A más de 3 kilómetros bajo la llanura de Sudáfrica existen depósitos de agua atrapada en la roca, y ahora científicos creen que podrían ser entornos aislados por dos mil millones de años.

Se trata de verdaderas cápsulas del tiempo de agua que carecen de contacto alguno con la superficie, y estiman los investigadores, serían similares a los depósitos de agua en Marte.

Pero más que una cápsula del tiempo, estos depósitos de agua subterránea podrían contener más de una sorpresa. Se han hallado formas parecidas a bacterias que los investigadores planean analizar para detectar posible ADN.

Además, los científicos a cargo de la investigación creen que podría existir más vida coexistiendo en esta agua aislada durante miles de millones de años.

Esta imagen de microscopio electrónico de barrido muestra material tomado de un antiguo depósito de agua. Los investigadores creen que el objeto con forma de maní en el medio puede ser una célula en pleno proceso de división. Crédito: Tullis Onstott / PRISM

Devan Nisson, una estudiante graduado de la Princeton University en Nueva Jersey, dijo en un comunicado:

Existe el potencial de que [las bolsas de agua] estén aisladas durante esa larga escala de tiempo. Por lo tanto, esta sería una oportunidad única para ver vida, esencialmente, evolucionando en una burbuja”.

¿Vida antigua?

La investigación tuvo el apoyo de NASA y la National Science Foundation, que posibilitó obtener muestras durante los años 2018 y 2019 en un descenso a una mina de oro y uranio operado por Harmony Gold.

Las muestras fueron obtenidas durante trabajos en una mina de oro y uranio en Sudáfrica.

El agua se ubica en grietas entre las rocas a la que solo se puede acceder por medio de pozos, permitiendo a los investigadores liberar parte del agua a presión y obtener el material para analizarlo.

Al examinar el material recolectado en un microscopio electrónico de barrido, detectaron algo similar a bacterias o microbios con forma de varilla llamados arqueas. Incluso se halló lo que los investigadores creen que es una posible célula en proceso de división.

De acuerdo a Nisson, es posible que las posibles formas de vida solo sean minerales. Se necesitará mayor investigación para determinar si el agua contiene células vivas, y para averiguarlo Nisson y sus colegas planean tratar de extraer y secuenciar el ADN.

Los análisis permitirán determinar si realmente la posible vida estuvo aislada por miles de millones de años o si se tratan de microbios que ingresaron accidentalmente cuando se realizaron trabajos de minería.

Arqueas. (Public domain)

¿Lugar propicio para la vida?

Sin embargo, aunque no se encuentre ADN, los investigadores podrán obtener pistas sobre si el lugar es propicio para que la vida se desarrolle. Cabe resaltar que el agua de estos depósitos es siete veces más salada que el agua de mar y alcanza temperaturas de hasta 53 grados Celsius.

La investigación también ha determinado la existencia de gran cantidad de ácidos orgánicos que podrían brindar el carbono necesario para conformar y mantener las estructuras celulares necesarias para la vida. Además se hallaron iones como nitrato y sulfato, que algunos microbios usan en procesos metabólicos para generar energía.

El estudio no solo sugiere la existencia de vida en ambientes extremos como este, también brinda esperanza de que pueda encontrarse vida en Marte o en otros planetas.

Los resultados preliminares del proyecto de investigación en curso han sido presentados esta semana en una reunión de la American Geophysical Union (AGU) en San Francisco.

Fuente: American Geophysical Union

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here