Sorprendente: Pulpos y calamares pueden editar sus propios genes

Sorprendente: Pulpos y calamares pueden editar sus propios genes

Los pulpos no solo tienen un ADN único, ahora, un nuevo estudio ha determinado que tanto ellos como otros cefalópodos evolucionan de forma diferente a cualquier otra especie de organismo vivo en el planeta.

Los científicos han descubierto que los pulpos y algunas especies de calamar y sepias, de forma continua editan sus secuencias de ARN (ácido ribonucleico) para lograr adaptarse a su entorno.

En un giro sorprendente, en abril del año pasado los científicos descubrieron que los pulpos, junto con algunas especies de calamar y sepias, rutinariamente editan sus secuencias de ARN (ácido ribonucleico) para adaptarse a su entorno.

Hasta ahora no habíamos visto una característica similar en otros organismos multicelulares, debido a que al producirse un cambio generalmente inicia con una mutación genética, es decir una alteración en el ADN. Esos cambios genéticos luego son ejecutados por el ARN.

A modo de analogía, podemos pensar en el ADN como una receta, mientras que el ARN es el chef que dirige la cocina en cada célula, generando las proteínas necesarias para mantener el organismo en funcionamiento.

Además de ejecutar las instrucciones, el ARN también improvisa algunas decisiones, modificando proteínas producidas en la célula en un raro proceso llamado «edición de ARN».

El proceso de edición de ARN puede alterar el funcionamiento de las proteínas, permitiendo a los organismos cambiar su información genética pero sin causar mutaciones. Sin embargo, la mayoría de los organismos no realizan este proceso, por ser muy complicado y porque podría causar más problemas que soluciones.

Un equipo de investigadores, descubrió en el año 2015, que el calamar ha editado más del 60 por ciento de ARN de su sistema nervioso. El cambio se notó principalmente en su fisiología cerebral, posiblemente para adaptarse a las condiciones de temperatura en el océano.

Durante el año 2017, los investigadores realizaron otro hallazgo sorprendente: dos especie de pulpos y una sepia lograron realizar la misma edición. Los investigadores realizaron una comparación con otros organismos similares, descubriendo la falta de destreza para realizar la edición de ARN.

Joshua Rosenthal, investigador co-líder del Laboratorio de Biología Marina de EE.UU., dijo en un comunicado:

Esto muestra que los altos niveles de edición de ARN generalmente no son cosa de moluscos, sino una invención de los cefalópodos coleoides”.

Los investigadores analizaron cientos de miles de sitios de registro de ARN en estos animales, que pertenecen a la subclase coleoide de los cefalópodos. Descubrieron que la edición inteligente de ARN era especialmente común en el sistema nervioso coleoide.

Además de los datos científicos, existen historias impresionantes referidas a hazañas realizadas por estos organismos, que podrían parecer increíbles, pero que son reales. Por ejemplo, historia de pulpos expertos en escapar, y hasta un pulpo en un acuario de Nueva Zelanda que aprendió a tomar fotografías a personas.

Los investigadores han teorizado que la sorprendente inteligencia del pulpo podría provenir de su alta dependencia poco convencional en la edición del ARN para mantener su cerebro en funcionamiento.

Pero eso no es todo, los pulpos, además, tienen la capacidad de reparar su ARN según sea necesario. Los investigadores hallaron que esta capacidad tenía una compensación evolutiva distinta, que los diferencia del resto del mundo animal.

Por lo tanto los cefalópodos han estado evolucionando muy lentamente. Este «sacrificio» necesario ha sido utilizado como un mecanismo para sobrevivir, es decir, si funciona simplemente sigue usándolo.

El equipo ahora planea como siguiente etapa en su investigación, desarrollar modelos genéticos de cefalópodos para rastrear cómo y cuándo se inicia esta edición de ARN.

Luego de esto, quizá veamos a los pulpos de forma diferente. No solamente poseen un ADN único, o «extraterrestre» como decía el zoólogo británico Martin Wells; ahora sabemos que estos avanzados organismos pueden editar su ARN para adaptarse a su entorno. Esta capacidad es totalmente sorprendente y nunca antes vista en otro tipo de seres vivos. ¿Hay algo más en los pulpos que ignoremos? Creo que aún hay mucho por hallar. Fernando T.

El estudio científico ha sido publicado en la revista Cell.

Edición: Fernando T. para CodigoOculto.com

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Al dejar un comentario se solicitan datos como tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en las próximas visitas. Para enviar un comentario debes primero leer y aceptar nuestras Políticas de Privacidad