Astrónomos detectan una intensa luz infrarroja proveniente del espacio y de origen desconocido


198 shares
Astrónomos detectan una intensa luz infrarroja proveniente del espacio y de origen desconocido
Crédito: NASA’s Goddard Space Flight Center CI Lab

El Telescopio Espacial Hubble ha sido nuestro ojo en el espacio por muchos años. Esta magnífica herramienta ha sido la mensajera de grandiosos hallazgos. Ahora, un misterioso descubrimiento, detectado por este telescopio, ha desconcertado a los científicos.

Hubble ha encontrado una fuente desconocida de luz infrarroja. La zona desde donde se ha emitido la extraña señal radiactiva se halla cerca de una estrella de neutrones, ubicada a 800 años luz del Sol.

Un equipo de científicos de EE.UU. y Turquía han sugerido que el origen del evento podría estar ligado a uno de los objetos espaciales que forma parte del grupo de estrellas conocido como «Los Siete Magníficos».

Son 7 estrellas de neutrones con intensos campos magnéticos y que poseen temperaturas más elevadas de lo que deberían.

De acuerdo a los astrónomos, la radiación fue detectada alrededor de la estrella RX J0806.4-4123. Lo más sorprendente es que la extensión que ha alcanzado dicha luz infrarroja es de 200 unidades astronómicas, es decir casi el doble de la distancia entre el Sol y Plutón.

Además, la radiación es mucho más poderosa que la que generan las estrellas de neutrones, y concluyeron que la intensidad de la luz se debe a algún fenómeno colateral.

Los investigadores han planteado dos posibles explicaciones:

La primera hipótesis indica que la intensidad de la luz es producto de un disco de polvo que se formó luego de la explosión de la supernova.

Bettina Posselt, autora del estudio, dijo en un comunicado:

La interacción entre el disco y la estrella de neutrones puede calentar la última y parar su rotación. Si la presencia del disco se prueba, esto podrá cambiar nuestra percepción de cómo evolucionan las estrellas de neutrones”.

De acuerdo a este escenario, luego de la explosión de la supernova, una parte del material resultante regresó a la estrella de neutrones recién formada o se puso a girar en torno de la estrella, como si fuera un disco.

La segunda hipótesis sugiere que el evento se relaciona con la nebulosa de viento de púlsar, un remanente de la supernova que es alimentada por la energía de rotación de una estrella de neutrones que emite radiación.

Posselt dijo:

Cuando una estrella de neutrones se desplaza por el espacio interestelar a velocidades supersónicas, puede producirse una onda expansiva. Las partículas aceleradas reciben radiación sincrotrónica, tras lo cual se forma la radiación infrarroja que estamos observando”.

Este fenómeno se une a una lista de fenómenos procedentes del espacio que hasta ahora no pueden ser explicados, uno de ellos son los fast radio burst (ráfagas de radio rápidas).

Un equipo de astrofísicos de la Universidad de Nankín en China, interesados en desentrañar el misterio, sugirieron que la fuente de las señales no sería nada más que las estrellas de quarks. En estas estrellas la materia existe en forma de quarks (partículas subatómicas), que se vuelven inestables debido a la alta densidad.

El estudio científico ha sido publicado en The Astrophysical Journal.

Una publicación de CodigoOculto.com – Todos los derechos reservados.


Like it? Share with your friends!

198 shares
Fernando T.

Editor en CodigoOculto.com / Investigador de MUFON / Ingeniero informático. Me encanta obtener y difundir conocimiento, escribo sobre ciencia y acerca de muchos de los misterios de nuestro Universo.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *