Como si los recientes incendios no fueran suficientes, ahora cientos de koalas han sido masacrados en plantaciones madereras en Australia.

En medio de muchos árboles derribados y terrenos ahora áridos, docenas de koalas han sido encontrados muertos o hambrientos en una plantación de Australia.

Testimonios de residentes llegados a la organización Friends of the Earth (FOE), dan cuenta que «cientos de koalas» yacen muertos o heridos en una plantación de árboles de goma azul en las cercanías a Cape Bridgewater en el estado de Victoria, Australia.

Los koalas tienen su hogar en los eucaliptos azules (Eucalyptus globulus), además de ser su principal fuente de alimento. Cuando se talaron enormes franjas de estos árboles a fines del año pasado, docenas de koalas quedaron sin hogar y sin su fuente de alimento, enfrentándose a la inanición y posterior muerte en muchos casos.

La FOE dijo en un comunicado:

Hace un par de días, la gente aparentemente fue testigo de la demolición de árboles con muchos koalas muertos por montones”.

Escena del crimen

De acuerdo a la Ley de Vida Silvestre de Australia de 1975, quien mate, acose o perturbe la vida silvestre puede enfrentarse a una multa de $ 5,360 USD y un adicional $ 536 USD por cabeza de vida silvestre.

La policía local ha declarado la plantación en Cape Bridgewater como una «escena del crimen», y no es para menos, con las docenas de koalas asesinados que reportaron los testigos.

Ahora, tanto autoridades como habitantes de la zona se han organizado en grupos para reubicar a los koalas, proporcionarles alimentos, agua y atención veterinaria. Se sabe que hasta ahora se habrían retirado aproximadamente a 80 koalas del lugar.

El Department of Environment, Land, Water, and Planning de Victoria, dijo en un comunicado:

Desafortunadamente, varios koalas han tenido que ser sacrificados en el sitio debido a lesiones o hambre. El Regulador de Conservación está tomando este asunto muy en serio e investiga los eventos que llevaron a este incidente. Hay sanciones por matar, acosar o perturbar la vida silvestre y por la crueldad hacia los animales según la ley victoriana”.

Los propietarios de la plantación Cape Bridgewater, dijeron a The Age que un «pequeño número de animales» pueden haber muertos durante la tala realizada en noviembre pasado, y que «hicieron todos los esfuerzos posibles para evitar las muertes».

Esto ocurre luego de la tragedia causada por los incendios forestales en Australia que dejaron aproximadamente 1.25 mil millones de animales muertos de forma directa e indirecta por los incendios.

Fuente: Friends of the Earth

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here