Comunidades aborígenes de Guerrero, México condenan la minería del oro. Los recursos del agua y la tierra son más importantes.

Comunidades aborígenes de Guerrero, México llevan 8 años luchando contra corporaciones mineras de países-potencia como Estados Unidos. Según la visión cósmica-filosófica de estos pueblos, la tierra debe respetarse y no ser excavada, contaminada ni destruida con máquinas de minería. Debemos saber trabajar la tierra sin dañarla y preservar el medio ambiente.

En toda Latinoamérica las corporaciones mineras de varias potencias del mundo, como Canadá y Estados Unidos, exploran y excavan nuestras tierras en búsqueda de oro y otros metales preciosos, llevándose las ganancias a sus países.

Minería y daño medioambiental

Maquinaria minera. Crédito: MichaelGaida / Pixabay

Otro aspecto negativo es el daño al medio ambiente que ocasionan: contaminación por químicos utilizados en los trabajos de minería, de las maquinarias, deforestación, reducción de áreas silvestres y destrucción de la biodiversidad.

En México se han contabilizado 30.68 millones de hectáreas otorgadas a las mineras, donde los habitantes desplazados o circundantes no reciben ningún beneficio del oro. Hasta se ha reportado que sus mismos recursos han sido contaminados, como el caso del Río Sonora, donde se vertió ácido sulfúrico.

Comunidades aborígenes en contra de la minería

Las comunidades indígenas o aborígenes de México han luchado de forma jurídica contra esa concesión de tierras. Grupos municipales como de los estados de Colima, Guerrero y Puebla han interpuesto recursos de amparo legal contra las mineras.

Herlinda Solano Santiaguez, activista contra la empresas mineras. Crédito: Cri Rodríguez / sinembargo.mx

En la región de La Montaña del estado de Guerrero se encuentran 19 municipios de nativos americanos, quienes se han opuesto a la minería multinacional de una manera portentosa. Herlinda Solano Santiaguez, habitante de San Miguel del Progreso (Júba Wajiín, en lengua me’ phaa), es una de las voceras.

Según la visión cosmológica de su cultura ancestral, las personas deben de estar vinculadas con la tierra y no contaminarla ni destruirla. Hay que saber trabajar con la tierra, respetándola y sabiéndola aprovechar sin dañarla. Herlinda Solano es agricultora de café y plátano. Ella dijo en un comunicado:

El agua es mi vida, mi sangre, todo. Por eso la defiendo. Si me quitan el agua, si me quitan la tierra: me muero. Me quitan la vida. (…) Somos hijos de la madre tierra. Hay que cuidarla y respetarla”.

«La tierra y el agua valen más que el oro»

Crédito: jplenio / Pixabay

Para estas comunidades como de La Montaña de Guerrero, la preservación del medio ambiente es crucial… La tierra y el agua valen más que el oro. Debido a esto, llevan 8 años luchando contra la venta de tierras e invasión de las empresas de minería. Para ellos sería igual a que estas empresas «extrajeran» la vida.

Ecoosfera destaca que, desde ese punto de vista, nosotros en las ciudades hemos perdido esa conexión con la Madre Tierra. Los pobladores urbanos trabajamos para comprar los productos en tiendas. Esto es insostenible a largo plazo, así que debemos regresar a la naturaleza… Volver a relacionarnos con ella, como lo hacen estas comunidades aborígenes.

Referencias:

  • Ecoosfera
    ‘https://ecoosfera.com/mineria-comunidades-indigenas-defensa-territorio-agua
  • Sin Embargo México
    https://www.sinembargo.mx/26-08-2018/3461962
  • Ecoosfera
    https://ecoosfera.com/2015/04/comunidades-indigenas-vs-las-mineras-ahora-mas-grupos-se-amparan/

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia y uso en otros medios, sin autorización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here