Polémica en la India: Censuran empresa que buscaba «resucitar» a los muertos

La India ha prohibido un controvertido experimento que buscaba revivir a víctimas de accidentes con muerte cerebral. Sin embargo, el estudio es vital para el futuro de la ciencia, explicó Ira Pastor, gerente de Bioquark Inc., empresa involucrada en el proyecto.

Polémica en la India: Censuran empresa que buscaba «resucitar» a los muertos

La investigación conjunta fue lanzada en mayo de 2016 bajo el nombre de «ReAnima trial», por las compañías Bioquark Inc., de EEUU, y Revita Life Sciences Company, de la India. Inicialmente, las dos empresas recibieron la aprobación del Comité Ético para realizar las pruebas necesarias en el hospital Anupam de Rudrapur, en el estado indio de Uttarakhand; según informa Science.

«El proyecto ReAnima empezó como un intento único de usar herramientas de medicina regenerativa, celular y biológica para explorar las posibilidades que esconde la regeneración neuronal y vascular en el tallo cerebral de personas fallecidas recientemente. Esta área de investigación es conocida en el mundo como la investigación de ‘muertos vivientes’», señaló Ira Pastor.

Durante la primera etapa de las pruebas experimentales, que debía extenderse hasta abril de 2017, se tenía planeado «revivir» a cerca de 20 personas con muerte cerebral, considerados como irreversiblemente muertos, y traerlos a un «estado de conciencia mínima».

El equipo de Pastor planeaba, con la ayuda de células madre, inyecciones de péptidos, láseres y estimulación nerviosa, ayudar a ciertas partes del cerebro y del sistema nervioso central a recuperarse e incluso regenerarse, como pasa con algunos anfibios y peces.

Pastor asegura que los avances en las últimas décadas en esta área han sido notorios y que van más allá de la «exageración de la prensa con el tema de los zombis». Sin embargo, la semana anterior, el Consejo de Investigación Médica de la India retiró su apoyo al experimento, señalando que ReAnima había fallado a la hora de conseguir los requerimientos necesarios para las pruebas clínicas en ese país. Las personas detrás del proyecto se han mostrado contrarias a la decisión del Consejo, asegurando que continuarán con su investigación aunque sea en otro país.

«Hasta en el año 2016 sabemos muy poco sobre la naturaleza de la muerte, que es crucial llevar a cabo proyectos de esta naturaleza», concluyó Ira Pastor.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0