Turistas descubren diversos petroglifos de 400 años de antigüedad en Hawái

Los petroglifos representan mayormente figuras humanas que fueron realizadas hace más de 400 años por los aborígenes de la isla.

Turistas descubren diversos petroglifos de 400 años de antigüedad en Hawái

Algunos de los mejores hallazgos se han realizado sin querer, este es uno de esos casos. Recientemente se han encontrado, de manera accidental, unos petroglifos de 400 años de antigüedad en la costa de Waianae, al oeste de Hawái. Lonnie Watson y Mark Louviere, dos turistas del estado de Texas, que paseaban junto a la orilla el pasado mes de julio fueron los afortunados en toparse con este gran descubrimiento. «Había un rayo de luz… Un simple rayo de luz que justamente aterrizó sobre un petroglifo y, por algún motivo, giré la cabeza. Fue simplemente suerte», expresa Watson.

La arena se había retirado en ese instante y los turistas pudieron distinguir una figura humana grabada en la roca arenisca de la orilla, es decir, un petroglifo. Después descubrieron al menos diez figuras a lo largo de unos veinte metros de orilla. El Departamento de Territorio y Recursos Naturales de Hawái y el Ejército de los Estados Unidos, que gestiona numerosos sitios arqueológicos de la isla, finalmente han detectado un mínimo de 17 figuras en la costa de Waianae, según informó dicho departamento el pasado lunes.

Los petroglifos representan sobre todo figuras humanas, entre ellas una de metro y medio de la cabeza a los pies, pero también hay grabados que sólo representan dedos y manos. Fueron creados en una época indeterminada por los aborígenes de la isla. “Son un testimonio de nuestra genealogía y religión. Es muy importante conocer a los descendientes directos de esta zona para descifrar los petroglifos. Sólo pueden ser interpretados por aquellas personas que están familiarizadas con su historia y cultura”, afirma Glen Kila, un descendiente directo de familias aborígenes. El agua del mar ha vuelto a cubrir los petroglifos, pero tarde o temprano volverán a aparecer.

El plan para la preservación de los mismos se encuentra todavía en su infancia. Los petroglifos son extremadamente frágiles, e incluso el simple cepillado de arena podría dañarlos.

Los primeros misioneros y antropólogos que visitaron estas islas del Pacífico, informaron que los habitantes de Hawái realizaban los petroglifos para registrar el paso de viajeros.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0