Saturno está perdiendo sus anillos a un ritmo «del peor de los casos»


700 shares
Saturno está perdiendo sus anillos a un ritmo «del peor de los casos»
Saturno y sus anillos captados por la nave espacial Cassini el 25 de abril de 2016. Crédito: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

Una nueva investigación de NASA ha revelado que el planeta Saturno está perdiendo justamente la característica que lo hace el más hermoso de los planetas de nuestro Sistema Solar: sus anillos, y a una tasa del «peor escenario», según indican las observaciones realizadas por las naves Voyager 1 y 2 realizadas hace décadas.

Los anillos están perdiéndose debido a la gravedad de Saturno que los arrastra hacia él, cayendo como una lluvia polvorienta de partículas de hielo y bajo la influencia del campo magnético de Saturno.

El proceso ocurrirá tan rápido que en tan solo unos cientos de millones de años, Saturno no tendrá sus icónicos anillos. Una verdadera lástima.

James O’Donoghue del Goddard Space Flight Center de la NASA en Greenbelt, Maryland, dijo en un comunicado:

Estimamos que esta ‘lluvia de anillos’ drena una cantidad de productos de agua que podrían llenar una piscina de tamaño olímpico desde los anillos de Saturno cada media hora”.

O’Donoghue agregó:

Solo por esto, todo el sistema de anillos desaparecerá en 300 millones de años, pero a esto se suma el material del anillo medido por la nave espacial Cassini detectado que cae en el ecuador de Saturno, y los anillos tienen menos de 100 millones de años de vida”.

Representación artística animada que muestra cómo Saturno puede verse en los próximos cien millones de años. Los anillos más internos desaparecerán cuando lluevan sobre el planeta, seguidos muy lentamente por los anillos externos
Representación artística animada que muestra cómo Saturno puede verse en los próximos cien millones de años. Los anillos más internos desaparecerán cuando lluevan sobre el planeta, seguidos muy lentamente por los anillos externos. Créditos: NASA / Cassini / James O’Donoghue

Desde hielo microscópico a trozos de hielo de varios metros de ancho

Los anillos de Saturno son en su mayoría trozos de hielo de agua que varían en tamaño desde granos de polvo microscópicos hasta rocas de varios metros de ancho.

Las partículas del anillo quedan atrapadas en un acto de equilibrio entre la atracción de la gravedad de Saturno, que quiere atraerlas hacia el planeta, y su velocidad orbital, que quiere lanzarlas hacia el espacio.

 Sin embargo, de acuerdo a los investigadores, la «lluvia de anillos» es más rápida de lo que esperaban.

O’Donoghue dijo:

Esto es relativamente corto, en comparación con la edad de Saturno de más de 4 mil millones de años”.

El estudio publicado revela que los anillos están en su punto de vida medio, lo que indica que es poco probable que tengan más de 100 millones de años.

O’Donoghue agregó:

Tenemos la suerte de estar cerca para ver el sistema de anillos de Saturno, que parece estar en medio de su vida útil. Sin embargo, si los anillos son temporales, tal vez nos perdimos de ver sistemas de anillos gigantes de Júpiter, Urano y Neptuno, ¡que hoy en día solo tienen rizos delgados!”.

Lluvia de anillos

Las diminutas partículas en los anillos pueden cargarse eléctricamente por la luz ultravioleta del Sol o por las nubes de plasma que emanan del bombardeo micrometeoroide de los anillos.

Cuando esto sucede, las partículas pueden sentir el tirón del campo magnético de Saturno, que se curva hacia el planeta en los anillos de Saturno.

En algunas partes de los anillos, una vez cargados, el equilibrio de fuerzas sobre estas diminutas partículas cambia dramáticamente, y la gravedad de Saturno las empuja a lo largo de las líneas del campo magnético hacia la atmósfera superior.

Una vez allí, las partículas del anillo helado se evaporan y el agua puede reaccionar químicamente con la ionosfera de Saturno.

Lamentablemente en solo 300 millones de años el planeta Saturno lucirá irreconocible, sin sus anillos característicos, lo que cambiará por completo la impresión que la humanidad tenía del Sistema Solar.

El estudio científico ha sido publicado en la revista Icarus.


Like it? Share with your friends!

700 shares
Fernando T.

Fernando es informático e investigador de MUFON, con una fascinación extrema por la astronomía y la naturaleza. Él dice que sería feliz escribiendo debajo de un árbol cada día. Colabora en CodigoOculto.com con notas sobre hallazgos científicos, temas de actualidad, ufología y noticias sobre el ambiente y la naturaleza. Como Editor en Jefe de CodigoOculto.com, también realiza la revisión de todo el material publicado y su correcta difusión.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *