Un ataque de misiles de EE.UU. ordenado por el presidente Donald Trump acabó con la vida del general y jefe de la guardia revolucionaria de Irán y otras 7 personas, cerca del aeropuerto de Bagdad.

Qassem Soleimani, general y hombre más poderoso en la milicia iraní y jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria iraní, junto y a Abu Mahdi al Muhandis, comandante de la milicia Kataib Hezbolá, fueron muertos por un ataque de misiles de EE.UU.

Un convoy de dos autos próximos al aeropuesto de Bagdad y en que se encontraban las autoridades militares, explotó producto del ataque de al menos tres misiles.

En Irán se informó el deceso de los miembros del convoy, sindicando a EE.UU. como responsable del ataque, anunciando que el general Soleimani y el comandante del islan Haj Qassem Soleimani, murieron como mártires tras el ataque al aeropuerto de Bagdad.

Misiles de EE.UU. matan al militar más poderoso de Irán y las amenazas de una Tercera Guerra Mundial inician
Qassem Soleimani, general y hombre más poderoso en la milicia iraní y jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria iraní, murió en un ataque de misiles cerca al aeropuesto de Bagdad, y perpetrado por EE.UU.

Horas después el Pentágono confirmó que EE.UU. ejecutó el bombardeo en que fallecieron los miembros del convoy militar.

Mark Esper, secretario de Defensa de EE.UU., afirmó que Solemani estaba «planeando atacar a las tropas y diplomáticos estadounidenses».

El presidente Donald Trump también confirmó el ataque a su estilo, colocando una bandera de EE.UU. en su cuenta de Twitter.

Misiles de EE.UU. matan al militar más poderoso de Irán y las amenazas de una Tercera Guerra Mundial inician
Donald Trump publicó en Twitter la bandera de EE.UU.

El inicio de los ataques

El pasado martes, miembros del Hezbollah iraquí realizaron un ataque a la embajada estadounidense en Bagdad, Irak, derribando el muro exterior y lanzando amenazas contra EE.UU.

Tras los violentos hechos, Donald Trump acusó el régimen de Irán de haber planeado el ataque a la embajada.

EE.UU. también bombardeó bases de combatientes en Irak, en respuesta a un ataque de misiles que causó la muerte de un contratista del ejército y múltiples heridos.

Debido al ataque contra su embajada, el secretario de Defensa de EE.UU., Mark Esper, declaró que habían indicios que se estaban planeando acciones ofensivas adicionales, y no descartó tomar «acciones preventivas».

Esper también reveló luego del ataque a la embajada que se defenderían contra posibles acciones de Irán y ejercerían máxima presión contra Teherán, la capital de Irán.

Misiles de EE.UU. matan al militar más poderoso de Irán y las amenazas de una Tercera Guerra Mundial inician
Convoy atacado con misiles de EE.UU. en que murió el general Soleimani, hombre más poderoso de la milicia de Irán y Abu Mahdi al Muhandis, comandante de la milicia Kataib Hezbolá.

La respuesta de Irán: posible guerra devastadora en Irak, región y el mundo

Hasán Rohaní, presidente de Irán, declaró este viernes que Teherán y otras naciones de la región se encargarán de «vengar» la muerte del general Soleimani.

Mohammad Javad Zarif, canciller de Irán, calificó el ataque de EE.UU. como «un acto de terrorismo internacional», y que EE.UU. será responsable de todas las «consecuencias que su acto de aventurismo descarado traiga».

Adel Abdul Mahdi, presidente transitorio de Irak, también ha condenado los ataques realizados por EE.UU. que causaron la muerte del general Soleimani y el comandante Abu Mahdi al Muhandis junto a otras personas.

Misiles de EE.UU. matan al militar más poderoso de Irán y las amenazas de una Tercera Guerra Mundial inician
Adel Abdul Mahdi, primer ministro de Irak. Crédito: Ahmad Al-Rubaye / AFP

Adel Abdul Mahdi dijo en un comunicado, según informó la agencia Mehr:

Condenamos enérgicamente las acciones de la Administración de EE.UU. que llevaron al asesinato de Soleimani y Muhandis. Operaciones de este tipo, para eliminar a los comandantes de Irak y otros países fraternos, son una grave violación de la soberanía de Irak. EE.UU. han encendido la mecha de una guerra devastadora en Irak, la región y el mundo”.

Ahora los funcionarios del gobierno de Irak se han reunido para decidir una postura en relación al ataque realizado por EE.UU. en el aeropuerto de Bagdad.

Mike Pompeo, secretario de Estado de EE.UU., también se pronunció al respecto y subió un vídeo a Twitter en el que, según él, se ve a ciudadanos iraquíes «bailando y festejando en las calles» por la muerte del general iraní Qasem Soleimani.

Sin embargo, Qais al Jazali, jefe de las fuerzas proiraníes en Irak, hizo un llamado a «todos los combatientes» a «estar preparados» tras el ataque de EE.UU. Además, el líder chií en Irak, Moqtada Sadr, anunció la reactivación de la milicia anti estadounidense.

Mientras tanto, EE.UU. ha comunicado a sus ciudadanos abandonar Irak «inmediatamente», debido a la posible respuesta ofensiva del país.

Estos ataques, posiblemente traerán una respuesta de Irán contra EE.UU. Las advertencias ya han sido lanzadas, y las buenas o malas decisiones que tomen ambos países a futuro afectarán a todo el mundo.

Fuente: Infobae / DW / RT / El Espectador

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here