Hermanas de Tutankamón tomaron el trono antes que él, según un investigador


366 shares
Hermanas de Tutankamón tomaron el trono antes que él, según un investigador
Crédito: ArtWithTammy / Rogers Fund

Los arqueólogos han sabido que una «misteriosa faraona» gobernó el antiguo Egipto antes de que el renombrado rey Tutankamón ascendiera al trono. A pesar de que sabían el nombre real de esta mujer rey, Neferneferuaten Ankhkheperure, su verdadera identidad se ha mantenido esquiva. Sin embargo, la famosa tumba de Tut fue originalmente para ella.

Ahora, una investigadora dice que la misteriosa mujer podría no ser otra que las dos hermanas mayores del rey Tut, de acuerdo con una nueva y controvertida investigación.

Es posible que después de que el padre del rey Tut, el rey Akenatón, muriera, su hija menor sobreviviente, Neferneferuaten, comenzó a gobernar Egipto a los 12 años, probablemente al principio disfrazada de hombre. Durante este tiempo, la hermana mayor de Neferneferuaten, Meritaten, fue su gran esposa real.

Pero Meritaten no mantuvo ese título de «gran cónyuge real» por mucho tiempo.

Dos faraonas

Valérie Angenot, profesora de historia del arte y especialista en semiótica visual en la University of Quebec in Montreal, dijo en un comunicado:

Parece que después de un año, Meritaten también se coronó como faraón. En realidad gobernaron como dos faraones reinas, en lugar de esta visión más tradicional de un faraón y una reina”.

Sin embargo, la idea de Angenot sobre los «dos faraones reina» es controvertida entre los egiptólogos, muchos de los cuales piensan que la misteriosa reina no es otra que Nefertiti, la esposa principal del rey Akhenaton y la madrastra del rey Tut.

Reproducción de un antiguo cuadro egipcio que muestra a las dos hijas del faraón Akenatón. Las dos princesas llevan collares de cuentas, pulseras y pendientes grandes. Una está acercando la cara de la otra hacia ella
Reproducción de un antiguo cuadro egipcio que muestra a las dos hijas del faraón Akenatón. Las dos princesas llevan collares de cuentas, pulseras y pendientes grandes. Una está acercando la cara de la otra hacia ella. Crédito: Rogers Fund, 1930

Angenot presentó su investigación, que aún no se ha publicado en una revista revisada por pares, en la reunión anual del American Research Center en Egipto, celebrada del 12 al 14 de abril en Alexandria, Virginia.

Reina del misterio

Los egiptólogos han sabido durante al menos 50 años que una reina misteriosa gobernó después de la muerte de Akhenaton. Un examen detallado de la tumba de Tut mostró que originalmente fue hecha para una mujer; por ejemplo, el equipo funerario todavía tiene huellas de un nombre femenino. Muchos egiptólogos piensan que esta misteriosa mujer era Nefertiti, que habría sufrido un cambio de nombre en su transición a faraón. Otros piensan que el faraón femenino era Meritaten, quien, después de todo, se había casado con su padre. Pero Angenot dijo que tiene más sentido que esta misteriosa Neferneferuaten sea la hija más joven, cuyo nombre de nacimiento era precisamente ese: Neferneferuaten.

Y no es solo una corazonada. Los nombres reales usualmente incluían nombres de nacimiento.

Angenot dijo:

Esta es la razón por la que siempre sospeché que ni Nefertiti ni Meritaten podrían ser el rey ni la reina, porque no tienen [Neferneferuaten] en su nombre de nacimiento. El único candidato que tuvo este nombre como nombre de nacimiento fue la princesa Neferneferuaten. El problema era que ella era la hija más joven que sobrevivió, por lo que todos pensaron que no podría haber tenido precedencia sobre sus hermanos para sentarse en el trono”.

Meritaten, posiblemente hija del rey Akenatón y la reina Nefertiti, más tarde una gran esposa real, y tal vez reinando por derecho propio como el faraón Ankhkheperure Neferneferuaten
Meritaten, posiblemente hija del rey Akenatón y la reina Nefertiti, más tarde una gran esposa real, y tal vez reinando por derecho propio como el faraón Ankhkheperure Neferneferuaten. Crédito: Rama / Wikimedia Commons

Evidencias halladas

Pero Angenot pensó lo contrario. Además, encontró evidencia en el arte egipcio de que esta misteriosa faraona era la princesa Neferneferuaten. Angenot, un historiador del arte, notó que varias esculturas de cabezas reales anónimas, que anteriormente se pensaba que representaban a Akhenaton o Nefertiti, son en realidad de la joven princesa.

Además, un análisis semiótico (una inmersión profunda en los signos y símbolos) del lenguaje corporal egipcio reveló que un cierto gesto, una caricia de la barbilla, se ve en las pinturas de las hijas de Akhenaton y Nefertiti. Este gesto también se ve en una estela sin terminar (una losa de piedra tallada) de dos miembros de la realeza. Esta estela también tiene una iconografía real que describe a los faraones, lo que sugiere que una vez que Neferneferuaten comenzó a gobernar, su hermana mayor, Meritaten, se unió a ella.

Sarcófago egipcio
Sarcófago egipcio. Crédito: kerttu / Pixabay

El rey que gobernó después de Tut probablemente no aprobó este gobierno co-femenino y, por lo tanto, probablemente destruyó rastros del reinado de las hermanas.

Neferneferuaten y Meritaten habrían compartido el mismo nombre de coronación, anotó Angenot.

Angenot describió su investigación en una charla de 20 minutos en la conferencia, y ahora lo detalla en un artículo que presentará a una revista científica. Muchos egiptólogos están esperando ansiosamente la publicación del artículo para poder obtener más detalles sobre esta teoría inusual, y al mismo tiempo ha obtenido muchas críticas, que eran de esperarse.


Like it? Share with your friends!

366 shares
Redacción CODIGO OCULTO
La verdad es más fascinante que la ficción.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *