Extraen un diminuto cerebro, cráneo y cabello del ovario de una adolescente

Extraen un diminuto cerebro, cráneo y cabello del ovario de una adolescente

Crédito: Neuropathology

Cirujanos japoneses han extraído una masa de pelo, hueso y un pequeño cerebro malformado, del ovario de una adolescente.

Lo que empezó como una operación bastante rutinaria dio como resultado que un «monstruo» de 10 centímetros fuera sacado del abdomen de la adolescente, según un artículo publicado recientemente en Neuropathology.

Mientras se realizaba una apendicectomía en una paciente de 16 años de edad, los cirujanos japoneses descubrieron un tumor que crecía en uno de sus ovarios.

Lo que encontraron dentro era una pesadilla pura – pelo, hueso y un pequeño cerebro malformado.

El término técnico para el tumor es un mature cystic teratoma (teratoma cístico maduro). La palabra teratoma proviene de la palabra griega «teratos», que significa monstruo, y es fácil ver por qué.

Se forman cuando una masa de células dentro de un cuerpo crece en diferentes tipos de tejidos, incluyendo hueso, nervios, cabello e incluso dientes. Son típicamente un tumor benigno rodeado por una cápsula, haciéndolos relativamente fáciles de quitar.

No se debe confundir con los gemelos parásitos, que crecen a partir de un embrión separado que fue absorbido mientras que en el útero, los teratomas se forman de nuestras propias células errantes.

Como con cualquier cáncer, se forman cuando las señales normales que controlan el crecimiento celular fracasan. Los teratomas también actúan como células madre mal portadas.

En este caso particular, era un óvulo inmaduro en el ovario de la niña japonesa que había ignorado todas las señales y había permanecido en silencio.

No sólo el óvulo se dividió, sino que esas nuevas células adquirieron la forma de folículos pilosos y una delgada capa de hueso que cubría una estructura parecida al cerebro de un tronco encefálico y cerebelo.

Se cree que aproximadamente el 20 por ciento de los tumores ováricos contienen tejidos diferenciados, haciendo que tales teratomas sean sorprendentemente comunes.

Aunque raramente fatales, los tumores que contienen células nerviosas representan un riesgo único – donde el sistema inmunológico reconoce el cáncer como una amenaza, pueden entonces confundir las propias células cerebrales del paciente como un enemigo.

La materia del cerebro y la médula. Crédito: Neuropathology

Afortunadamente, esta paciente no mostró síntomas de una respuesta inmune contra su propio sistema nervioso.

Descubrir las células nerviosas dentro de un teratoma puede no ser tan inusual, pero encontrarlas dispuestas en una estructura neurológica, como en el caso de este tumor, es extremadamente raro; especialmente tejido que podría llevar impulsos nerviosos.

Como Angelique Riepsamen de la Universidad de Nueva Gales del Sur dijo a New Scientist: «Los elementos neuronales similares a los del sistema nervioso central se reportan con frecuencia como teratomas ováricos, pero estructuras parecidas al cerebro adulto son raras».

Completamente desarrollado, el tronco cerebral es responsable de las funciones vitales, mientras que el cerebelo tiene un papel clave en el control de nuestro movimiento. Tenga la seguridad, sin embargo, de que esta diminuta cantidad de células encontradas en esta adolescente está lejos de ser un ser pensante y sentimental.

No es la primera vez en la historia reciente que un teratoma totalmente desarrollado ha sido encontrado por cirujanos japoneses. En 2002, un tumor con órganos en desarrollo, cabeza, cuerpo, extremidades e incluso el comienzo de un pene fueron retirados de una mujer japonesa de 25 años de edad.

Podrían sonar como algo que sale de una película de terror, pero los teratomas proporcionan una visión fascinante de lo que nos hace desarrollar.

Esperamos que esta paciente tenga una pronta recuperación después de su cirugía.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0