China planea cultivar plantas y gusanos de seda en el lado oculto de la Luna


1 comment, 1 share
China planea cultivar plantas y gusanos de seda en el lado oculto de la Luna

China desea poner en marcha un experimento espacial sin precedentes para hacer crecer patatas, flores y gusanos de seda en la Luna gracias a la sonda espacial Chang’e-4 que planea enviar a nuestro satélite a finales de este año, según informa Xinhua.

Con este proyecto, Pekín prevé crear una pequeña «biosfera lunar». Para lograr su objetivo, depositará en la cara oculta de la Luna un cilindro de aluminio con semillas de esos tubérculos, plantas «Arabidopsis» y huevos de esos insectos.

Ese recipiente de tres kilogramos contendrá agua, aire, una pequeña cámara y un sistema de transmisión para que los investigadores puedan observar la evolución del proceso desde la Tierra, a alrededor de 384.400 kilómetros.

Los investigadores chinos han elegido ensayar con esos cultivos «porque el período de crecimiento de la ‘Arabidopsis’ es breve» y «las patatas podrían convertirse en una importante fuente de alimento para los futuros viajeros espaciales», ha explicado el director del experimento, Liu Hanlong, quien confía en que «ayudará a obtener conocimientos para construir una base lunar y una residencia a largo plazo en la Luna».

Imagen de alta resolución de la superficie de la Luna, tomada por la Chinese Chang'e 3, una sonda de exploración lunar no tripulada y Yutu rover
Imagen de alta resolución de la superficie de la Luna, tomada por la Chinese Chang’e 3, una sonda de exploración lunar no tripulada y Yutu rover. Crédito: Xinhua

Esta iniciativa liderada por la Universidad de Chongqing en la que participan 28 centros educativos de China ha sido seleccionada entre más de 200 propuestas. Además también permitirá que los especialistas conozcan mejor el otro lado de la Luna para poner en marcha nuevos proyectos.

¿Vida en la Luna?

La lata cilíndrica, hecha de materiales especiales de aleación de aluminio, tiene 18 cm de alto, con un diámetro de 16 cm, un volumen neto de 0,8 litros y un peso de 3 kilogramos. La lata también contendrá agua, una solución de nutrientes, aire; además una pequeña cámara y un sistema de transmisión de datos.

Los investigadores esperan que las semillas crezcan para florecer en la Luna, con el proceso capturado en la cámara y transmitido a la Tierra.

Aunque los astronautas han cultivado plantas en la Estación Espacial Internacional, como arroz y arabidopsis en el laboratorio espacial Tiangong-2 de China, esos experimentos se llevaron a cabo en órbita terrestre baja, a una altitud de unos 400 kilómetros. El ambiente en la Luna, a 380.000 kilómetros de la Tierra, es más complicado.

Liu Hanlong, director en jefe del experimento y vicepresidente de la Universidad de Chongqing, dijo que dado que la Luna no tiene atmósfera, su temperatura oscila entre menos de 100 grados centígrados y más de 100 grados centígrados.

Xie Gengxin, diseñador jefe del experimento, dijo en un comunicado:

Tenemos que mantener la temperatura en la ‘mini biosfera’ dentro de un rango de 1 grado a 30 grados, y controlar adecuadamente la humedad y la nutrición. Utilizaremos un tubo para dirigir la luz natural en la superficie de la Luna hacia la lata para hacer que las plantas crezcan”.

Liu agregó:

Queremos estudiar la respiración de las semillas y la fotosíntesis en la Luna. ¿Por qué la papa y la arabidopsis? Porque el período de crecimiento de la arabidopsis es breve y conveniente de observar, y la papa podría convertirse en una importante fuente de alimento para los futuros viajeros espaciales. Nuestro experimento podría ayudar a acumular conocimiento para construir una base lunar y una residencia a largo plazo en la Luna”.

El lado oculto de la Luna

Se denomina así a la parte de la Luna que nunca es visible desde la Tierra. Las fuerzas de marea de la Tierra han disminuido la rotación de la Luna hasta el punto en que el mismo lado siempre mira hacia la Tierra, un fenómeno llamado bloqueo de marea.

Con su entorno especial y su compleja historia geológica, el otro lado de la Luna es un punto caliente para la exploración científica y espacial. Sin embargo, aterrizar y desplazarse allí requiere un satélite de retransmisión para transmitir señales.

Se ha informado que China planea enviar un satélite de retransmisión para Chang’e-4 a fines de mayo o principios de junio de 2018, y luego lanzar el módulo lunar Chang’e-4 y rover a la cuenca Aitken de la región del polo sur de la Luna alrededor de medio año después.

El cráter Von Karman, que lleva el nombre de un matemático húngaro-estadounidense, ingeniero aeroespacial y físico, en Aitken Basin, fue elegido como el lugar de aterrizaje de Chang’e-4. Se cree que la región tiene un gran potencial de investigación científica.

Edición: CodigoOculto.comFuente: RT


Like it? Share with your friends!

1 comment, 1 share
CodigoOculto.com
La historia y sus misterios, civilizaciones antiguas, Ovnis, Vida extraterrestre, Complots. Información alternativa para liberar mentes.

One Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. EL DESASTRE CHINO, ACOMPAÑADO DE LA DESTRUCCION IRREVERSIBLE QUE CHINA PRODUCE EN SU PAIS Y AL ECOSISTEMA MUNDIAL, SE TRASLADAR A LA LUNA……QUE BELLEZA DE PROYECTO. LOS CHINOS ESTAN EXTERMINANDO SU ECOSISTEMA.