Decodificando el Guasón: El Hombre que Ríe, y sus secretos


307 shares
Decodificando el Guasón: El Hombre que Ríe, y sus secretos
Crédito: DC Films / Warner Bros. Pictures

Hoy llevo al lector hacia el universo del Guasón, que con diciembre 2019 ya en curso, se erige según opinión de la crítica especializada, e incluso para quién escribe, como el film del año. Desde su estreno, el sacudón de taquilla sigue asombrando por su repercusión, y no para de subir.

Y es que el Guasón contó para su desarrollo, con una inversión inicial de sesenta millones de dólares, superando actualmente los mil millones en recaudación, verdadera cifra récord.

Pero más allá de estos números asombrosos, así como de su extraordinaria calidad artística, la rápida adopción por parte de los espectadores, es materia de extenso debate entre los internautas, intrigados, ante tanta recepción.

Decodificando el Guasón: El Hombre que Ríe, y sus secretos
El hombre que Ríe, film de 1928 y cuya estética, fuera la inspiración en la creación del Guasón. Cortesía: cinemascomics.com

Personalmente, las salas de cines contaron dos veces con mi presencia, alucinada no niego, como fan de su historia. Desde hace mucho tiempo no veía una película tan atrapante, y como dije en un post, «por fin a Hollywood se le cayó una idea».

En este artículo vamos a intentar entender parte de esa fascinación, ahondando aquellos detalles poco revistados dentro del Guasón, que aviso, viene con exposición de algunos secretos poco explorados en otras reseñas. ¡Atorníllese el lector!

El Hombre que Ríe – Expresionismo alemán, y algo más

Vamos a remontarnos a 1869 cuando un tal Victor Marie Hugo, 1802-1885, se encuentra viviendo su exilio en la Isla de Guernese, Francia. Uno de los héroes de la literatura gala, quién también es un destacado dramaturgo, poeta, y definido como un politizado autor, cuya crítica mordaz, expresada en «Los Miserables», 1862, y el «Jorobado de Notre Dame», 1831, entre otras obras inmortales, son escritos considerados casi un insulto por la clase privilegiada de siempre, vive sus días alejados de la controversia, aunque sin desatenderse de las injusticias, que amargado, observa sin fin.

Dentro de ese escenario aún tenso, Víctor Hugo va a llevar adelante un nuevo trabajo, su octava novela, bautizada irónicamente como «El Hombre que Ríe». Cuando se publica, la prensa de la época se apresura a catalogarla como un «oscuro drama político», trama, dominada por elementos recurrentes en la abultada bibliografía de Hugo, como son la «traición, asesinato, venganza, corrupción» y especialmente, un condenatorio alegato contra la crueldad de la nobleza, que el brillante escritor, no cesa de atormentar.

Decodificando el Guasón: El Hombre que Ríe, y sus secretos
La leyenda de la literatura francesa Víctor Hugo, quién diera vida al inmortal texto, «El Hombre que Ríe», publicado en 1869. Cortesía: ebay.es

La narrativa centrará su objetivo en el desdichado Gwynplaine, que raptado cuando niño, sus crueles carceleros deciden antes de abandonarlo en una isla, marcar su rostro con una sonrisa siniestra. El Hombre que Ríe a diferencia de otros trabajos de Víctor Hugo, no gozará del éxito acostumbrado. Consultado por la escasa repercusión, Hugo dirá: «he querido crear una epopeya. He querido forzar al lector a pensar en cada línea. De aquí una especie de cólera del público contra mí».

Décadas más tarde en 1924, el Estudio Universal, inicia las tratativas para llevar a las pantallas norteamericanas la novela de Víctor Hugo. Los derechos de la obra, demoran tres años en resolverse, y finalmente en 1927 se inicia el rodaje, que tendrá al genial director alemán Paul Leni, como su máximo impulsor, acompañado por otro compatriota  Conrad Veidt, de destacada participación en la asombrosa El Gabinete del Dr. Caligari, rodada en 1920.

Decodificando el Guasón: El Hombre que Ríe, y sus secretos
El extraordinario actor alemán Conrad Veid, quién interpretara al inmortal Gwynplaine en El Hombre que Ríe. Cortesía: mogambo1924.blogspot.com

La caracterización de Veidt en El Hombre que Ríe, tendrá en el maquillador Jack Pierce su impronta más elevada, corporizando un Gwynplaine inolvidable. El film verá la luz en 1928, y hoy es considerado una de las cumbres expresionistas de su época. Doce años después de estos eventos, una historieta se apresta a revolucionar el mercado el cómic.

La apuesta tiene a la editora Detective Comics, Inc, con Batman como personaje estrella. Sus creadores ignoran que el encapuchado más emblemático, está por convertirse en un fenómeno de ventas, ganándose de inmediato legiones de fieles consumidores. Pero el caballero negro no viene solo, un temible adversario parece secundar sus cautivantes aventuras, se trata del Guasón.

Aunque existe una cierta controversia sobre su nacimiento, debido a las disputas entre creativos de la famosa historieta, Bob Kane, Bill Finger y Jerry Robinson admiten su influencia, parte del film de 1928. Al parecer fue Bill Finger quién confesara, el Guasón fue creado en base a un hombre portando, «ojos lujuriosos, grotescamente grises, y funeralmente tristes, además de una sonrisa extremadamente diabólica», que tuvo una fotografía de Conrad Veid interpretando a Gwynplaine en El Hombre que Ríe, como motor inspirador.

Decodificando el Guasón: El Hombre que Ríe, y sus secretos
Prince ataviado como el Guasón, durante la legendaria Batman de Tim Burton, 1989. Cortesía: albumism.com

Décadas posteriores verían un renacimiento del Guasón, acentuada con el estreno de la serie Batman a mediados de los sesenta, y que tendría en la caracterización del gran César Romero, como su expresión más recordada.

Después llegaría Tim Burton, y su Batman revolucionario en 1989, con Jack Nicholson como un Guasón inolvidable. En 2008 los adultos del cómic tomarían el poder, y las interpretaciones del Guasón serían cada vez más complejas. Tal es así que el fallecido Heath Ledger se alzaría con un Óscar póstumo, por su composición en El Caballero Oscuro, dando vida a un Guasón atormentado. Y finalmente este 2019 con la excitante recreación de Joaquin Phoenix. Y perdón si en el conteo pasé de Jared Leto, y otras breves intervenciones.

Arkham – HP Lovecraft, y el horror cósmico

“Lo que yacía detrás de nuestro amor común por las sombras y las maravillas era, sin duda la ciudad antigua, deslumbrante y sutilmente temible en la que vivimos: Arkham, maldecido por las brujas y embrujado por las leyenda, cuyos tejados achaparrados y hundidos, y barandillas georgianas se desmoronan, los siglos al lado del oscuro murmullo de Miskatonic”. HP Lovecraft. La cosa en la puerta.

 Luego de este breve repaso narrando los antecedentes del Guasón, ahora si vamos a introducirnos en algunos aspectos del film de Todd Phillips. Mi interés, no pasa por spoilear la película ni mucho menos, sino subrayar detalles como mencioné en un principio, poco explorados. Las imágenes que de aquí en más voy a comentar, carecen de un orden cronológico, y son parte de una selección personal, donde esta escritora cree encontrar pistas significativas.

Establecidas estas reglas, centro mi viaje investigativo en Arkham o mejor dicho la sombra de Howard Philip Lovecraft, 1890-1937, tras el término enigmático. Necesitaríamos mucho espacio para desarrollar el legado, de quién es considerado hoy día como uno de los gigantes de la literatura norteamericana, y cuya dimensión, excede este artículo. Pero si quiero ampliar algunos conceptos sobre Lovecraft, y su injerencia dentro del Guasón, más que necesarios. Estamos ante una de las influencias más importantes del género del terror, aunque suene ilógico repetirlo.

Tal es así que su legado cuenta con un nombre propio, denominado horror cósmico, o también, atmósfera lovecraftiana. Bajo este sello subyacen una serie de principios que definen rápidamente un estilo absolutamente propio, como el concebido por Lovecraft para llevar adelante sus obras. Para empaparse de esta idea, el espectador caerá en la cuenta rápida si experimenta ciertas emociones, conectadas a lo anteriormente enunciado.

Algunas de estas señales, son la existencia de un clímax opresivo, angustia, obscuridad, locura, distorsión de la realidad, atmósfera siniestra, sueños vívidos, lentitud en el inicio de la narrativa explayada, componentes, que de alguna manera, se evidencian dentro del Guasón, como si se tratara de un reloj bien sincronizado.

No es ningún secreto que los creadores de Batman, destacando Bob Kane como su pensador principal, rendían amplía pleitesía a HP Lovecraft, y son muchos los rumores al respecto. Retomemos Arkham, sabemos que la primera vez que Lovecraft menciona esta llamada «ciudad ficticia», escenificada en Massachusetts, se expone tras El Cuadro en la Casa, relato publicado en 1921. Arkham luego se convertirá en un recurso recurrente para su autor, que la utilizará en más historias. Algunos biógrafos creen Arkham alude a Salem (Massachusetts) ciudad donde en los años 1692 y 1693, llevara a cabo los históricos juicios bajo la acusación de práctica ilegal de la brujería.

Decodificando el Guasón: El Hombre que Ríe, y sus secretos
El verdadero Arkham, El Hospital Estatal de Denvers, que inspirara a HP Lovecraft. Cortesia: peri-igitis.blogspot.com

Pero el Arkham que verdaderamente nos interesa, vinculando el Guasón y Lovecraft, se encuentra oculto en «La Cosa en la Puerta», que data de 1933, donde la mítica ciudad es reconvertida en un sanatorio. Se dice tras bastidores que Lovecraft basó su imaginario centro de salud, en El Hospital Estatal de Denvers, un asilo asistencial para lunáticos, que durante varios años funcionara en Massachusetts.

Se cuentan historias terribles, y realmente espeluznantes sobre el lugar, que inaugurado en 1878, cerró sus puertas en 1962. Los pacientes que tuvieron la desgracia de caer en sus garras, sufrieron lo indecible. Hay indicios de informes sobre tratamientos agresivos, donde el uso de terapia de choque, y lobotomía, eran el pan de cada día.

Los recortes de presupuestos, afectaron seriamente las instalaciones del psiquiátrico, que terminó sus días sumido en el caos absoluto, poblado por enfermos sin atención, vagando como fantasmas ausentes de toda supervisión. Muchos no resistieron, y terminaron por fallecer, después de padecer las peores atrocidades. Actualmente el sitio es reconocido, como uno de los lugares más embrujados de Norteamérica.

Decodificando el Guasón: El Hombre que Ríe, y sus secretos
El Guasón bailando al son de Gary Glitter. Crédito: DC Films / Warner Bros. Pictures

En 1974 Arkham Asylum se incluyó por primera vez en la saga de Batman DC Cómics, presentado como un manicomio, donde los villanos que luchaban contra el hombre murciélago, eran encerrados bajo la condición de enfermos mentales.

Escalera al Infierno – Sueños de purpurina, ardiendo en rojo y verde

Hasta hace unos meses, una ignota escalera conectando las avenidas Shakespeare y Anderson, en pleno Bronx neoyorquino, apenas captaba la atención, salvo para los transeúntes locales, que diariamente se ven en la obligación de atravesar sus interminables escalones, para mayor conteo, 132.

Esta aparente paz como sabemos, fue alterada tras el estreno del Guasón, donde la escena de un frenético Joaquin Phoenix, ataviado con el clásico ropaje de Arthur Fleck, danzando bajo la luz de frenéticos acordes glam, tiene suspirando al planeta entero.

Un mes antes de su estreno oficial, en setiembre pasado, el Guasón pasó por el Festival de Cannes donde sorprendió al llevarse galardón, como mejor película. Pero estos festejos recibieron su primera artillería correctiva, cuando se cuestionó a Warner Bros, la elección de una canción, que, en tiempos de corrección política, no cuenta con buena prensa, debido a los escándalos de su controversial intérprete, la antigua leyenda glam el británico Gary Glitter. A pesar de las presiones, Warner Bros hizo oídos sordos, y decidió preservar el tema.

Decodificando el Guasón: El Hombre que Ríe, y sus secretos
Gari Glitter, estrella del glam rock británico, que brillara en los setenta, caído en desgracia. Cortesía: hhv.de

Recuerdo mi primera vez con Rock and Roll parte dos, ocurrió cuando la deliciosa Full Monty rondaba los cines, allá por 1997. Simplemente enloquecí. Su energía contagiosa y pegadiza, llamaba a rockear. Como diría mi autor fetiche Jack London, es el llamado de la selva.

Pasó el tiempo y me olvidé de esa canción, pero hace unos años debido a mi pasión por la antigua psicodelia de los sesenta, el glam volvió a cruzarse en mi camino musical. Aquel género que alcanzara su pico creativo iniciado los setenta, fue vivido como una época de audacia, y también de ruptura, donde una nueva generación buscó liberarse, y porque no, ensayar nuevas formas de expresión.

El glam rock aunque breve en su apuesta, se constituyó en una señal futura, marcada por la ambigüedad sexual, escenificación teatral, y ropaje de vibrantes coloridos. La era del lamé y purpurina, dirían sus biógrafos. Gary Glitter integró ese breve panteón de dioses platinados, donde David Bowie, Marc Bolan, Lou Reed, Alice Cooper, fueron algunos de sus reyes indiscutibles, por mencionar algunos. Pero volviendo a Glitter, su descenso a los infiernos ocurrió cuando trascendieron sus pecados innombrables, marcados por sus líos con la ley, involucrando menores.

Ahora bien, supongo Warner Bros al elegir a Glitter como parte del soundtrack, sabía se arriesgaba a una condena social, y sin embargo optó por desatenderse de las protestas. Esta postura también se puede interpretar por parte del estudio, como un mensaje oculto hacia el público, obligándolo a tener una lectura más profunda, que intuyo, tiene al propio Arthur Fleck como ecuación perturbadora, aunque evitaré desandarlo para no romper el hechizo.

Y aquí retomamos la escalera como segundo objetivo a discernir. Entendemos la misma como una imagen muy poderosa, donde transitar su descenso, según el viejo esoterismo de escuela, refiere sumergirse en el inframundo personal, el abordaje del inconsciente, o mejor dicho, conócete a ti mismo.

El desertor social, o la soledad de la crisálida antes de la metamorfosis

En el transitar del Guasón, esta imagen invita a la introspección inmediata. Dolorosa y desgarradora síntesis visual. La calma que acontece a la tormenta. De inmediato, me recordó un film repulsivo y subyugante en su mirada, que en 1991 profanó millones de corazones con su bestial trasfondo, El Silencio de los Inocentes o también de los Corderos, como prefiera llamarlo el lector. Aunque Anthony Hopkins con su Hannibal Lecter parece dominar toda la trama, es a través de Buffalo Bill que tenemos las respuestas más efectivas a mi entender. Aquella fue una composición espectacular por parte de Ted Levine, encarnado a un asesino despiadado, sí, pero profundamente humano en algunos de sus momentos, aunque cueste reconocerlo.

Sobre Buffalo Bill ignoramos su pasado, aunque algunos flashback entregan respuestas sobre su errático comportamiento, señalando una niñez corrompida. Su aislamiento social responde a ese daño no asumido, y donde Buffalo Bill ensayará la creación de un nuevo alter ego, obsesionado con una metamorfosis corporal, que logre devolver al espejo, el reflejo deseado.

Decodificando el Guasón: El Hombre que Ríe, y sus secretos
Una de las imágenes más conmovedoras del Guasón. La soledad de la crisálida, antes de la metamorfosis. Crédito: DC Films / Warner Bros. Pictures

Estas mismas leyes son compartidas por Arthur Fleck, en su lenta conversión a Guasón. Otra escena evocadora, tiene a Bufallo Bill bailando al son del hipnótico Goodbye Horses, enigmático track, que lleva la autoría de la ochentera cantante Q Lazzarus. En Betty la Fea, vieja sitcom colombiana, uno de sus entrañables personajes, el querido Don Hermes no cesa de repetir, «el diablo es puerco», sabia frase, pero cuán seductor también. Hasta aquí.

Conclusión

Espero mis intentos por entregar una nueva visión del Guasón, encuentre empatía en el lector. Aunque no suelo hacer demasiadas reseñas de películas, me pareció un reto encarar su abordaje. Por supuesto mi visión solo es un pantallazo, de un mensaje que no se agota. Hay predicciones que dicen Joaquin Phoenix, y su alter ego Arthur Fleck, se alzarán en febrero 2020 con la codiciada estatuilla dorada, en el rango mejor actor. Y aquí arriesgo una pregunta, ¿en tiempos de corrección política, el viejo y querido Hollywood, bajará la guardia y se rendirá a sus enormes méritos, o ignorará, como tantas veces, el clamor popular? Quién esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

Decodificando el Guasón: El Hombre que Ríe, y sus secretos
Guasón. Un villano que llega al corazón. Crédito: DC Films / Warner Bros. Pictures
También puede leer:

Bibliografía

Sitios web

  • Asilo Arkham
    https://batman.fandom.com/es/wiki/Asilo_Arkham
  • Batmanía
    La Historia del Guasón.
    http://www.batmania.com.ar/paginas/personajes_joker.htm
  • Cazadores de Cuadradicos
    Molina, D. Batman Arkham City: La máscara de Cthulhu.
    https://cazadoresdecuadricos.wordpress.com/2012/05/03/la-mascara-de-cthulhu/
  • Cinemanía
    Smile: La canción que conecta a ‘Joker’ con Charles Chaplin.
    https://cinemania.20minutos.es/noticias/smile-la-cancion-que-conecta-a-joker-con-charles-chaplin/
  • Código Spagueti
    10 películas imperdibles que inspiraron Joker.
    https://codigoespagueti.com/noticias/cultura/joker-peliculas-inpiraron-estreno-phoenix/
  • Culto La Tercera
    García, L. Joker: tres ideas de la película desde su banda sonora.
    https://culto.latercera.com/2019/10/07/joker-ideas-desde-banda-sonora/
  • Cultura Ocio
    20 cosas que (quizá) no sabías del Joker.
    https://www.culturaocio.com/cine/noticia-escuadron-suicida-20-cosas-quiza-no-sabias-joker-20160815142225.html
  • Diario de Sevilla
    Colón, C. Entre el fantasma de Gotham y Taxi Joker.
    https://www.diariodesevilla.es/cine/fantasma-Gotham-Taxi-Joker_0_1397860522.html
  • Elfan cine
    Álvaro GP. Joker.
    https://elfan-cine.blogspot.com/search?q=Joker
  • Equis
    Serna, E. HOLLYWOOD JUEGA CON FUEGO: ‘EL GUASÓN’ COMO SÍMBOLO DE LA HUMANIDAD OPRIMIDA.
    https://www.m-x.com.mx/analisis/hollywood-juega-con-fuego-el-guason-como-simbolo-de-la-humanidad-oprimida
  • In the Flesh
    El hombre que ríe. Retrospectiva del Guasón.
    http://descarnado.blogspot.com/2014/10/el-hombre-que-rie-retrospectiva-del.html
  • Insider
    Acuna, K. 12 detalles y referencias que te puedes haber perdido en ‘Joker’.
    https://www.insider.com/joker-dc-references-easter-eggs-breakdown-2019-10
  • Lovecraft eZine
    De Laughter, J. Leyendas urbanas sobre Batman, Bob Keeane y HP. Lovecraft.
    https://lovecraftzine.com/2018/02/09/urban-legends-about-the-batman-bob-kane-and-h-p-lovecraft/
  • Muy Interesante
    El hombre que ríe: la Inspiración de Víctor Hugo que inspiró al Joker.
    https://www.muyinteresante.com.mx/curiosidades/el-hombre-que-rie-creacion-victor-hugo-nspiro-joker/
  • Rolling Stone
    Grow, K. Silencio de los corderos a los 25: la historia completa de Buffalo Bill.
    https://www.rollingstone.com/movies/movie-news/silence-of-the-lambs-at-25-the-complete-buffalo-bill-story-227700/

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados. Prohibida su copia y uso en otros medios, sin autorización.


Like it? Share with your friends!

307 shares
Débora Goldstern
Bibliotecaria de Profesión, natural de Buenos Aires, Argentina. Presta servicios en la Universidad Abierta Interamericana desde hace 16 años. Además es escritora e investigadora, dedicándose al estudio de las civilizaciones andinas desaparecidas por más de 20 años. Ha participado como consultora de la revista Ufo Brasil, ha sido expositora en diversos congresos y es regularmente convocada por programas de radio, tv, documentales, films y canales de Internet. Ha publicado dos libros: «Secretos subterráneos de los mundos olvidados - Cueva de los Tayos» y «Tierra Hueca». Débora es colabora permanente en CodigoOculto.com desde Diciembre de 2018.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *