¿Se esconden extraños seres en el fondo del lago Pascagoula?

¿Se esconden extraños seres en el fondo del lago Pascagoula?

La abducción de Charlie Hickson (1931-2011) y de Calvin Parker en 1973, a orillas del rio Pascagoula en Mississippi, es para muchos investigadores uno de los casos que demuestra que las abducciones son fenómenos reales que merecen ser estudiados seriamente. El caso Pascagoula es una de las abducciones más extrañas y al mismo tiempo, una de las más documentadas. La abducción de Pascagoula fue una de las tres abducciones más conocidas, junto a la de los esposos Hill en 1961 y la de Travis Walton en 1975, en una época anterior a las investigaciones de Budd Hopkins y John Mack.

Al margen de varios detalles y documentos que apoyan la autenticidad de lo relatado por Charlie Hickson, quien en ese entonces tenía cuarenta y dos años, y Calvin Parker, quien tenía diecinueve años, existe un elemento fundamental que confirma la realidad de este caso o que, en todo caso, se erige como prueba importante a tener en cuenta.

El Sheriff del condado de Jackson, Fred Diamond, tenía un cuarto acondicionado especialmente con una grabadora de audio escondida. En ese cuarto, el Sheriff Diamond, interrogó por tercera vez a los abducidos y grabó el interrogatorio. Luego del mismo, los policías se retiraron de la habitación y dejaron a Charlie y a Calvin conversando solos. El Sheriff Diamond dejó la grabadora encendida y registró la conversación que tuvo lugar en el cuarto.

Charlie y Calvin conversaron sobre su experiencia sin saber que sus voces estaban siendo grabadas. En la grabación se evidencia el desconcierto y la desesperación de los amigos. Este audio fue el que convenció al Sheriff de Pascagoula y a otros investigadores de que Charlie y Calvin estaban diciendo la verdad.

A la izquierda, Charlie Hickson. A la derecha, Calvin Parker. El 11 de Octubre de 1973, ambos vivieron la experiencia más aterradora de sus vidas al ser abducidos por unos extraños seres sin boca ni ojos que salieron de un objeto volador.

A la izquierda, Charlie Hickson. A la derecha, Calvin Parker. El 11 de Octubre de 1973, ambos vivieron la experiencia más aterradora de sus vidas al ser abducidos por unos extraños seres sin boca ni ojos que salieron de un objeto volador. Crédito: losdivulgadores.com

La noche del 11 de Octubre de 1973, Charlie y Calvin decidieron ir a pescar. Luego de intentar sin éxito, en varios lugares, que los peces mordieran el anzuelo, Charlie le propuso a Calvin ir a pescar al muelle del abandonado astillero Shaupeter.

Mientras se encontraban pescando, alrededor de las 10 de la noche, escucharon un zumbido a sus espaldas. Charlie volteó y observó a un objeto volador con forma de balón de fútbol americano que estaba aterrizando a unos veinte metros de dónde ellos se encontraban. (Ver la foto de abajo para entender mejor la ubicación del objeto y la de Charlie y Calvin).

La nave media aproximadamente de tres a cuatro metros de ancho, tres metros de alto y diez metros de largo. Emitía una luz azul intermitente y no producía ruidos parecidos a los de un motor. Charlie declaró haber observado algo parecido a una ventana en la parte superior del objeto.

Los amigos se miraron desconcertados, asustados pero también curiosos.

De repente, el objeto descendió y se mantuvo flotando a pocos centímetros de la superficie. Una abertura apareció en uno de los lados del objeto y la luz azul se apagó. Charlie relató que pudo divisar el interior del objeto. gracias a la abertura, y le pareció que resplandecía.

Los seres sin ojos que flotaban

Luego, tres seres de aproximadamente un metro y medio de estatura aparecieron en la abertura y empezaron a deslizarse hacia Charlie y Calvin. Charlie recuerda haber visto la expresión en el rostro de Calvin y haber pensado que él no era el único que estaba viendo a los extraños seres. Según Charlie, fue en este momento en el que el miedo se hizo evidente. Veamos como describe Charlie Hickson a los seres que salieron de la nave:

Ellos (los seres) se salieron flotando de la abertura, se mantuvieron a la misma distancia del suelo que la nave y vinieron por nosotros…La cabeza parecía salir directamente de los hombros, y algo que se asemejaba a una nariz terminaba en una punta que medía casi cinco centimetros. En cada lado de la cabeza, alrededor del lugar dónde estarían las orejas, había algo similar a la nariz del frente. Directamente debajo de la nariz del frente había una ranura que parecía ser la boca. Los brazos eran algo parecido a los brazos humanos, pero más largos en proporción a su cuerpo; las manos parecian unos mitones, había un pulgar adjunto al mitón. Las piernas permanecían juntas y los pies eran como pies de elefante. El cuerpo entero estaba arrugado y era de un color grisáceo. Podían haber habido ojos pero la parte de arriba de la nariz estaba tan arrugada que no podía distinguirlos.” (‘UFO, Contact in Pascagoula’. William Mendez y Charlie Hickson. Wendelle C. Stevens, 1983.)

A la derecha, una representación de los seres que abducieron a Charlie y a Calvin hecha por Jim Flynt, un compañero de trabajo del astillero Walker. A la izquierda arriba, una representación posterior de la cabeza de estos seres. A la izquierda abajo, una representación de la piel de estos seres.

A la derecha, una representación de los seres que abducieron a Charlie y a Calvin hecha por Jim Flynt, un compañero de trabajo del astillero Walker. A la izquierda arriba, una representación posterior de la cabeza de estos seres. A la izquierda abajo, una representación de la piel de estos seres. Crédito: losdivulgadores.com

Dos de los seres cogieron a Charlie del brazo, quien percibió, solo por unos segundos, dolor en ese brazo. Desde ese momento, Charlie se sintió paralizado sin capacidad alguna de movimiento y perdió algunos de sus sentidos.

Charlie vio que uno de los seres se llevaba a Calvin, quien parecía cojear. Luego Calvin le contaría a Charlie que en ese instante se desmayó y que estuvo inconsciente durante toda la experiencia dentro de la nave. Ambos fueron transportados hacia el objeto o nave.

Según lo que le contó Charlie al Sheriff del condado Jackson, Fred Diamond, él y Calvin fueron transportados hacia el objeto volador flotando sobre la superficie.

Dentro de la nave, Charlie recuerda que la luz era tan brillante que lo cegaba y que no podía cerrar sus ojos porque algo se lo impedía.


En este videoprograma, el investigador, escritor y difusor Iván Martínez analiza este caso OVNI que dejó una huella muy importante en la ufología moderna. El caso de los seres de Pascagoula es todo un misterio, ya que el ejército militar se implicó en el asunto y se redactaron informes que llegaron al rango TOP SECRET hasta su desclasificación.

Referencias: Los Divulgadores

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0