Una de las civilizaciones antiguas que más misterios esconde es la egipcia, cuyas costumbres, religión, estilo de vida y cultura se dejan entrever en cientos de descubrimientos arqueológicos. Los investigadores actuales intentan interpretar todos sus enigmas, llenándose cada vez con una mayor admiración e incertidumbre. Intentemos responder a la pregunta, ¿Qué era Atón, el disco solar del faraón Akenatón?

Una familia envuelta en un velo de misterio

Una de las familias faraónicas que mayor intriga causa a los investigadores y arqueólogos modernos, es la del Rey Akenatón. Tanto él como su esposa, la reina Nefertiti, su hija Maritaten, y su hijo ilegitimo, Tutankamón, se les representa con una silueta alienígena bastante particular. Cabezas y miembros alargados, ojos grandes y altura desmedida, son tan solo algunas de las características distintivas de este grupo de la realeza.

¿Qué o quién era Atón? El disco solar del faraón Akenatón
Meritaten. Cortesía: Youtube

Por si fuera poco, tanto Akenatón como Nefertiti pasaron a la historia por su intento de cambiar radicalmente la forma de adoración que, por siglos, Egipto había mantenido. Los faraones que le sucedieron a Akenatón intentaron borrar su historia de los anales, la cual solo reapareció con el descubrimiento de la ciudad de Amarna en el siglo XIX EC.

Qué motivó a Akenatón en su intento por reformar la adoración del pueblo egipcio

Vale la pena ahondar en las posibles razones que impulsaron al faraón Akenatón en su intento por reformar el estilo de adoración egipcia. Por siglos, esta comunidad, como la mayoría de las civilizaciones de antaño, mantuvieron un sistema religioso politeísta, donde una gran cantidad de dioses influían en la vida de cada ciudadano.

En la época de Akenatón, los sacerdotes del dios Amón tenían gran control y autoridad religiosa y política. Su poder llegó a tal punto que comenzó a rivalizar con la propia figura del faraón. A fin de impedir una revolución o derrocamiento, Akenatón trasladó la capital de su imperio, de Tebas, a una ciudad que más tarde se conocería como Amarna.

¿Qué o quién era Atón? El disco solar del faraón Akenatón
Akenatón y Nefertiti. Cortesía: Youtube

Tanto él como la reina Nefertiti, intentaron convertir todo Egipto al culto de una deidad, Aten o Atón, un disco solar. Este fue el primer y quizá único intento de monoteísmo egipcio del que se tiene registro. En una sociedad donde la adoración de múltiples dioses era lo habitual, sorprende que una familia real intentará establecer un modelo monoteísta.

También te podría interesar: Akenatón: ¿un faraón alienígena en el antiguo Egipto?

¿Qué era Atón, el disco solar del faraón Akenatón?

En las manifestaciones artísticas de la época, se representa a la familia de Akenatón iluminada por los rayos que proceden de un disco solar. Para algunos egiptólogos, dicho disco no es más que una representación del sol. Pero, para otros, bien pudiera tratarse de tecnología alienígena, como un OVNI.

¿Qué o quién era Atón? El disco solar del faraón Akenatón
Atón, el disco solar.

Akenatón se convirtió en el único intercesor entre Atón y el resto de los hombres, ganando una prominencia mucho mayor que la de los sacerdotes de Amón. En las inscripciones y registros encontrados en la ciudad de Amarna, el rey explica la clase de dios que Atón era. Entre otras descripciones, alude a él como la fuente de una sabiduría infinita y suprema, el creador de todo lo existente y el único dios verdadero.

La influencia que Atón y su culto tuvieron en la vida del rey y del resto del pueblo egipcio, fue profunda y sobresaliente. Difícilmente podría tratarse de una simple adoración al sol, pues según quedó registrado, Atón brindaba iluminación intelectual y proporcionaba respuestas a las grandes cuestiones de la vida. Mucha de la información relacionada con Atón y su culto fue destruida por el sucesor de Akenatón, Tutankamón.

Algunas preguntas sin respuesta

¿Qué o quién era Atón? El disco solar del faraón Akenatón
El culto a Atón. Crédito: Pixabay

También te podría interesar: Misterioso hallazgo en Egipto desconcierta a arqueólogo… «Nunca había visto nada igual»

El rechazo de Tutankamón hacia su antecesor y padre también es digno de mención, pues lo habitual era que el nuevo faraón evocara respeto e incluso adoración por sus antepasados. Por el contrario, Tutankamón intentó borrar de la historia la existencia de su padre y el culto a Atón, llevando la capital del imperio de vuelta a su lugar e instituyendo nuevamente la adoración de Amón.

¿Qué pretendía el faraón Akenatón? ¿Fue solo un intento de mitigar una revuelta política, o quiso acercar a su pueblo a la verdad develada por una conexión superior? ¿Tenía algo que ver con seres alienígenas el culto al disco solar y la propia apariencia física de Akenatón y su familia?

Por: Luisa Lugo

Publicado originalmente en Código Oculto

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here