Revelan dónde podría impactar la estación espacial Tiangong-1, de China

Revelan dónde podría impactar la estación espacial Tiangong-1, de China

Dentro de un mes, la Estación Espacial China, Tiangong-1, caerá en algún punto de la Tierra, y los investigadores ya han calculado en dónde podría impactar.

Como ya lo habíamos informado, Tiangong-1 fue lanzada en 2011 con el objetivo de convertirse en el primer laboratorio espacial de China, un prototipo de lo que el país esperaba que eventualmente fuera una estación espacial permanente.

La estación orbitó nuestro planeta por aproximadamente cinco años, llegando a funcionar como base para tres misiones (dos tripuladas, una no tripulada) para la Chinese National Space Administration (o Administración Nacional del Espacio de China).

Sin embargo, en septiembre de 2016, las autoridades chinas anunciaron que habían perdido el control de la estación, lo que significa que Tiangong-1 (que significa «palacio celestial») finalmente regresaría a la Tierra.

Hasta hace unos meses los investigadores no podían determinar cuál sería el lugar de impacto.

Inicialmente, los científicos chinos dijeron que ocurriría una reentrada no controlada en algún momento en la mitad del 2017. Sin embargo, el hipotético evento se retrasó para una nueva fecha, entre octubre de 2017 y abril de 2018.

Luego, en enero de este año, Aerospace Corp., una organización sin fines de lucro con sede en California, predijo que Tiangong-1 volvería a ingresar a mediados de marzo.

Ahora, esta semana, la Agencia Espacial Europea (ESA) ha brindado una estimación más exacta, al decir que el reingreso ocurriría entre 29 de marzo y el 9 de abril, e indicando las posibles ubicaciones: «entre 43 grados N y 43 grados S (por ejemplo, España, Francia, Portugal, Grecia, etc.)».

Crédito: The Aerospace Corp.

La agencia espacial ha comunicado que es imposible brindar una predicción precisa de tiempo y ubicación; y que dado el camino de la órbita, también podría volver a ingresar en la atmósfera del hemisferio sur, cerca de 43 grados de latitud.

Partes de Estados Unidos, la Península Ibérica, China, Medio Oriente, Sudamérica, Australia y Nueva Zelanda son posibles lugares de reingreso”.

Sin embargo, esto no es motivo para entrar en pánico. Se espera que gran parte, si no todo, del laboratorio de aproximadamente 19,000 libras (8618 kilogramos) se desintegre al volver a entrar.

La organización sin fines de lucro incluyó el mapa (arriba) que ilustró las zonas donde podría caer Tiangong-1, señalando que incluso para las personas en el «peor de los casos» (la región amarilla), las posibilidades de ser golpeado por escombros son «aproximadamente de un millón de veces más pequeño que las probabilidades de ganar el premio mayor de Powerball».

Pero, Jonathan McDowell, un astrofísico de la Universidad de Harvard, le dijo a The Guardian que las piezas que pesen hasta 220 libras podrían llegar a la superficie de la Tierra.

Incluso pequeños cambios en las condiciones atmosféricas pueden alterar el sitio de aterrizaje «de un continente a otro», dijo McDowell al periódico.

McDowell agregó:

Realmente no puedes dirigir estas cosas. Incluso un par de días antes de que vuelva a entrar, probablemente no sepamos más de seis o siete horas, más o menos, cuándo se reducirá. No saber cuándo se reducirá se traduce como no saber a dónde va a caer”

Fuente: The Washington Post – Edición: CodigoOculto.com

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0