Científicos advierten: «Huracanes espaciales podrían golpear nuestros satélites»

Científicos advierten: «Huracanes espaciales podrían golpear nuestros satélites»

Por primera vez, las nuevas investigaciones sobre los vientos solares y los «huracanes espaciales» creados por estos, explican en detalle cómo estas ráfagas empujan el plasma hacia la Tierra y cómo podemos proteger mejor los satélites y otras tecnologías de las que todos dependemos para la vida moderna.

Por lo general, estamos protegidos de los rayos de partículas cargadas empujadas por el Sol, gracias a la magnetosfera de la Tierra o el límite del campo magnético, pero estos brotes de energía pueden crear enormes vórtices a lo largo de ese borde, empujando el plasma hacia nuestro escudo magnético.

Eso es gracias a una reacción conocida como inestabilidad de Kelvin-Helmholtz (KH), y es esta reacción y el efecto de golpe en los vórtices o huracanes espaciales que el equipo de Embry-Riddle Aeronautical University ha estado investigando.

Usted puede ver una reacción de Kelvin-Helmholtz dondequiera haya una diferencia en velocidad y flujo cuando los líquidos o los gases diferentes se frotan uno contra el otro – como el viento que sopla sobre la superficie del agua. Un tipo similar de turbulencia está ocurriendo en los límites de nuestra atmósfera.

«La onda KH, o huracán espacial, es una de las principales formas en que el viento solar transporta energía, masa e impulso hacia la magnetosfera», dice una de las investigadoras, Katariina Nykyri de Embry-Riddle Aeronautical University.

«Las fluctuaciones en el viento solar afectan la rapidez con que crecen las ondas de KH y su tamaño».

Entender esa relación es crucial si queremos protegernos contra el tiempo solar peligroso en el futuro. Los vórtices creados pueden tener hasta 40.000 kilómetros (24.855 millas) en tamaño.

Cuanto más fuertes sean los vientos solares, más grandes serán estos huracanes espaciales, reportaron los investigadores, empujando más plasma a nuestra magnetosfera, un patrón que nos podría dar una ventaja crucial en predecir el tiempo espacial y protegernos de él.

Incluso pequeñas fluctuaciones en los vientos solares que viajan desde el Sol a la Tierra pueden tener impactos significativos en los huracanes espaciales, según las lecturas tomadas por los satélites y los modelos producidos por el equipo.

Los satélites podrían eventualmente ser programados para navegar con mayor seguridad alrededor del planeta buscando los signos reveladores de estos huracanes, sugieren los científicos.

Con esos satélites responsables de todo, desde las señales de GPS a las comunicaciones de radio, mantenerlos en marcha frente a grandes eventos meteorológicos del espacio es el foco de una pila de investigaciones recientes.

A principios de este mes, vimos al Sol lanzar lazos de plasma diez veces el tamaño de nuestro planeta, lo que finalmente afectó las señales de radio aquí en la Tierra.

Los huracanes espaciales no son exclusivos de este planeta tampoco, y pueden ser lanzados en las magnetosferas de Júpiter, Saturno y otros planetas mientras las eyecciones de masa coronal que estallan del Sol viajan a través del espacio.

Cuanto mejor comprendamos los efectos de estos eventos en el sistema de protección incorporado de nuestro planeta, mejor nos podemos preparar para ellos en el futuro.

«Las ondas de KH pueden alterar la dirección y las propiedades de las eyecciones de masa coronal, que eventualmente afectan el tiempo del espacio cercano a la Tierra», dice Nykyri.

«Para una predicción precisa del tiempo espacial, es crucial entender los mecanismos detallados que afectan el crecimiento y las propiedades de los huracanes espaciales».

La investigación ha sido publicada en el Journal of Geophysical Research – Space Physics.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0