Durante el año 1953, el director de la CIA, Allen Dulles, dió su autorización para el inicio de MK ULTRA, un proyecto para investigar y experimentar métodos de control mental, que se basaban principalmente en el uso de sustancias psicodélicas.

La CIA dio lugar a este proyecto debido a los rumores de que, durante la guerra contra Corea del Norte, los soldados estadounidenses eran torturados con técnicas de «control mental». Para contrarrestar esta «desventaja», MK ULTRA desarrolló métodos, basados en drogas, para la interrogación de detenidos y la para creación de «agentes dormidos» (personas que no saben que son agentes hasta que se activa su memoria con una clave), casi siempre sin el consentimiento de los involucrados.

El proyecto central se ramificó en 140 subproyectos que contaron con la participación de universidades, cárceles, hospitales, bases militares, investigadores privados y farmacéuticas.

En contra de la Élite Illuminati
En contra de la Élite Illuminati

En 1973 el programa de experimentos se canceló y fueron destruidos todos los registros y archivos.

En 2009, un grupo de veteranos del ejército estadounidense demandó al Pentágono por las actividades realizadas en el marco del MK ULTRA, entre ellas «el uso de tropas para probar gas nervioso, psicoquímicos, y miles de otras toxinas químicas o sustancias biológicas, y la inserción de implantes septales en el cerebro de sujetos en experimentos de control mental que se torcieron, dejando muchos civiles y sujetos militares con discapacidades permanentes.

El escritor e investigador David Parcerisa nos trae una interesante entrevista donde revelan más detalles del MK Ultra y los Illiminati y sus oscuras intenciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here