Investigadores creen que agujeros negros podrían ser portales a otras partes del universo

Sabemos muy poco acerca de los agujeros negros. Una teoría explica que en las profundidades de los agujeros negros hay una región conocida como el «centro de singularidad gravitacional», donde el de espacio-tiempo se curvaría hacia el infinito, y los científicos creen que nada de lo que pase por ella podría sobrevivir. Sin embargo, nuevos estudios proporcionan nuevas teorías.

Investigadores creen que agujeros negros podrían ser portales a otras partes del universo

Ahora, gracias a un estudio reciente, los científicos creen que puede haber una salida a través de un agujero de gusano, que se podría encontrar en el centro de cada agujero negro. Este agujero de gusano puede actuar como una puerta trasera cósmica que llevaría hacia un lugar desconocido en el universo.

De acuerdo con la nueva teoría «radical», cualquier cosa que sea absorbida por el agujero negro sería estirada al extremo, pero volvería a su tamaño normal cuando exista en una parte diferente del universo.

Todo lo anterior fue propuesto recientemente por científicos del Instituto de Física Corpuscular de Valencia que han propuesto un escenario completamente nuevo que considera la singularidad dentro de los agujeros negros como una imperfección en la estructura geométrica del espacio-tiempo.

Con el fin de poner a prueba su teoría y ver si estaban en lo cierto, los científicos tomaron un enfoque algo raro. Usando estructuras geométricas que recuerdan a una capa de cristal de grafeno que supuestamente coincide con la actividad dentro de los agujeros negros, los investigadores realizaron una serie de pruebas.

Los investigadores se centraron en un tipo de agujero negro que es inmóvil y eléctricamente cargado para su estudio.

«Los agujeros negros son un laboratorio teórico para probar nuevas ideas sobre la gravedad. Así como los cristales tienen imperfecciones en su estructura microscópica, la región central de un agujero negro puede interpretarse como una anomalía en el espacio-tiempo, que requiere nuevos elementos geométricos para poder describirlos más precisamente. Exploramos todas las opciones posibles, tomando como inspiración hechos observados en la naturaleza», dice Gonzalo Olmo, investigador en la Universidad de Valencia.

Los investigadores descubrieron mediante el análisis de nuevas geometrías la existencia de un punto central con una superficie esférica pequeña, que representa un agujero de gusano en el centro de un agujero negro.

Olmo explica: «Nuestra teoría naturalmente resuelve varios problemas en la interpretación de los agujeros negros cargados eléctricamente. En primer lugar, resolvemos el problema de la singularidad, ya que hay una puerta en el centro del agujero negro, a través del cual el espacio y el tiempo pueden continuar.»

Los investigadores encontraron a través de ecuaciones que un agujero de gusano que se encuentra en el centro tendría un tamaño tan pequeño como el núcleo atómico. Sin embargo, aumentaría de tamaño sobre la carga almacenada dentro de un agujero negro particular.

Esto significa que cualquier cosa que pase a través del agujero será estirado hasta el límite, lo que le permitiría entrar en el agujero de gusano. Tras esto, el objeto sería reestructurado y volvería a su tamaño normal.

Si un ser humano sería capaz o no de sobrevivir a este proceso sigue siendo un enigma.

El estudio ha sido publicado en IOP Science.

Los investigadores explicaron que en su teoría, un agujero de gusano aparece de la materia ordinaria y la energía, tal como un campo eléctrico.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0