La NASA se lanza en la búsqueda de planetas como los de «Star Wars»

Mundos con dos soles como Tatooine o los helados como Hoth son una realidad, y los favoritos de la Agencia Espacial.

La NASA se lanza en la búsqueda de planetas como los de «Star Wars»

La NASA tiene una especial atracción por el universo «Star Wars». En el estreno de «El despertar de la Fuerza» el pasado año, la agencia estadounidense recopiló los personajes, tecnología y situaciones que aparecen en la ficción y que se asemejan de forma sorprendente a la realidad de la exploración espacial… Ahora, con motivo del nuevo episodio, «Rogue One», se ha fijado en los mundos de la saga galáctica que podrían ser mucho más que ciencia ficción.

Algunos de los planetas descubiertos alrededor de estrellas en nuestra propia galaxia se parecen al árido Tatooine, el acuoso Scarif e incluso al congelado Hoth, según los investigadores de la NASA. Exiten más de 3.400 mundos confirmados fuera de nuestro Sistema Solar, y algunos de ellos quizás resulten aún más extraños que los que aparecen en «Rogue One».

Un planeta real descubierto en nuestra galaxia recordó tanto al hogar de Luke Skywalker que los científicos lo nombraron Tatooine en su honor. Oficialmente llamado Kepler-16b, este mundo del tamaño de Saturno está a unos 200 años luz de distancia en la constelación de Cygnus. La realidad de sus dos soles era tan sorprendente, que el propio George Lucas, director de la saga, aceptó el apodo que los astrónomos eligieron para el planeta.

«Este es el primer sistema planetario donde se podría ver una puesta del sol doble», dice el astrofísico Laurance Doyle, del Instituto SETI, que descubrió el planeta.

En Kepler-16b, una persona tendría dos sombras. En una tormenta, aparecerían dos arco iris. Cada atardecer sería único, porque las estrellas están siempre cambiando su configuración. La construcción de un reloj de sol requeriría cálculo.

Los astrónomos han descubierto que casi la mitad de las estrellas de nuestra galaxia, la Vía Láctea, son pares, en lugar de estrellas individuales, como nuestro Sol. Así, mientras que Kepler-16b es probablemente demasiado frío y gaseoso para albergar vida, podría haber un «gemelo» habitable de Tatooine en alguna parte.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0