Víctimas del MK Ultra preparan demanda colectiva contra el gobierno


163 shares
Víctimas del MK Ultra preparan demanda colectiva contra el gobierno

Presuntos sobrevivientes y familiares se unen en una demanda colectiva para hacer público el trauma psicológico sufrido por el Proyecto MK Ultra.

Fue presentada en mayo de 2018 en Canadá, donde también se reportaron experimentos del MK Ultra, además de EE.UU. La demanda está enfocada en los «tratamientos» abusivos y extremos sufridos por pacientes en el Allan Memorial Institute, un hospital psiquiátrico en Montreal. Tales tratamientos dejaron secuelas penosas en los pacientes.

El Proyecto MK Ultra fue un programa secreto de control mental de la CIA que inició entre las décadas de 1940 y 1950 y que utilizaba técnicas extremas de alteración mental. Supuestamente, el proyecto fue cancelado en 1973, pero en los años siguientes y en la actualidad se han venido publicando muchos libros y testimonios que .

Las investigaciones oficiales y alternativas puntualizan estas técnicas de alteración mental:

  • Uso de drogas psicotrópicas como el LSD
  • Hipnosis
  • Privación sensorial
  • Electrochoques
  • Tortura física e incluso sexual
  • Creación de personalidades múltiples

¡¿Habrán sufrido todo eso las víctimas de Montreal?!

MK-ULTRA

Lo que más se menciona en los archivos médicos es la terapia de electrochoque, la privación sensorial y el uso de sedantes como la Torazina.

En el hospital Allan Memorial los experimentos fueron supervisados por el Dr. Donald Ewen Cameron, un importante psiquiatra que estuvo relacionado con el Proyecto MK Ultra desde la década de 1950.

La historia oficial del Dr. Ewen Cameron era que había desarrollado una cura de la esquizofrenia a través de un «lavado de cerebro», algo así como para borrar los pensamientos negativos.

Los familiares de los sobrevivientes en Montreal aseguran que la vida de las víctimas fue destruida después de la estancia en el hospital Allan Memorial, y que solamente habían entrado para tratarse depresiones leves, ansiedad o problemas de adicción… ¡tales tratamientos extremos no eran necesarios! Los archivos médicos respaldan esos testimonios.

Phyllis Goldberg, una de las sobrevivientes, fue admitida en 1948 para tratarse una leve depresión y a partir de ahí comenzó a verse en un estado cada vez más alterado y psicótico. Marlene Levenson, su sobrina recuenta:

Cuando ella estaba con nosotros, los fines de semana, etc., no se comunicaba. Se reía sin ninguna razón. Su forma de caminar era muy diferente (…) No podía vestirse sola, no podía hacer nada por sí misma.

MK-ULTRA

Phyllis también presentaba señales de trauma psicológico ya que reaccionaba con miedo con simples muestras de cariño:

Cuando ibas a acariciarla, sólo un gesto, ella se estremecía. Eso me desconcertaba, sin darme cuenta, o comprendiendo, que a ella le habían puesto equipos de electrochoque en su cabeza tanta veces que eso permaneció en su subconsciente.

Desgraciadamente, Phyllis pasó sus últimos 20 años en estado catatónico, «un completo vegetal», como expresó su sobrina.

Nancy Layton es otra víctima de la misma época, ella era una adolescente que había llegado también para tratarse una leve depresión. Según su hija, Angela Bardosh, su estancia en el Allan Memorial arruinó la vida de su madre:

En seis meses con los tratamientos que realizó el Dr. Cameron, la convirtieron en una esquizofrénica aguda.

El abogado Alan Stein será parte del equipo de los demandantes. Él ya tuvo experiencia con casos similares en los años ’90, donde la Corte Federal de Canadá tuvo que compensar a 77 víctimas del MK Ultra. Stein piensa que los daños morales producto de los experimentos son innegables.

Las víctimas esperan una admisión pública de culpa por parte del gobierno. También esperan una compensación, pero la admisión de culpa es el objetivo principal.

Fuentes: CTV News Montreal – Biblioteca Pléyades

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados.


Like it? Share with your friends!

163 shares
Erick Nielssen Maravilla
Escritor nicaragüense que indaga en temas de historia, ciencia, religión y esoterismo. Apoyando la investigación normativa y también la alternativa.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *