elíptica a través del campo eléctrico del Sol. No son bolas de polvo helado. Ambos se forman de la misma manera, y un asteroide lo suficientemente grande puede convertirse en cometa simplemente al ser expulsado de su órbita circular regular.

La teoría anterior, propuesta por el modelo del Universo Eléctrico de la cosmología, podría ser la respuesta a la pregunta de qué causó realmente el acontecimiento de Tunguska. Es eléctrico

El Universo es eléctrico

La Teoría del Universo Eléctrico afirma en general que la electricidad es el motor que está detrás de una larga lista de espectáculos naturales y astrofísicos. Sostiene la idea de que poderes invisibles de electricidad rodean nuestro planeta, nuestro sistema solar, la galaxia y… todo y que los sucesos cósmicos son de naturaleza eléctrica.

¿Te gustó este contenido? Te invito a compartirlo con tus amigos. También puedes seguirnos en nuestra Fan Page, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestro Grupo Oficial y a nuestra comunidad en Telegram.

Te puede gustar:

Redacción CODIGO OCULTO

Redacción CODIGO OCULTO

Autor

La verdad es más fascinante que la ficción.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos y únete en nuestras redes sociales

Apoya nuestro trabajo

Con tu ayuda podremos seguir creando contenidos e informándote a diario. Apoya nuestro trabajo. ¡Gracias!

SUSCRÍBETE GRATIS A NOTICIAS

Síguenos en Telegram
Síguenos en TikTok / codigoocultocom

Conócenos

Código oculto

La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes. Leer más

Obras registradas

Safe Creative #1803242717113

Sitios recomendados

Exploración OVNI
UFO Spain Magazine

También te podría interesar…

Zungaria, el hogar de los ancestrales hiperbóreos

Zungaria, el hogar de los ancestrales hiperbóreos

Los míticos hiperbóreos han dejado de ser parte de la ficción para integrar un pasado no registrado por la historia convencional. Cuando se trata de rastrear los orígenes de esta misteriosa civilización nos encontramos con Zungaria, el lugar que pudo ser el hogar de...