NASA planea enviar una fábrica móvil de agua a la Luna

NASA planea enviar una fábrica móvil de agua a la Luna

Los vehículos capaces de producir su propia agua podrían algún día estar rodando a través de la superficie de la Luna, basándose en los planes que ahora están siendo montados por la NASA.

Los ingenieros están finalizando el diseño de un Lunar Resource Prospector (Explorador de Recursos Lunares), que está destinado a rastrear la superficie de la Luna en la próxima década y buscar agua. Una vez que entre en funcionamiento, el rover podría jugar un papel vital en el establecimiento de una base a largo plazo en la Luna.

El Lunar Resource Prospector es parte de la estrategia de utilización de recursos in situ (ISRU) de la NASA, usando los recursos encontrados en otros planetas y lunas para soportar la vida y construir hábitats, en lugar de tener que transportar todo desde y hacia la Tierra.

Y tiene mucho sentido si se piensa en ello: no podemos esperar seriamente en colonizar a Marte si los colonos tienen que esperar por las entregas mensuales de comestibles de su planeta natal. Cualquier grupo colonizador necesitará ser autosuficiente tan pronto como sea posible.

«La recolección de insumos y combustibles fuera de la Tierra es un paso importante para ser verdaderamente pioneros en el espacio», explica la NASA.

«Al igual que los grandes pioneros del pasado, los seres humanos que se asientan en el espacio profundo deben ser capaces de producir o abastecer su alimento y combustible dondequiera que estén, ya sea en la Luna, las lunas de Marte o en el Planeta Rojo».

Una vez que el Lunar Resource Prospector llegue a la Luna, el rover de energía solar buscará agua, hidrógeno y otros volátiles que se esconden debajo de la superficie lunar, explorando como lo han hecho los seres humanos durante miles de años.

La clave de esa tecnología son los espectrómetros de neutrones e infrarrojos, que utilizan mediciones de energía y luz para determinar de qué están hechos los suelos y las rocas de la Luna.

Al perforar por debajo del suelo lunar y las muestras de calefacción recogidas en su propio horno incorporado, el Prospector será capaz de determinar el nivel de productos químicos presentes y, si es posible, extraer el agua de ellos.

Siempre que todo salga como estaba planeado, los científicos que observen la Tierra podrán ver el agua producida en otro planeta por primera vez.

El rover va a tener que estar orientado a hacer frente a la superficie lunar – desde el entorno de baja gravedad (una sexta parte de la gravedad de la Tierra) hasta las laderas rocosas e irregulares del terreno lunar.

Uno de los prototipos actuales de la NASA puede abordar pendientes de hasta ángulos de 25 grados, como se puede ver en el vídeo a continuación:

Como David Brown explica en Mental Floss, conseguir que el punto de aterrizaje será un desafío en sí mismo. La luz solar directa es esencial, al igual que una línea directa de visión con la Tierra para las comunicaciones.

Pero el sitio de aterrizaje también debe estar cerca de una de las partes de la Luna que esté en sombra permanente, donde los científicos piensan que el agua podría estar al acecho.

Si la misión Lunar Resource Prospector es un éxito, proporcionará a los ingenieros todo tipo de información útil sobre cómo el agua puede ser encontrada y extraída en la Luna y otros planetas, listos para futuras misiones tripuladas.

La humanidad puso el pie por última vez en la Luna en diciembre de 1972.

Ha pasado ya muchísimo tiempo – pero parece que los próximos visitantes de la Tierra podrían tener un agradable y fresco vaso de agua esperando por ellos al llegar.

Echa un vistazo al video a continuación para ver una animación generada por computadora mostrando el Lunar Resource Prospector en acción:

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: