Seres Quimera: La creación del primer Híbrido entre humano y cerdo

Seres Quimera: La creación del primer Híbrido entre humano y cerdo

Científicos del Instituto Salk para Estudios Biológicos han dado la noticia de la creación de forma exitosa de un híbrido entre Humano y Cerdo. El motivo de este experimento se basa en intentar crear órganos humanos en el cuerpo de un cerdo para acabar con el problema de trasplante de órganos a nivel mundial. Pero este experimento plantea muchas cuestiones éticas y filosóficas. ¿Es el nuevo ser Humano-Cerdo sacrificado para este propósito? ¿Esta el ser humano jugando a ser Dios creando nuevas especies? ¿Podría llegar este tipo de especie a ser inteligente y tener sus propios derechos?

COMMENTS

WORDPRESS: 1
  • comment-avatar
    Jose Arango Vallejo 7 meses

    La compleja paradoja del Ser Humano, frente a la existencia de Dios, como Persona Creadora del mismo, sujeta a la mente humana a tratar de superar a su maestro por aquello de que el alumno siempre debe superarlo, si se quiere contemplar que el Creador está en plan de evolución hacia lo infinitamente alcanzable, es decir, que no se perdió el tiempo, la idea, el esfuerzo y otros menesteres acordados inclusive con socios de proyecto en el ensayo así pensado por todas las partes y que se realizó cuando se atrevieron a concretar dicho experimento para analizar cuál sería el resultado de Liberar una parte de su creación.

    En el caso contrario, tendríamos que clasificar, como una involución auto-destructiva, producto de un exceso de Libertad (respeto por el libre albedrío entregado a su Creado), involución que negaría la inteligencia de Sus Creadores, dando como resultado un completo desastre Universal que dejaría mal parada la idea de la existencia de Dios. Es decir, Dios y todo su equipo de trabajo, se equivocaron y para no dejar de existir, entraron a reparar el error ya cometido. De allí la tendencia apenas natural de equivocarse constantemente en cada paso que el Creado da en el conocimiento del Universo.

    Como Dios es Dios y es El quien define y/o decide cuales son las condiciones iniciales de los experimentos a realizar por El y su Equipo de Colaboradores y, en aras de no dejar de existir y permitir que su Creado acometiera el ejercicio del libre albedrío, en el manejo de las fuerzas entregadas por el Creador y recibidas por el Creado, para que el Creado hiciese cuanta idea se le ocurriera con el manejo de dichas fuerzas, según su capacidad de evolucionar en el sentido correcto de la Creación, sentido definido por el Creador, El y sus Colaboradores permitieron que las cosas continuaran bajo el estricto cuidado de otros colaboradores, también Socios del Creador, observadores de la evolución de sus experimentos creacionales, experimentos que justifican el auto-valor universal, o si no, empaque y vayámonos que se perdió todo lo anteriormente escrito. Digo pues, que si se hubiesen retractado de su creación, habrían dejado de existir, caso no propio del ente Personal de Ser Infinito, Todopoderoso, Omnisciente, Omnipresente, Auto-corrector y tantos otros atributos que el Creado le confiere al Creador para tratar de concebirlo a la medida de su razón, concedida por el Creador, éste Creado toma las riendas no de su destino sino las de su ejercicio del Libre Albedrío, ya sabemos quien se lo conservó, para en su acoso mental, originado por un susurro auditivo pronunciado por un envidioso observador del Creador, observador que quiso en el ejercicio de su también Libre Albedrío, lograr ese supuesto error cometido por el Creador para derrotarlo y tomar posesión de las leyes universales (qué contendrán dichas leyes que son tan apetecidas hasta por los Colaboradores de la creación y por los mismísimos creados) y así quitarles el Libre Albedrío al Creador y a sus Colaboradores y mostrarles cómo podían ser superados los maestros por sus alumnos. Y pare de contar qué sería lo que pasaría en el desarrollo de la linea temporal de la existencia universal. Es decir, algo ocurrió cuando los Creadores se estaban poniendo de acuerdo para concretar el inicio de los tiempos universales y no faltó quien no estuviera de acuerdo en algo y ahí tenemos el resultado. Mirémonos hacia si mismos y entenderemos por qué somos como somos. Unos desafiadores de nuestro Creador y sus Colaboradores. Todo por el respeto a una variable que no estamos capacitados para manejar con Libertad. El Libre Albedrío.

    Pero no dejemos que los destructores nos hagan enemigos del Creador. Paremos el libertinaje con el cual nos estamos auto-destruyendo. No confundamos el ejercicio del Libre Albedrío con el abuso de la Libertad. No todas las ideas que se nos ocurren como Creados están de acuerdo con las Leyes Universales de la Creación. Aprendamos a discernir qué es correcto y qué no es correcto según la Leyes Universales. Nos lo agradeceremos a nosotros mismos. Si bien Dios cuestiono el simple hecho de comer carne de cerdo en su momento, porque no es adecuado que nos convirtamos en caníbales de nuestra propia genética, (ni Moisés, ni todo su pueblo dirigido lo entendían porque no conocían las leyes mínimas de la química básica, de ahí el cuidado legal de nuestros Creadores, de advertirlo a través de leyes divinas) no nos certifiquemos pues, como unos hacedores de leyes canibalescas, como la propuesta por los avances de la ciencia actual, siglo xxi, D.C., (ver articulo arriba expuesto) en aras solo de mostrar la prepotencia que nos ofrece el ejercicio del Libre Albedrío. Ejerzamoslo como Dios quiere que lo ejerzamos, con humildad, con respeto, con abnegación hacia el que respetó el hecho de dejarnos como propiedad inalienable y justa para el manejo de las Leyes Universales, el ejercicio del Libre Albedrío.

    Pero como se puede sentir en el eco de lo profundo del universo, y observando aquel exceso concedido al Creado, no solo de pan vive El Creador y Su Creado, sino de toda Palabra que sea pronunciada hasta por el mismísimo enemigo de ambas partes.

    Fin de una de tantas partes.

  • DISQUS: 0
    Al dejar un comentario se solicitan datos como tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en las próximas visitas. Para enviar un comentario debes primero leer y aceptar nuestras Políticas de Privacidad