Hallan en Gebel el-Silsila (Egipto) cuatro tumbas de la XVIII Dinastía

Hallan en Gebel el-Silsila (Egipto) cuatro tumbas de la XVIII Dinastía

Los arqueólogos en Egipto han descubierto las tumbas antiguas e intactas de cuatro niños, todas las cuales se cree que tienen menos de 10 años.

Los restos fueron encontrados durante las excavaciones en Gebel el-Silsila, que alguna vez fue un sitio de cantera durante el período Tutmido, desde aproximadamente 1493 a.C. hasta 1401.

Dentro de algunas de las tumbas, los investigadores también encontraron una serie de artefactos, incluidos amuletos, pulseras y cerámica.

Pero, una tumba en particular se destaca del resto, con evidencia de que el niño fue enterrado «sin ningún cuidado».

En el sitio, los arqueólogos también desenterraron tumbas de cámara diseñadas para personas adultas.

Investigadores del Ministerio de Antigüedades de Egipto y la Universidad Lund de Suecia anunciaron el descubrimiento esta semana, revelando una nueva y notable visión sobre las prácticas funerarias durante la XVIII Dinastía.

Aunque partes de los ataúdes se conservaron a lo largo de los años, gran parte del material fue destruido por inundaciones, insectos y otras fuerzas naturales.

Según el Dr. Mostafa Waziri, Secretario General del Consejo Supremo de Antigüedades, uno de los entierros contiene los restos de un niño de solo 2-3 años de edad en el momento de la muerte.

El niño pequeño se encontró rodeado de rocas, con restos de envoltorios de lino y material orgánico del ataúd de madera.

Uno de los entierros contiene los restos de un niño de solo 2-3 años de edad (en la foto) en el momento de la muerte. El niño fue encontrado rodeado de rocas, con restos de envoltorios de lino y material orgánico del ataúd de madera

Uno de los entierros contiene los restos de un niño de solo 2-3 años de edad (en la foto) en el momento de la muerte. El niño fue encontrado rodeado de rocas, con restos de envoltorios de lino y material orgánico del ataúd de madera. Crédito: The Gebel el-Silsila Project 2017

La mayoría, sin embargo, había sido devorada por las termitas.

En la segunda tumba, descubrieron el cuerpo de un niño de entre 6 y 9 años, enterrado con varios objetos funerarios.

Los arqueólogos encontraron 10 artículos de cerámica, incluyendo jarras de cerveza, recipientes de vino, platos y cuencos, pulseras de bronce y una navaja de bronce, de acuerdo con el Luxor Times.

El niño también fue enterrado con joyas: cuatro escarabajos unidos a la muñeca izquierda, y un amuleto, probablemente desplazado de su lugar original por escarabajos.

En la tercera tumba, en la cual un niño de entre 5 y 8 años fue enterrado, encontraron ofrendas funerarias similares.

Según los arqueólogos, el cuerpo fue envuelto en lino y puesto sobre esteras de juncos, junto con tres escarabajos, incluido uno que contenía un nombre real de la dinastía, y un objeto de cerámica.

En el cuarto sitio de entierro, el equipo encontró un escenario muy diferente.

Un niño, que también se estima tenía entre 5 y 8 años, había sido enterrado «sin ningún cuidado obvio», según el Luxor Times.

La tumba estaba cubierta de restos de la cantera, y parecía no tener ninguna relación inmediata con los demás.

Y, los expertos notaron lo que podrían ser varios signos de enfermedad, aunque se desconoce la causa exacta de la muerte.

El niño también mostró más signos de lesión, de acuerdo con Live Science.

Los investigadores planean llevar a cabo más estudios sobre los entierros para obtener más información sobre los cuerpos enterrados en el sitio, incluida información adicional sobre su salud y el bienestar general, y lo que puede haber llevado a su muerte.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Al dejar un comentario se solicitan datos como tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en las próximas visitas. Para enviar un comentario debes primero leer y aceptar nuestras Políticas de Privacidad