Bombas de semillas: una iniciativa diferente para reforestar el planeta


1 comment, 7k shares
Bombas de semillas: una iniciativa diferente para reforestar el planeta
Crédito: yankodesign

Esta idea suena extraña, hay que reconocerlo, pero a la vez podría ser totalmente efectiva y permitiría que diversos  sectores remotos de la Tierra sean «bombardeados» con semillas que den paso a nuevos árboles.

Usar las armas no para causar muerte sino para despertar la vida es sin duda una gran iniciativa.

Esta idea, denominada SeedBomb, fue concebida por el ex piloto de la RAF (Royal Aire Force), la fuerza aérea británica, Jack Walters, e implementada por la compañía estadounidense Lockheed Martin Aerospace.

Utilizando un bombardero desde donde se lanzarían las «bombas», planean plantar aproximadamente ¡un millón de árboles jóvenes por día!

Para que la idea se haga realidad y de paso comercial, se ha creado una empresa llamada Aerial Forestation Inc., tal como informa The Guardian. La empresa brindará sus servicios a los países que deseen reforestar o bien plantar bosques que disminuyan los efectos del calentamiento global.

Diseño de las bombas de semillas
Diseño de las bombas de semillas. Crédito: yankodesign

Ventajas de las bombas de semillas

A través de este innovador método se podría reducir a la mitad el costo de realizar plantaciones. Sin embargo la pregunta es: ¿es efectivo? De acuerdo a Peter Simmons, de Lockheed, las bombas han sido desarrolladas para lograr una siembra de precisión.

Otro factor a tomar en cuenta es que se utilizan aviones de guerra. Se trata de 2.500 bombarderos C-130 repartidos en 60 países que esperan una oportunidad para volar y dejar caer sus bombas de semillas en diversos sectores. De acuerdo a la compañía, se pueden lanzar más de 3.000 bombas por minuto. Esto permitiría sembrar 900.000 futuros árboles en una sola jornada.

Bombas de semillas: una iniciativa diferente para reforestar el planeta
Crédito: yankodesign

Pero, ¿qué pasa con el metal utilizado en la bomba?

Las bombas de semillas son diseñadas de forma puntiaguda para que se entierren en el suelo a una profundidad adecuada, tal como si hubieran sido sembradas a mano. También llevan consigo fertilizantes y un material que absorbe la humedad en el terreno. El contenedor de metal no tardará en degradarse, afirma la compañía.

Aunque la idea tiene más de 25 años, anteriormente no existía la tecnología apropiada para hacerla realidad de forma eficiente. Hoy en día ya es posible.

Crédito: yankodesign

Esto se plantea como una forma eficiente de reforestar de forma masiva y combatir el calentamiento global, permitiendo que los nuevos bosques absorban el carbono del ambiente.

Se ha pensado lanzar estas bombas en lugares como el desierto del Sinaía en Egipto, regiones del Bosque Negro talados en la Guerra Fría en Alemania, sectores de África del Norte, Canadá, Australia y EE.UU.

Este es uno más de los intentos mundiales por hacer frente al cambio climático. De acuerdo a un informe publicado por científicos, nos quedan 11 años para lograr revertir el aumento de la temperatura global. Iniciativas funcionales como esta podrían ayudar, pero todo depende de que los humanos cambiemos nuestra actitud hacia el planeta.

Referencias: The Guardian / Yanko Design


Like it? Share with your friends!

1 comment, 7k shares
Fernando T.

Fernando es informático e investigador de MUFON, con una fascinación extrema por la astronomía y la naturaleza. Él dice que sería feliz escribiendo debajo de un árbol cada día. Colabora en CodigoOculto.com con notas sobre hallazgos científicos, temas de actualidad, ufología y noticias sobre el ambiente y la naturaleza. Como Editor en Jefe de CodigoOculto.com, también realiza la revisión de todo el material publicado y su correcta difusión.

One Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Es una idea y como tal lo que hay que aprender es saber si viene de buena fuente o de mala fuente, porque bien y mal existen y está llegando el tiempo en que solo el bien permanecerá porque el mal desaparecerá, lo que implica saber en que lado se está para evitar ser arrastrado con el mal.