Encuentran evidencia de agua en planetas de Trappist-1

Encuentran evidencia de agua en planetas de Trappist-1

A principios de este año, la NASA anunció el descubrimiento de Trappist-1, un sistema planetario que contiene siete planetas del tamaño de la Tierra que podrían soportar el agua.

Ahora, un equipo internacional de científicos ha obtenido pruebas adicionales de que estos mundos podrían ser habitables.

Dirigidos por Vincent Bourrier, un astrónomo suizo del Observatorio de la Universidad de Genève, estos científicos han estado utilizando el Telescopio Espacial Espectrógrafo (STIS) en el Telescopio Espacial Hubble para investigar los niveles de radiación ultravioleta que afectan a cada planeta en el sistema. Esta información podría contener pistas sobre las atmósferas de los planetas.

«La radiación ultravioleta es un factor importante en la evolución atmosférica de los planetas», explicó Bourrier en un comunicado de prensa.

«Como en nuestra propia atmósfera, donde la luz ultravioleta separa las moléculas, la luz ultravioleta de las estrellas puede romper el vapor de agua en las atmósferas de los exoplanetas en hidrógeno y oxígeno».

Usando el STIS, los investigadores pudieron detectar cualquier gas de hidrógeno que se escape de la atmósfera de cada planeta, lo que les ayudó a determinar la probabilidad de vapor de agua atmosférico.

Sus hallazgos indican que los dos planetas más internos, designados Trappist-1b y Trappist-1c, podrían haber perdido grandes cantidades de agua como resultado de la radiación ultravioleta – tanto como 20 océanos de la Tierra- durante los últimos 8 billones de años.

Sin embargo, ése no es el caso para los otros planetas en el sistema.

Los investigadores creen que los cinco planetas restantes, incluyendo los tres en la zona habitable del sistema -Trappist-1e, Trappist-1f y Trappist-1g- han perdido mucha menos agua que los planetas más internos y aún podrían tener algo de agua restante en sus superficies.

Las tasas calculadas de pérdida de agua y las tasas geofísicas de liberación de agua respaldan esta teoría, pero los científicos no tienen manera de saber con seguridad cuáles de los planetas contienen agua usando sólo los telescopios y datos disponibles.

Incluso si el sistema Trappist-1 es un «sistema planetario con agua», sus planetas podrían no ser particularmente habitables. Ya sabemos que las frecuentes erupciones solares y las intensas cantidades de radiación harían que vivir allí sea muy difícil, si no imposible.

Sin embargo, el equipo de investigación está ansioso por investigar el sistema Trappist-1 para ver si pueden encontrar evidencia adicional de agua en sus planetas más externos.

Según Bourrier: «Aunque nuestros resultados sugieren que los planetas exteriores son los mejores candidatos para buscar agua con el próximo Telescopio Espacial James Webb, también destaca la necesidad de estudios teóricos y observaciones complementarias en todas las longitudes de onda para determinar la naturaleza de los planetas de TRAPPIST-1 y su potencial habitabilidad».

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0