Una polémica ley está por aprobarse ante la molestia de una gran porción de la población, debido a que se pretende utilizar los cadáveres humanos como abono para plantas (sí has leído bien).

Washington está buscando convertirse en el primer estado en los EE.UU. en permitir la «reducción orgánica natural», un método de entierro alternativo que puede convertir un cuerpo humano en compost en cuestión de semanas.

El proyecto de ley, llamado «Concerning human remains», fue aprobado por la Legislatura el 19 de abril y ahora solo tiene que ser firmado por el gobernador demócrata Jay Inslee. El proyecto de ley otorgará a las personas el derecho a elegir deshacerse de su cuerpo después de su muerte a través de la «reducción orgánica natural» y la hidrólisis alcalina.

Jamie Pedersen, senador demócrata del estado de Washington, , dijo en la Cámara de Representantes:

Ya es hora … permitimos que se aplique alguna tecnología a esta experiencia humana universal, porque pensamos que las personas deberían tener la libertad de determinar por sí mismas cómo les gustaría que se deshiciera de su cuerpo. Aprendí que hay otras formas más seguras para el medio ambiente de eliminar los restos humanos”.

Recompose: convirtiendo cadáveres en compost en favor del medio ambiente

Recompose, una corporación de beneficio público con sede en Seattle, ha estado trabajando con legisladores y científicos con la esperanza de brindar el servicio, en caso de que el proyecto de ley se convierta en ley. Su método de reducción orgánica natural esencialmente le da al proceso natural de descomposición un impulso suave. Los cuerpos se colocan en un recipiente giratorio de temperatura controlada junto con algunas astillas de madera, paja y gases. Una vez que se completa el proceso, queda una yarda cúbica de tierra por persona, que los seres queridos pueden llevar a casa para cultivar un árbol o una planta si así lo desean.

Según el proyecto de ley, este método reduciría la contaminación del ambiente
Según el proyecto de ley, este método reduciría la contaminación del ambiente. Crédito: ju-dit / Pixabay

La hidrólisis alcalina, que ya es legal en otros 19 estados, también se volvería legal bajo el nuevo proyecto de ley. Este método utiliza una serie de procesos químicos que involucran calor, agua y lejía para convertir los restos en un material blanco y polvoriento similar a la ceniza.

La mayoría de las personas en los EE.UU. actualmente están enterradas convencionalmente o cremadas después de su fallecimiento. Ambos métodos vienen con desventajas en términos del medio ambiente. Los entierros simplemente pueden ocupar mucho espacio y correr el riesgo de contaminar el agua subterránea con líquido de embalsamamiento, especialmente en áreas densamente pobladas, mientras que las cremaciones pueden liberar dióxido de carbono, un gas de efecto invernadero que contribuye al calentamiento global. La cantidad de dióxido de carbono es relativamente pequeña (aproximadamente 400 kilogramos de CO 2 ) en comparación con la producción industrial, pero muchas personas sienten sus efectos.

Proceso de hidrólisis alcalina
Proceso de hidrólisis alcalina. Crédito: BBC Mundo / El Universo

Si el proyecto de ley se convierte en ley, se espera tener la primera instalación en funcionamiento para fines de 2020 o principios de 2021.

¿Estarían dispuestos a que autorizar una iniciativa como esta de llegar a crearse en sus comunidades?

1 COMENTARIO

  1. Ya era hora, de que desaparezcan estos oscuros cementerios europeos. Nada mejor que devolver la materia a la tierra. En Oriente se da de comer a las aves con la materia del difunto, y todos tan felices.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí