Un vehículo de aterrizaje chino destinado a ir al lado oculto de la Luna, el lado que nunca se puede ver desde la Tierra, ahora ha entrado en la órbita lunar.

Temprano en la mañana del miércoles, la nave espacial que lleva el módulo de aterrizaje Chang’e-4 completó su viaje desde la Tierra, que demoró casi cinco días, y se instaló en una órbita elíptica alrededor de la Luna, informa Space News.

Si la misión tiene éxito, Chang’e-4 será el primer aterrizador en explorar el llamado «lado oscuro de la Luna».

Recorrerá la superficie lunar, examinará la composición de la Luna e incluso incursionará en «jardinería lunar» al llevar algunas semillas que serán sembradas y también larvas de gusanos de seda.

Para comunicarse con la Tierra, Chang’e-4 enviará señales a un satélite lanzado a principios de este año.

Rover Chang'e 3 en la Luna
Rover Chang’e 3 en la Luna. Crédito: CNSA

Las autoridades chinas no han anunciado una fecha o lugar firme para el desembarco de la nave, pero se espera que aterrice a principios de enero de 2019, probablemente en el espacioso cráter Von Kármán.

China ya está planeando Chang’e-5, la misión que vendrá después de Chang’e-4. Si todo va según lo planeado, esa será la primera misión de la Luna en China para devolver las muestras a la Tierra y se lanzará a finales de 2019.

3 Comentarios

  1. Muy importante informacion….por fin sabremos que hay hacia el lado obscuro de la luna …gracias a los chinos.!! Y a codigo oculto

  2. Nos alegra que China tenga el nivel tecnológico para afrontar un proyecto de está envergadura.
    Esperamos que los avances tecnológicos puestos a disposición de estos viajes, tengan aplicación en el ámbito más cercano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here