La crisis hizo que lo que nadie se esperaba, finalmente ocurra: en medio de la pandemia que azota a EE.UU., Putin ofrece ayuda médica a EE.UU., y el país norteamericano la acepta de forma agradecida.

El portavoz del presidente en el Kremlin, Dmitri Peskov, comunicó que antes del final de día, un avión cargado con equipo médico ruso y artículos de protección despegaría rumbo a EE.UU., para apoyar en la lucha contra el COVID-19 o coronavirus.

Durante una conversación telefónica ocurrida este lunes entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo estadounidense, Donald Trump, uno de los temas tratados fue la asistencia de Moscú, explicó el vocero.

Peskov dijo en un comunicado:

En el contexto de la grave situación epidemiológica en EE.UU., la parte rusa ofreció asistencia en forma de equipo médico y equipo de protección. Trump aceptó esta ayuda humanitaria con agradecimiento”.

Rusia ayuda a EE.UU. en medio del coronavirus

Putin ofrece ayuda a EE.UU. en medio de la pandemia y Trump la acepta agradecido
Un avión cargado con equipo médico ruso llegaría a EE.UU. hoy antes de terminar la jornada, anunció el portavoz del presidente Putin. (Referencial) Crédito: redlegsfan21 / Wikimedia Commons (CC BY-SA 2.0)

De acuerdo al vocero del Kremlin, la iniciativa de Rusia de apoyar a EE.UU. nace de la esperanza de que «cuando los fabricantes estadounidenses de equipos y materiales médicos ganen impulso, también podrán corresponder si es necesario».

Además, el portavoz ruso agregó que también mantienen una activa relación con Pekín, resaltando que la crisis sanitaria actual es un asunto de «naturaleza global» y que «afecta a todo el mundo sin excepción», por lo que es necesario actuar de forma conjunta entre países.

Donald Trump, por su parte, dijo que su país mantiene excelentes relaciones con muchos países y se refirió al gesto de Rusia como «muy amable». Sin embargo, Trump no ha especificado de qué tipo de ayuda se trata y tampoco mencionó qué otros países colaborarán con EE.UU.

Hasta el cierre de esta nota, EE.UU. registraba 189.633 casos confirmados de coronavirus y más de 4.000 muertos, mientas que en el mundo entero se registran 874.081 casos.

El propio Trump pronosticó que la tasa de mortalidad en EE.UU. debido al coronavirus, podría llegar a su punto máximo dentro de dos semanas.

Fuente: Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here